"Me odio mucho a mí mismo": el director de 'Morbius' comparte su secreto para digerir las malas críticas hacia sus películas

"Me odio mucho a mí mismo": el director de 'Morbius' comparte su secreto para digerir las malas críticas hacia sus películas
19 comentarios

A pesar de haber funcionado en taquilla tan bien como se esperaba —a día de hoy ya ha superado los 86 millones de dólares en todo el mundo—, 'Morbius' está recibiendo unos palos considerables por parte de la crítica y del público que ha acudido a verla al cine. De hecho, además de las reseñas negativas que la sitúan con un 16% en RottenTomatoes, en CinemaScore obtuvo un C+, convirtiéndose en la segunda peor puntuación para una película de Marvel, por detrás de 'Cuatro Fantásticos' de 2015.

Conócete Ódiate a ti mismo

Por supuesto, esta situación no es plato de buen gusto para ningún director, y el caso de Daniel Espinosa no iba a ser una excepción. Por suerte, el máximo responsable de 'Morbius' y de la estimable 'Life', tiene un as en la manga para digerir las malas opiniones sobre sus obras que ha compartido con el medio Insider tras recordar algo que le ocurrió tras el lanzamiento de su ópera prima 'Babylon Disease'.

"Recuerdo volver a casa un día en el metro, había tomado unas copas así que iba un poco borracho. Alguien me dio un codazo en el metro y dijo, 'Te tengo que explicar lo que está mal en la segunda escena de tu película', y yo estaba en plan 'Bueno, VALE'. A lo que me refiero con esto es a que es extraño hacer algo con tanta exposición".

¿Dónde radica, pues, la clave para minimizar los efectos de las críticas negativas ajenas? Ser especialmente duro con uno mismo, pero siempre dejando un espacio para las miradas optimistas.

"Mira, me odio mucho a mí mismo, así que soy muy crítico con mi propio trabajo. Siempre estoy intentando centrarme en mejorar. Pero también estoy orgulloso de lo que hago. Hay partes en todas mis películas de las que estoy muy orgulloso".

En otro orden de cosas, Espinosa también ha comentado su punto de vista sobre estrenar un filme ubicado en medio de una maraña industrial como es la del MCU; saturado de proyectos, anuncios y lanzamientos.

"Para mí, no importa. Al final del día, la película es la película. Cuando pasen los años, nadie se acordará de cuándo se estrenó, sólo de que existe".

Temas
Inicio