Publicidad

Diccionario teléfilo: La cuarta pared

18 comentarios

Publicidad

Publicidad

El término del que vamos a hablar hoy no es exclusivo de la televisión sino que, en realidad. viene heredado desde el teatro. Allí, la cuarta pared hace referencia a la “separación” invisible entre el público y los actores en el escenario. Es una convención que supone que estamos viendo la obra a través de una “pared” transparente (e inexistente) que impide la interacción entre espectadores y actores. En la televisión, esa cuarta pared es realmente una barrera física porque, evidentemente, la pantalla no se puede atravesar. Sin embargo, del mismo modo que, a veces, en el teatro se rompe la cuarta pared cuando los actores se dirigen directamente al público, en la televisión también ocurre cuando alguien habla a la cámara dirigiéndose a los espectadores.

Hay muchos modos de hacer esto, unos más sutiles que otros y algunos más metanarrativos y autoconscientes que otros, pero vamos a quedarnos con los más claros, como el del vídeo de arriba. ‘30 Rock’ es una de las reinas de la rotura de la cuarta pared actualmente en las parrillas, sobre todo cuando hace esos product placement que, de tan descarados, se convierten en otro chiste. La semana pasada volvieron a repetirlo, pero esta vez fue Jenna la que, después de decir que los únicos premios que importan son los People’s Choice Awards porque votan los fans, mira directamente a cámara como animándonos a votar por la serie.

En muchas sitcom se tira de este recurso porque siempre deja buenos gags, a veces totalmente inesperados. Las series con un alto nivel de metarreferencias, como ‘Community’, suelen romper la cuarta pared de forma más o menos velada, y otras que se graban con público en directo tampoco pierden la oportunidad. ‘El príncipe de Bel Air’ lo hizo en varias ocasiones, aludiendo a veces al hecho de que todo era un decorado o, por ejemplo, haciendo que Will le mienta por teléfono a Carlton y, de golpe, se vuelva hacia la cámara y diga “yo no lo veo. Vosotros, sí. ¿Se lo está creyendo?”. Es un viejo truco para implicar al espectador y hacerlo partícipe de esa comunidad de seguidores de la serie. O también puede ser un recurso narrativo, como los monólogos a cámara del protagonista de ‘Malcolm’.

De todos modos, el caso más claro de rotura de la cuarta pared que yo recuerdo es de un capítulo de la segunda temporada de ‘Doctor en Alaska’, en el que Maurice y un ruso que visita mucho el pueblo deciden batirse en un duelo con pistolas para dirimir sus diferencias. Fleischmann intenta convencer por todos los medios a los que van al duelo para que lo eviten, sin éxito, hasta que al final, desesperado, rompe su personaje y dice que no pueden seguir adelante porque están actuando para una audiencia muy sofisticada que no se cree que de verdad Maurice vaya a morir en un duelo. A lo que todos los personajes empiezan a mirar a cámara y terminan decidiendo que es mejor cancelarlo.

En ¡Vaya Tele! Diccionario Teléfilo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios