Enfoque profundo con lentes partidas: una poderosa técnica visual explotada por maestros como De Palma, Spielberg o Ford
Directores y guionistas

Enfoque profundo con lentes partidas: una poderosa técnica visual explotada por maestros como De Palma, Spielberg o Ford

Hace un par de días, sin haberlo planeado, caí una vez más en las redes de la excepcional 'Misión: Imposible' de Brian De Palma durante una emisión en un canal de televisión. Sin darme cuenta, volví a ser absorbido por su impecable gestión del suspense, por los retorcidos giros de su trama y, especialmente, por una narrativa y un estilo marca de la casa reforzado por la impecable labor del director de fotografía Stephen H. Burum.

Dentro de la infinidad de recursos empleados por el director estadounidense, uno de los más efectivos y poderosos en términos visuales continúa siendo el del enfoque profundo —o deep focus— utilizando lentes partidas —o split diopter—. Una técnica casi centenaria que debutó de la mano de John Ford en 1940, que alcanzó su pico de popularidad en las décadas de los 70 y 80 y que, pese a haber caído en desuso, continúa dándonos agradables sorpresas.

Por si no tenéis muy claro en qué consiste esto del enfoque profundo, qué es y cómo funciona una lente partida, y para qué se usa —o si tan sólo queréis deleitaros con un algunos planos impecables rodados con esta técnica—, he preparado este vídeo en el que repaso la historia, usos y peculiaridades de uno de los sellos de autor de De Palma, también presente en filmografías de cineastas tan variopintos como Robert Wise, Quentin Tarantino, Steven Spielberg o Clint Eastwood.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio