Compartir
Publicidad
Publicidad

'La momia: La tumba del emperador dragón': ¡Qué paren ya!, por favor

'La momia: La tumba del emperador dragón': ¡Qué paren ya!, por favor
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay varias preguntas a hacerse sobre la trilogía de ‘La momia’ protagonizada por Brendan Fraser. Una es por qué alargar tanto el chicle. Otra es por qué están tan seguros los productores de que la repetición del esquema va a dar siempre resultados positivos, ¿Egipto? ¿Amazonas? ¿China? ¿De verdad es creíble introducir en una misma historia una momia, dragones, el yeti, el himalaya, el ojo de shangri-la, la misma shangri-la y la fuente de la eterna juventud en una misma historia sin que uno alucine? Entiendo que Rachel Weisz se saliese del proyecto al leer el guión. Lo que me extraña es por qué Brendan Fraser o Maria Bello han hecho caso a sus agentes formando parte de esta historia.

Si el Hollywood de hoy en día, aquel que tantas películas realiza como falto de ideas se encuentra, piensa que van a enganchar a las nuevas y jóvenes generaciones que ven cine de esta manera, tenemos un problema. Si el entretenimiento se mide con ejemplos como ‘La momia 3’, que aprovecha los JJOO en China para situar la historia allí, el cine de palomitas está herido de muerte. Luego, esperemos que no, recaudará lo suficiente para hacer una cuarta entrega, y entonces qué. Vuelta al despropósito.

jet li the mummy

No hay cosas que mejorar. La cuestión es plantearnos por qué vamos al cine a ver estas películas. Es puro marketing. Un mensaje metido en la cabeza, fruto de un pequeño homenaje en plan comic y serie B que era la primera parte. Se agradecía la voluntad, pero nunca debían haber dejado que pasara al siguiente escalón: las secuelas.

Porque los personajes no evolucionan, porque los efectos especiales por ordenador es el cartón piedra de ahora. Porque de esta guisa se pueden cometer todas las tropelías que comento al principio de la entrada, todo por aumentar el grado de espectacularidad. Y el espectador, ¿qué? ¿Hay alguien que ha pensado en él? Sí, pero como el esquema funciona, la respuesta ya está dada.

Si uno es frío, no tiene por qué salir engañado. Supone que las expectativas no son buenas, pero está Maria Bello, me animo. Nada, desengañate. Es cine para niños, para el verano, para que lo consuman ellos y les acompañen sus padres. Una jugada perfecta, si el niño disfrutase. Los más pequeños claro.

En las zonas de playa abundan los cines de verano. En algunos de ellos, normalmente los grandes núcleos turísticos, traen películas de estreno, todas comerciales. En esos cines abundan los programas dobles, donde tiene cabida esta película. En esos cines es posible llevarse un bocata y comerlo con gusto, mejor de jamón ibérico, que ya puestos a sufrir, daros un homenaje. Y si veis que el sufrimiento es mayúsculo, un bar abierto y una buena dosis de ron para anestesiar el dolor, si éste es elevado. ¿Palomitas? Negaros, sería reconocer su triunfo. No lo merece. Y a todo esto, Rob Cohen, ¿cómo te has metido en semejante pérdida de tiempo? Aunque no sé por qué me sorprendo.

En blogdecine | ‘La momia 3’, siete videos de una intrascendente película
En blogdecine | ‘La momia’, evasión en Egipto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos