Compartir
Publicidad
'Rescate en el Mar Rojo': la película de Netflix con Chris Evans ofrece mejores intenciones que resultados
Críticas

'Rescate en el Mar Rojo': la película de Netflix con Chris Evans ofrece mejores intenciones que resultados

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

La carrera de Chris Evans durante esta década ha estado marcada por el personaje del Capitán América. Lo interpretó por primera vez en 2011 y se despidió del mismo en 2019 con ‘Vengadores: Endgame’. Un hito para la carrera de cualquiera pero que también te deja muy poco tiempo para otros proyectos, aunque Evans aprovechó las pausas entre proyectos de Marvel para, entre otros títulos, liderar la estupenda ‘Rompenieves’ y dar el salto a la dirección con ‘Antes de que te vayas’.

Ahora el actor se enfrenta al reto de una carrera alejada del cine de superhéroes que tanto disparó su popularidad. Este mismo año estrena dos películas en las ha de probar si mantiene el interés del público alejado de Marvel. Una de ellas es ‘Knives Out’, el muy esperado nuevo trabajo tras las cámaras de Rian Johnson tras su experiencia en el universo Star Wars, pero la que nos ha llegado antes es ‘Rescate en el Mar Rojo’, una cinta inspirada en hechos reales para Netflix con mejores intenciones que resultados.

Un buen arranque

Escena Rescate Mar Rojo

Detrás de ‘Rescate en el Mar Rojo’ tenemos al televisivo Gideon Raff, creador de la serie israelí en la que se basó ‘Homeland’ y que no abordaba un proyecto cinematográfico desde que escribiera y dirigiese ‘Train’ en 2008. Mucho tiempo acostumbrado a tener unos márgenes diferentes para desarrollar tanto a los personajes como la historia que es lo varios problemas que se perciben en la cinta que nos ocupa.

Eso sí, el arranque es bastante funcional estableciendo la amenaza a la que se enfrenta un grupo de refugiados y la particular solución que plantean las fuerzas israelíes para sacarlos con vida de Sudán. Ahí podríamos decir que ‘Rescate en el Mar Rojo’ es un relato ágil que te deja con curiosidad por ver cómo evoluciona todo.

Hasta cierto punto podríamos hablar de la energía propia de un buen piloto televisivo para presentar la situación, ir asentando a su protagonista -muy efectivo al respecto es la secuencia en la que convence a alguien de unirse a la causa cuando de entrada se oponía totalmente a hacerlo- y dar algunas pinceladas del resto de personajes que le acompañan.

Un desarrollo mejorable

Escena Rescate En Mar Rojo

El problema que Raff no cuenta con varios episodios para matizar y expandir todos los ingredientes que maneja y acaba optando por un guion más esquemático en todos los aspectos, tanto en personajes, donde solamente existe el blanco o el negro para definir sus motivaciones, como en situaciones, siendo incapaz de transmitir la sensación de peligro y urgencia para que uno se meta más en la película y sienta como un triunfo cada vez que los protagonistas sacan a alguien con vida del país.

En cierta medida eso se debe a centrar todo quizá demasiado alrededor del personaje de Evans. La presencia la tiene y también el saber estar para manejar situaciones comprometidas, pero no se nota una diferenciación lo suficientemente grande respecto a su forma de abordar a Steve Rogers. No digo que sea una réplica, pero sí que el personaje necesitaba algo más distinto para poder encontrar su voz. Y lo más llamativo es que pese a ello, Evans es de lo mejor de la película.

Imagen Rescate Mar Rojo

Eso resulta especialmente evidente en las escenas que comparte con Michael Kenneth Williams, el inolvidable Omar de ‘The Wire’, ya que él sí transmite esa angustia vital, esa necesidad de salir adelante, en lugar de ser otra misión más. Muy importante, pero otra más. Incluso hay un momento en el que eso se explicita a través de los diálogos por si quedaba alguna duda, por lo que resulta intencionado por parte de Raff pero no termina de aportar nada que lo justifique más allá de cierta ligereza en su tramo central para que el espectador pueda digerirlo todo con mayor comodidad.

De hecho, es ese tramo central donde el interés de ‘Rescate en el Mar Rojo’ cae en picado. Se confía demasiado en la fuerza de escenas concretar sin haber cocinado previamente los ingredientes para poder conseguir el impacto buscado. Algo se compensa eso en un tramo final donde los acontecimientos se precipitan y sí se transmite esa sensación de urgencia a la que aludía antes. De profundizar más en los aspectos morales de la misión y la situación de Sudán entonces no esperéis demasiado, eso sí.

En definitiva, ‘Rescate en el mar rojo’ es una discreta adición al catálogo de Netflix, una película que no termina de sacar todo el partido a la potente historia real que adapta. Una lástima, ya que su primer acto sí funciona bien pero luego no desarrolla de forma satisfactoria lo que propone.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio