Compartir
Publicidad

'La Dalia Negra', el De Palma más desganado

'La Dalia Negra', el De Palma más desganado
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre que Brian De Palma estrena película, cinéfilos de todo el mundo acuden en masa a verla. El pobre director ha tenido que vivir siempre a la sombra de Hitchock, no en vano uno de sus ídolos. A veces esa comparación se ha saldado con obras maestras como 'Vestida Para Matar', aún a día de hoy la mejor película de De Palma para un servidor, o ejercicios de estilo tan divertidos como 'Doble Cuerpo'. Otras veces hemos tenido que soportar la mayor de las vergüenzas como en las horrendas 'En Nombre de Caín' o 'Femme Fatale', artificiosos y tramposos productos que se ahogaban en su propia forma. No obstante con títulos como los primero mencionados o 'Carrie' y 'Los Intocables' es un director a tener en cuenta. Su film más celebrado, 'El Precio del Poder', me gusta pero no me apasiona, entre otras cosas porque no resiste la comparación con la grandísima obra maestra de Howard Hawks. Y sería injusto no mencionar un film como 'El Fantasma del Paraíso', una locura de película ciertamente provocadora y que tomaba como referencia la clásica historia del Fantasma de la Ópera.

'La Dalia Negra' la esperaba con cierto interés, el cual fue disminuyendo según iba enterándome de las primeras impresiones. Casi todos coincidían en que la película no era buena y que dejaba bastante que desear. Yo no quería creerlo, hasta que lo comprobé por mí mismo. Y es que la decepción ha sido enorme. Lo que podría haber sido un grandísimo homenaje al cine negro clásico y una revitalización del género se queda en un producto enormemente aburrido y sin lugar a dudas en una de las peores películas de su autor. Pero eso no es todo.

El film basado en la novela de James Ellroy narra la investigación policial que se llevó a cabo en los años 40 cuando el cuerpo de la actriz Elizabeth Short fue descubierto horriblemente mutilado. Fue uno de los crímenes más famosos de la Historia de America. Nunca fue resuelto, aunque la película se olvida de eso y ofrece una posible solución. Eso no es criticable, ni mucho menos, es más, me parece bien el hecho de intentar construir un thriller ficticio a partir de un crimen real.

Lamentablemente la película se pierde en una narración demasiado cansina que alarga en exceso la película, tanto que hay partes incomprensibles. De Palma parece que ha cogido la historia sin las fuerzas necesarias para llevar a buen puerto una más que interesante intriga policial. Elementos no le faltaban para hacerlo: un crimen espantoso, personajes interesantes con varias caras, femmes fatales, historia de amor, etc. Incluso cuando vemos al De Palma más auténtico éste no es capaz de asombrarnos como en otros tiempos lo había hecho. Al respecto me refiero a dos escenas fácilmente señalables como las mejores de la película:

Una es un asesinato en unas escaleras filmado al milímetro donde una vez más el director falsea el tiempo de forma alarmante. Dicha escena, clave en la historia, nos devuelve al mejor De Palma, pero a esas alturas de la narración, no nos coge desprevenidos pues no estamos involucrados ni con la historia ni sentimos empatía por sus personajes. La otra es un enorme travelling en el que entre otras cosas se ve el descubrimiento del cadáver de Elizabeth Short. Dicho travelling recuerda en algunos aspectos al que realizó Orson Welles para su obra maestra 'Sed de Mal' con el que abría el film, evidentemente salvando las distancias. Es un momento de puro y verdadero Cine, pero sólo uno en una película que dura más de dos horas.

La película tiene una extraordinaria dirección artística y fotografía. En ese aspecto el film es impecable, ya que nos traslada directamente a aquellos años en los que la sombra de Hollywood podía verse en todos lados, años de glamour y tipos duros. Sin embargo, el film es enormemente frío, sin apenas atmósfera ni ritmo. Tampoco ayudan las interpretaciones de su más que conocido elenco, el cual se divide entre buenos y malos. No se puede poner al frente del reparto de una película de estas características a un actor tan limitado como Josh Hartnett, y es que el actor está como siempre, o sea, mal. Scarlett Johansson le sigue muy de cerca y ésta ha sido para mí la mayor decepción. La actriz no es capaz de transmitir absolutamente nada, aparte de que su personaje no está bien tratado, y desaparece y aparece a la buena de Dios sin motivo aparente, tal y como le sucede a otros personajes del relato. ninguno de los dos tiene el suficiente carisma, aboslutamente necesario en un film de este estilo.

Menos mal que anda por ahí Aaron Eckhart dotando con algo de profesionalidad al film en el campo interpretativo, a pesar de que su personaje también está algo desdibujado. Y quién se sale por todos lados es Hilary Swank con el mejor personaje de la historia, maravillosamente fascinante y ganándole la partida a la mismísima Scarlett en cuanto a presencia física, ya que despierta en el público mucho más deseo que la rubia de moda. No me extrañaría nada una nominación a actriz secundaria para la Swank. Se la merece. Aunque para mí tiene un defecto como actriz, cuando el personaje es interesante y rico, la actriz está impresionante, pero cuando su personaje es del montón no se esfuerza lo más mínimo, y es que aparte de sus dos merecidos Oscar y este papel, esta actriz ha realizado roles más bien olvidables.

Así pues, una película muy floja, llena de defectos cada dos por tres, con un poco conseguido ambiente noir (únicamente una voz en off como recurso clásico) y poca cosa más. Una enorme decepción y que nos hace dudar del futuro de este señor que vivió tiempos mejores. Ahora está preparando la precuela de 'Los Intocables', o sea, repetición de esquemas una vez más, ¿habrá también escena de escaleras homenajeando a 'El Acorazado Potemkin'? ¿o era plagiando? Supongo que depende de si te gusta o lo odias ¿no?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio