"Todo el mundo se quedó estupefacto": cómo el realismo de 'Salvar al soldado Ryan' dio lugar a una línea de ayuda a veteranos traumatizados por la película de Steven Spielberg

"Todo el mundo se quedó estupefacto": cómo el realismo de 'Salvar al soldado Ryan' dio lugar a una línea de ayuda a veteranos traumatizados por la película de Steven Spielberg
5 comentarios

Decir que 'Salvar al soldado Ryan' es una de las grandes obras maestras del prolífico género bélico no es ningún exabrupto sin fundamento. Del mismo, no es descabellado afirmar que su extraordinaria secuencia ambientada en el desembarco de Normandía logró eclipsar al resto de sus brillantes 170 minutos de metraje con uno de los ejercicios de cámara y montaje más viscerales de la historia del séptimo arte —de hecho, mucha gente cree que es la secuencia de apertura—.

La puesta en escena de Steven Spielberg, sumada a la labor de Janusz Kaminski, cuya fotografía destacó por el uso del bleach bypass —un proceso fotoquímico que genera imágenes con baja saturación y latitud, alto contraste y grano— y el stacatto —cuyo juego con el obturador elimina el blur de la imagen y aporta nervio y realismo—, dieron forma a un pasaje tan espectacular como pesadillesco.

Visceral y evocadora

Pero las sensaciones transmitidas por la versión del Día D del Rey midas de Hollywood no sólo afectaron al público sin experiencia en el campo de batalla; también afectó con especial intensidad a los supervivientes de uno de los choques más determinantes de la II Guerra Mundial. El veterano John Raaen, que salió con vida de la playa de Omaha, rememoró en la revista Time el visionado del filme.

"Todo el mundo se quedó estupefacto. Yo también. Tampoco iba a hablar con nadie. Simplemente trajo tantísimos recuerdos que tu mente revivía todas las cosas por las que pasaste".

Fue tal el shock generado por 'Salvar al soldado Ryan' que, según recogió el medio AP News, el Department of Veteran Affairs del gobierno estadounidense, puso en marcha una línea telefónica de ayuda para veteranos o familiares que pudiesen haber sufrido algún tipo de trauma debido a las escenas de combate del largometraje, y que recibió en torno a las 170 llamadas.

Así habló Deborah Richter, que ocupaba el puesto de terapeuta y directora del centro de veteranos de Portland cuando se estrenó la cinta, sobre el potencial impacto de la ganadora de 5 Óscar.

"Creo que va a golpear fuerte a mucha gente. John Wayne hizo muchas películas analizando la experiencia de la II Guerra Mundial, pero no de un modo tan gráfico como lo hará esta. Es una perspectiva muy diferente sobre el dolor, el sufrimiento y las muertes. Es el desencadenante definitivo para experiencias post traumáticas".

Pero, ¿cómo llegó la obra de Spielberg a este punto? Su protagonista, Tom Hanks, explicó a NBC News que fue una combinación de magia, técnica y una peligrosa aura mitológica.

"Lo que quería hacer Steven desde el principio fue usar toda su magia y todas las herramientas que existían en el cine en 1997, y hacer una película bélica que rompiese todos los tropos visuales y cinematográficos de todas las películas de guerra.
Creo que lo peligroso es que entra en una especie de lugar mitológico... Si alguna vez olvidamos que ese fue un grupo de personas que pasaron por ello y que todos tenían nombres como Ernie, Buck y Robert, eso significa que hemos hecho un mal trabajo como ciudadanos del mundo, creo".
Temas
Inicio