‘Los otros’: un hito del cine de terror español que sigue siendo la mejor película de Alejandro Amenábar 20 años después
Críticas

‘Los otros’: un hito del cine de terror español que sigue siendo la mejor película de Alejandro Amenábar 20 años después

Hubo un momento en el que el cine de terror hecho en España estaba de moda. Tras asombrar a Tom Cruise con ‘Abre los ojos’ (1997), Alejando Amenábar hizo una especie de intercambio de producciones, y mientras en Norteamérica Cameron Crowe dirigía al actor en ‘Vanilla Sky’ (2001), él dirigiría a su entonces esposa, Nicole Kidman, en una película de fantasmas clásica que llevaba por nombre ‘Los Otros’ (2001). Este Agosto cumple 20 años y hoy se emite en la 2 de Televisión Española.

Cuenta la leyenda que Amenábar lloró viendo ‘El Sexto Sentido’ (1999) porque su guion llevaba escrito más de dos años antes de esta, pero aunque lo ha desmentido en entrevistas, sí que reconoció que fue un poco descorazonador encontrase con el final de aquella en plena preproducción de su película de fantasmas. Aunque el éxito de una ayudó al nacimiento de la otra, en realidad el factor determinante tiene un germen hispano que no dependía tan matemáticamente de los éxitos internacionales como ahora se asume.

No tan dependiente de 'El sexto sentido'

Para empezar porque la propia ‘abre los ojos’ sorprendió a propios y a extraños con su giro final, por lo que “el chico de los twist” podría haber sido Amenábar y no M. Night Shyamalan y por otra parte, porque el cine de terror de fantasmas se estaba haciendo fuerte en la península. Solo unos meses antes se había estrenadoEl espinazo del diablo’, la fábula de fantasmas de Guillermo del Toro, y si aquella tenía como trasfondo la guerra española, en esta el marco era la Segunda Guerra Mundial.

A muchos también se le olvida que solo un par de años antes, España produjo una versión deOtra vuelta de tuerca’ llamada ‘El celo’ (1999), que también tenía un reparto de prestigio internacional (Lauren Bacall, Sadie Frost, Harvey Keitel…) que se sumaba a la adaptación de Eloy de la Iglesia de los 80. La fuente principal de inspiración para ‘Los otros’ es también la novela de Henry James, sobre una institutriz en una gran mansión que cuida a dos niños que cree que están poseídos, que Amenábar trasladaba según la visión de Jack Clayton en ‘¡Supense!’ (The Innocents, 1961).

69

También en esa época se estrenaba una nueva versión de ‘The Haunting’ (1999), un pésimo remake del thriller psicológico sobrenatural de Robert Wise que Amenábar parece querer corregir con una vuelta a los mecanismos de terror y la atmósfera del cine más clásico, con un uso casi inexistente del cgi y un gran cuidado por los detalles, como el peinado impecablemente esculpido de Nicole Kidman, con ecos al de Deborah Kerr en la visión de Clayton. Puede que el único problema de ‘Los Otros’ es que jugaba tanto a la imitación que había algo de artificial en el resultado.

El camino del cine gótico más elegante

En su trama, Grace (Kidman) no tiene noticias sobre su esposo Charles, quien no ha regresado de la guerra, y su ansiedad se apodera de sus hijos, Anne (Alakina Mann) y Nicholas (James Bentley), quienes parecen asustados de ella. Cuando un trío de sirvientes aparece inesperadamente para ayudar a administrar la propiedad y cuidar a los niños, Grace le dice a su líder, la Sra. Mills (Fionnula Flanagan) que se quedaron sin electricidad durante la guerra y que nunca se molestaron en restaurarla. Los niños tienen sensibilidad a la luz, por lo que las velas y linternas les conviene.

Este detalle de la trama genera un estado de oscuridad permanente en la finca, sin importar la hora real del día. La luz del sol no parece penetrar pero Grace se preocupa de que todas las cortinas permanezcan corridas sobre las ventanas y, para mayor protección, que las 50 puertas de la casa permanezcan cerradas y bloqueadas. Hay una atmósfera fúnebre y decadente que casi no necesita de sustos para crear una inquietud constante, dejando a placer un lienzo en blanco para los sonidos de tablas del piso que crujen, puertas que se abren lentamente, sombras iluminadas por lámparas y ecos de los gemidos de los espectros.

Others5

El éxito de la película aun persigue a un Amenábar que nunca ha llegado a volar más alto, pese a que los premios se los llevara su biopic de Ramón Sampedro. Tras generar una corriente de cine español con una mirada a lo sobrenatural única, con títulos como ‘Nos miran’ (2002), ‘No-Do’(2009) y sobre todo ‘El orfanato’ (2007), el verdadero legado de ‘Los Otros’ es demostrar que los modos de la vieja escuela pueden funcionar en cualquier época, por eso no pasan los años por ella y su lección se sigue viendo en obras de horror donde la elegancia se impone, con resultados arrolladores como ‘La maldición de Hill House’ (2018) de Mike Flanagan.

También puedes ver 'los otros' en cualquier momento en Flixolé.

Temas
Inicio