Compartir
Publicidad

'Un príncipe para tres princesas', el cuento se multiplica

'Un príncipe para tres princesas', el cuento se multiplica
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuatro nos tiene acostumbrados a unos dating muy particulares que ya han creado una marca propia, totalmente reconocible. 'Granjero busca esposa', '¿Quién quiere casarse con mi hijo' o 'Adán y Eva' son algunos ejemplos. Este año, la cadena de Mediaset arranca curso con varios formatos nuevos: 'El Xef', 'Mejor llama a Pilar' y, desde luego, 'Un príncipe para tres princesas', la redimensión de su clásico 'Un príncipe para...'.

El hecho de que se haya elegido a tres chicas en lugar de una parece responder a una simple cuestión de interés. La diversión se multiplica por tres y las chicas pasan a ser auténticas protagonistas. Si en las anteriores ediciones, las princesas eran como un ideal femenino estético que no era puesto en duda en ningún momento, ahora, las tres personalidades dispares esperan darnos mucho juego.

Ya sabemos cómo va esto

Porque, no lo hemos dudado en ningún momento, los perfiles de pretendientes más atractivos para cada una de ellas deben de haberse colocado entre las filas de los han de conquistar a una de sus compañeras. Esto dará pie a conflictos y polémicas entre las chicas y, por supuesto, giros inesperados que, en este tipo de programas, son altamente deseables.

Por supuesto, no podemos pasar por alto el trabajo de casting que se realiza a la hora de seleccionar también a los conquistadores. Con un cambio respecto a otras ediciones, en las que los jóvenes se agrupaban en "guapos", "simpáticos", "freaks"... esste año, van todos por libre, quizá porque con esas personalidades tan dispares, es imposible identificarlos en un ámbito en concreto. Tenemos un poco de todo, pero de ese todo tan particular que tienen estos espacios.

Para terminar, hablaremos del montaje, uno de los ingredientes que han conseguido que este formato sea tremendamente seguido en nuestra televisión. Las últimas ediciones pecaron de sobrecargadas en este sentido. Lo interesante es que la gracia natural de los individuos sea suficiente para conquistar (al espectador) y el montaje sólo debe realzar sus cualidades, nunca pasar por encima. Con este 'Un príncipe para tres princesas', parece que se está suavizando esta tendencia.

En ¡Vaya Tele! | 'Un príncipe para Corina', la divertida y manipulada versión del cuento

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio