"Una buena película se encontrará a sí misma". Ridley Scott lamenta el batacazo en taquilla de 'El último duelo' y cree que el tiempo la pondrá en su lugar como pasó con Blade Runner

"Una buena película se encontrará a sí misma". Ridley Scott lamenta el batacazo en taquilla de 'El último duelo' y cree que el tiempo la pondrá en su lugar como pasó con Blade Runner
37 comentarios

Que 'El último duelo' es una de las mejores películas del año no debería sorprender a nadie a estas alturas. La tónica general de las críticas y comentarios sobre lo último de Ridley Scott está siendo muy positiva —de hecho, nuestro compañero Mikel la ha recomendado fervientemente en su crítica—; pero esto, lamentablemente, no tiene por qué haberse traducido en el éxito de taquilla que, tal vez, merezca este drama de época.

Monumental batacazo

Si echamos un ojo a los datos de su recaudación internacional, no sería descabellado hablar de "batacazo". En España cayó más del 50% en su segundo fin de semana —pasando de los 0,60 millones de su estreno a unos discretísimos 0,29 millones de euros—, y en todo el mundo sólo ha logrado superar levemente los 26 millones de dólares desde su puesta de largo el 14 de octubre.

Como es lógico, estas cifras han caído como un jarro de agua fría al señor Scott, que ha comentado su decepción hablando con el medio The New York Times sin, por supuesto, sacar pecho y sugerir que el paso del tiempo pondrá a 'El último duelo' en su lugar, tal y como ocurrió con 'Blade Runner'. ¿Palabras mayores?

"Fue tremendamente decepcionante. Lo peor es cuando crees que lo has conseguido, pero no. ¡Creí que lo había conseguido con 'Blade Runner', y no! Me crucificó una gran crítica de la época llamada Pauline Kael. Por esto nunca leo críticas, jamás. Tienes que tomar tus propias decisiones. Si te preocupas de lo que está pensando el púbico y de lo que puede querer, es fatídico. Una buena película se encontrará a sí misma, y ahora 'Blade Runner' está en la Librería del Congreso".

Hace un par de días, el cineasta volvió a cargar contra un cine de superhéroes al que calificó de "aburrido de cojones", pero que continúa reventando las taquillas de medio mundo, con mayor o menor autoridad, estreno tras estreno. Da para reflexionar.

Temas
Inicio