Compartir
Publicidad
'Venom': un bochornoso desastre que tira a la basura todo el potencial de su material original
Críticas

'Venom': un bochornoso desastre que tira a la basura todo el potencial de su material original

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Dentro de la rica y variada amalgama de personajes, ya sean, héroes, villanos o antihéroes —como es el que nos ocupa en este caso— del vasto universo que rodea a Spider-Man, Venom es, probablemente, uno de los más querido por el fandom marvelita. Es por eso que, desde que David S. Goyer anunciase en un ya lejano 1997 la intención de llevar al simbionte a la gran pantalla, el entusiasmo, y el miedo a un estrepitoso fracaso, han estado a la orden del día.

Finalmente, tras una buena ristra de rumores, cancelaciones y reactivaciones del proyecto, 'Venom' terminó cayendo en manos de un Ruben Fleischer que prometió desde el primer momento una historia adulta, fiel al espíritu del personaje y con una calificación por edades para mayores de dieciocho años. Pero estas promesas terminaron cayendo en saco roto, derivando la producción en un producto suavizado para el público adolescente del que ha renegado incluso su estrella protagonista.

Bajo este panorama, tan sólo quedaba una pregunta por hacerse: ¿Es 'Venom' el nuevo gran fiasco del cine de superhéroes? La respuesta, tristemente, no puede ser otra que un rotundo; revelándose lo nuevo de Fleischer como uno de los peores largometrajes de entre sus congéneres desde la terrible '4 Fantásticos' de Josh Trank. Un deshonroso e incomprensible logro, especialmente si tenemos en cuenta las grandísimas películas del subgénero que estamos viendo últimamente y que están sirviendo de faro a muchos de los cineastas que intentan abordarlo.

De este modo, 'Venom' entra a jugar en la infame liga de cintas como la 'Catwoman' de Pitof, la 'Hulk' de Ang Lee o la 'Daredevil' de Mark Steven Johnson; ejemplos de historias de origen que, como muchas otras, comparten gran parte de sus flaquezas con esta adaptación a la gran pantalla del eterno personaje de David Michelinie y Todd McFarlane, como pueden ser unas primeras mitades repletas de sobreexposición y lugares comunes que aburrirán a los más curtidos en la materia.

Venom Movie 2018 W7727

Pero más allá de estos deslices, perdonables después de todo por no ser excesivamente graves, 'Venom' alcanza unos niveles de bochorno realmente inesperados por culpa de su mayor lacra: un tono desquiciado, inconsistente y ridículo que parece adolecer de la misma bipolaridad que Eddie Brock, el protagónico del filme, una vez le posee el simbionte.

Esta incontinencia tonal, que circula entre la oscuridad que se esperaba originalmente del largo, y una comedia esperpéntica y sin trazas de una mínima inteligencia, se ve reflejada en un reparto en el que los secundarios parecen estar protagonizando una película radicalmente opuesta a la que encabeza un Tom Hardy fuera de lugar, completamente descontrolado en el peor papel de su carrera, y que llega a recordar al Jim Carrey más excéntrico de finales de los noventa.

Venom Eddie Brock Tom Hardy Movie W7728

En lo que respecta a su narrativa, salpimentada por unas secuencias de acción que reafirman la solvencia de Fleischer en este tipo de producciones, 'Venom' condensa en unos insuficientes 110 minutos de metraje un relato lleno de incongruencias, no pocas licencias y un ritmo excesivamente acelerado que transmite la sensación de estar ante un producto inconcluso, con un precipitado climax que podría catalogarse como un coitus interruptus.

Aunque el desastre se veía venir desde que su campaña promocional empezó a filtrar sus primeros avances, 'Venom' no deja de ser una grandísima decepción. Y es que el último batacazo superheróico de Sony no sólo tenía un material original perfecto para ofrecer una cinta diferente y llena de personalidad, sino que deja entrever entre su triste mediocridad que sus responsables eran conscientes de un tremendo potencial que, vayan ustedes a saber por qué, han tirado a la basura.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio