'Dune' no fue la película que confirmó a Denis Villeneuve como maestro de la ciencia ficción: esta asombrosa secuela de un clásico hizo despegar a Ana de Armas en Hollywood
Directores y guionistas

'Dune' no fue la película que confirmó a Denis Villeneuve como maestro de la ciencia ficción: esta asombrosa secuela de un clásico hizo despegar a Ana de Armas en Hollywood

Entre los múltiples proyectos cinematográficos que esperar con ilusión este 2023, el regreso a Arrakis puede estar entre los más destacados. Denis Villeneuve tiene ante sí un reto importante con la segunda parte de 'Dune', aunque hacer la primera ya era un desafío importante que ya destrozó a gente como David Lynch o Alejandro Jodorowsky. Que le haya salido bien es signo de que es un maestro moderno de la ciencia ficción.

No obstante, la confirmación definitiva llegó antes. Sus primeros intentos ya mostraron grandes maneras, desde el intrincado laberinto psicológico de 'Enemy' hasta la plenitud emocional de 'La llegada'. La confirmación para el canadiense llegó, eso sí, con un reto tan imposible como el de adaptar a Frank Herbert y del que salió aún más triunfante. Esa es 'Blade Runner 2049'.

La caza continúa

¿Cómo haces una secuela a una obra maestra del género como es la peli de Ridley Scott? En contra de lo que muchos agoreros esperaban, Villeneuve era una elección ideal gracias a su solemnidad narrativa, una habilidad para indagar en mundos rotos y estados mentales confusos y un cuidadísimo estilo visual. La clave principal es cómo logra explorar conceptos y mundos de fantasía con toda la seriedad del mundo sin que resulte parodiable.

La secuela se sitúa unos treinta años después de los eventos de la película original, con una nueva empresa tecnológica con su respectivo gurú alzándose en la sociedad con una nueva raza de replicantes y la misma necesidad de cazar a los anteriores modelos. Ahí entra el personaje de Ryan Gosling, un replicante confirmado (el de Harrison Ford va variando según la versión de la original que decidas ver) y ejemplar en su labor.

Un nuevo caso puede trastocar todos los cimientos posibles, tanto los de una sociedad que ha tratado por todos los medios evitar pensar en los androides como iguales a los humanos hasta los recuerdos de nuestro nuevo Blade Runner, que puede descubrir nuevos aspectos de su pasado que pueden cambiar su futuro. Empezará así una increíble odisea acompañado de su IA de referencia, que toma el aspecto de Ana de Armas.

'Blade Runner 2049': músculo cyberpunk y noir

Manteniendo ese músculo cyberpunk y ese regusto neo-noir que ya distinguía a la original, Villeneuve encuentra la manera de encajar estos mundos en su propia personalidad cinemática. La desolación al contemplar un mundo derruido a pesar de estar más avanzado tecnológicamente que nunca (un espíritu muy compartido entre las distopías y el cine negro) se junta con una fascinante exploración de la identidad, tan sugerente como las cuestiones existenciales sobre la esencia del ser humano que ya tenía la original.

El director encuentra la manera de extender esas ideas originales, incorporando otras sobre el Yo y la fiabilidad de los recuerdos, que sirven también para subvertir la figura del héroe (o antihéroe) convencional que parece representar Gosling en un inicio. Villeneuve nos mete en este impresionante viaje a través de todas las herramientas cinemáticas posibles, como diseños extraordinarios, efectos especiales hermosos, uno de los mejores trabajos de fotografía de un titán como Roger Deakins o un sentido de la acción crudo y realista a pesar de lo futurista.

Por eso mismo es una de las mejores películas que hemos podido ver en la última década. Solventa todos los retos posibles y logra erigirse como obra maestra por méritos propios. Ya sea en Netflix, en HBO Max o incluso en Lionsgate+, es una obra que merece mucho la pena descubrir y redescubrir, ya que es una obra que no deja de relucir matices y detalles en cada ocasión que la ves. Es imprescindible.

En Espinof | Las mejores películas de ciencia ficción de la historia

Temas
Inicio