Compartir
Publicidad

'Prisioneros', la desesperación de un padre

'Prisioneros', la desesperación de un padre
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hubiera que nombrar a uno de los cineastas clave del 61º Festival de Cine de San Sebastián, ese sería, sin duda, el director canadiense Denis Villeneuve que presentó ni más ni menos que dos películas en la Sección Oficial del festival —son sus dos primeras incursiones en Hollywood— la interesantísima 'Enemy' y la que nos ocupa, 'Prisioneros', que se vio fuera de concurso y con motivo del Premio Donostia a Hugh Jackman. Ambas cintas muy diferentes, una más personal que la otra, pero igual de destacables y que sitúan a Villeneuve como uno de los directores a los que no perderles la pista. 'Prisioneros' es la más convencional de ambas cintas, pero aún así, termina resultando un elegantísimo y cuidado thriller sobre los límites que es capaz de cruzar el ser humano para defender a los suyos. En la cinta de Villeneuve conocemos a Keller Dover (Hugh Jackman), cuya hija de 6 años ha desaparecido junto a su amiga Joy. La mejor pista es una caravana desvencija que había estado aparcada en su calle y el detective Loki (Jake Gyllenhaal), al mando de la investigación detiene a su conductor (Paul Dano) para dejarlo poco después en libertad por falta de pruebas. Mientras la policía continúa la investigación y aumenta el pánico consicentes del peligro que corren la vida de las niñas, un desesperado Dover decide tomar las riendas del asunto. Pero, ¿hasta dónde estará dispuesto a llegar este padre desesperado para proteger a su familia?

hugh jackman jake gyllenhaal

'Prisioneros', la desesperación de un padre

A primera vista, 'Prisioneros' puede parecer una película más sobre el rapto de niños, una temática muy común en las películas de media tarde de Antena 3, pero lo cierto es que la desaparición de dos niñas no en la nueva cinta del canadiense no es más que una excusa para adentrarse en una parte del ser humano: sus extremos y de lo que somos capaces de hacer por proteger y defender a los nuestros. Y lo hace de una forma tremendamente directa, efectiva y que a menudo puede llegar a causar escalofrios. Denis Villeneuve nos muestra sin tapujos la transformación de un parde tranquilo y cariñoso en un animal sin escrúpulos capaz de todo por encontrar a su hija.

Resulta casi impensable que una película con casi tres horas de metraje matenga el ritmo y la tensión sin aburrir gracias a un ritmo constante y coherente, sin altibajos y con un guión lleno de giros y piruetas que quedan muy lejos de ser previsibles. Y todo ello mostrando un estilo clásico, muy potente y muy duro que enfatiza todavía más la desesperación de ese padre que busca a su hija desesperadamente y que hasta en alguna ocasión, consigue justificar sus terribles actos. 'Prisioneros' es un thriller que lleva el significado de la palabra a otro nivel y que analiza la desesperación en diferentes niveles gracias a su estilo directo, sin tapujos ni trampas y su portentosa propuesta visual.

Jackman y Gyllenhaal, fuerza interpretativa

paul dano
Sin duda, una de las grandes bazas de la primera gran incursión de Villeneuve en el cine de Hollywood es un reparto, encabezado por un Hugh Jackman que si en algo nos recuerda a su mítico Lobezno es en la fuerza que transmite a esa transformación de padre tierno a padre desesperado y hasta monstruoso. Para darle la réplica, el personaje del policía involucrado en la investigación nos topamos con un impecable Jake Gyllenhaal, que termina convirtiéndose en la gran sorpresa de la película —otro de sus mejores papeles lo hace en 'Enemy', la otra incursión hollywoodiense de Villeneuve...¡qué siga esta colaboración!—. De aspecto y comportamiento rudo, el policía de Gyllenhaal muestra la vulnerabilidad de su personaje a través de un casi imperceptible tic que nos deja con ganas de saber más sobre el personaje. Junto a ellos, el siempre impactante Paul Dano, escalofriante y vulnerable como primer sospechoso del secuestro y Maria Bello, como madre destrozada por la desaparición de su hija.

Confieso que yo no soy muy de thriller y que seguramente, no habría estado entre mis preferencias para ir al cine, pero lo cierto es que 'Prisioneros' terminará conviertiéndose en una de esas películas que se analizarán para estudiar las bases del género. ¡Bravo, señor Villeneuve, bravo! Y si esta os gusta, yo de vosotros me apuntaría su otra película —aún pendiente de estreno—, 'Enemy', una marcianada de lo más sugerente y que, personalmente, es muchísimo más interesante que esta —¡y ya es decir!.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio