Compartir
Publicidad

El director de 'La momia' recuerda su "dolorosa" experiencia: "No fue lo que quería que fuera"

El director de 'La momia' recuerda su "dolorosa" experiencia: "No fue lo que quería que fuera"
50 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras defender su reboot de 'La momia' ante las malas críticas alegando que hicieron la película "para el público", Alex Kurtzman reconoce ahora que no quedó satisfecho con el resultado. Un año y medio después del estreno, el director califica incluso de "doloroso" el proceso de realizar esta superproducción que pretendía ser el inicio de una franquicia.

Como recordarás, Universal anunció el ambicioso 'Dark Universe' antes de estrenar la primera película. Además de Sofia Boutella (la Momia), Tom Cruise (¿el momio?) y Russell Crowe (Dr. Jekyll/Sr. Hyde) tenían atados a Javier Bardem (el monstruo de Frankenstein) y Johnny Depp (el Hombre Invisible). A ellos iban a sumarse otras estrellas como Angelina Jolie o Dwayne Johnson. Pero empezaron a construir la casa por el tejado, y todo se les vino abajo muy pronto...

Universal confió en Kurtzman y Chris Morgan (guionista de la saga 'Fast and Furious') para crear una espectacular saga de monstruos adaptados al público moderno. Sobre el papel, una estupenda idea; la realidad fue que no estuvieron acertados eligiendo a los arquitectos. Tras comprobar que 'La momia' no sólo estaba recibiendo palos de la crítica sino que tampoco estaba entusiasmando al público, Universal echó a Kurtzman y Morgan del Dark Universe.

Alex Kurtzman, Sofia Boutella, Tom Cruise, Annabelle Wallis y Russell Crowe en la premiere

Con 80 millones de dólares recaudados en EE.UU. (409M$ globalmente), y un presupuesto estimado de 125 millones (más los costes en publicidad), cabe discutir si 'La momia' fue un auténtico fracaso. Lo cierto es que Universal pisó el freno y canceló el rodaje de la nueva versión de 'La novia de Frankenstein' que iba a dirigir Bill Condon. Ante este panorama, y pasado ya un tiempo prudencial, Alex Kurtzman recuerda la experiencia y afirma que ha aprendido la lección:

"La Momia no fue lo que yo quería que fuera. Ya no estoy involucrado en eso y no tengo ni idea de lo que está pasando. Ahora echo la vista atrás y lo que entonces sentí como doloroso acabó siendo una increíble bendición para mí. Aprendí que necesito seguir mi instinto, y cuando no pueda hacerlo totalmente, no creo que vaya a funcionar.

Esas películas son hermosas porque los monstruos son personajes rotos, y nos vemos reflejados en ellos. Espero que esas sean las películas que hagan; quiero verlas."

No habría estado mal que pidiera perdón por decir previamente que había hecho una película para el público, no para los críticos. O disculparse ante los espectadores que quedaron decepcionados, los que pagaron la entrada esperando encontrar algo como la anterior versión de 'La Momia', convertida al parecer en una aventura insuperable para el moderno Hollywood. Sólo queda esperar que efectivamente, tanto Kurtzman como Universal hayan aprendido algo y no se repita el desastre.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio