"Lo que más me gustaba del cómic era su vocación de la aventura permanente". Alejandro Amenábar ('La fortuna')
Entrevistas

"Lo que más me gustaba del cómic era su vocación de la aventura permanente". Alejandro Amenábar ('La fortuna')

Alejandro Amenábar acaba de rodar 'La Fortuna' una miniserie de Movistar+ basada en la novela gráfica de Paco Roca y Guillermo Corral 'El tesoro del Cisne Negro' que trataba sobre el embrollo político y legal que enfrentó durante los años 2007 al 2012 al Gobierno español con el Odyssey Marine Exploration.

El cazatesoros estadounidense que expolió un tesoro de 17 toneladas de monedas de oro y plata, valorado en 380 millones de euros de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, que fue hundida frente a la costas del Algarve en 1804. Tras sucesivos asaltos judiciales el ministerio de cultura logró recuperarlo. Amenábar, asociado con la plataforma estadounidense AMC y Movistar+, ha completado su primera serie y hemos tenido oportunidad de charlas con él sobre ella.

La burbuja de las series y la crisis del cine

Espinof (E): Es tu primera vez en formato largo de televisión, ¿cómo has notado el cambio de narrativa, qué te ha atraído a contar algo en seis horas?

Alejandro Amenábar (AA): a mí lo que siempre me guía en mi profesión son las historias, con esto evidentemente defiendo la serie que he hecho y defiendo el formato y es verdad que a mi un formato de miniserie me lo hace más asumible como director, porque me permite en su totalidad dirigir toda la historia y yo en ese aspecto lo veo desde un punto de vista artesanal, por poder ser yo el que haga todo el trabajo de dirección, pero también sigo defendiendo la experiencia cinematográfica, porque lo que más me ha gustado en esta vida es ver películas y verlas en el cine.

(E): Ahora que has dado el salto a las series, ¿Qué opinión te merece el nuevo cliché de que "ahora el mejor cine se hace en las series"?

(AA): De la crisis del cine se ha hablado muchas décadas y al final siempre resurge. Vamos a ver en qué acaba, ya que hay una incertidumbre no solo respecto al mundo del cine y qué porcentajes la gente va a volver a las salas, sino en esta lucha de placas tectónicas de plataformas porque evidentemente estamos viviendo una burbuja y todo este auge y esta proliferación de series viene por esta batalla que se está dando entre las plataformas.

Ya veremos a ver qué pasa cuando todo este interés remanse y donde acabará este negocio de la ficción, pero de entrada, al menos desde mi punto de vista, es excitante que haya tanto interés de la gente por las historias y tantas compañías que en este momento están dispuestas a financiarlas.

La Fortuna Movistar

(E): ¿Por qué ahora una historia sobre conflicto internacional? ¿Qué te atrajo de un proyecto sobre algo que sucedió casi antes de ayer que no habla, a priori, de ningún tema que esté en ebullición en este momento?

(AA): Bueno, Hitchcock decía que las historias deben de contener macguffins, porque lo que importa realmente es lo que se produce entre los personajes más que la peripecia en sí misma. La excusa argumental de 'El tesoro del cisne negro' me parece muy interesante, me parece que tiene ya entidad per sé, porque habla de la defensa del patrimonio cultural etc... pero fundamentalmente, lo que más me gustaba del cómic era esa especie de vocación de la aventura permanente que transmite.

Además, después de un proyecto como 'Mientras dure la guerra', que nació casi desde la responsabilidad, a ratos un poco a regañadientes, porque no tenía muy claro si me quería meter en ese charco, de pronto hacer algo lúdico, que apela al entretenimiento me parecía muy saludable, así que ese fue realmente lo que primó cuando estaba leyendo la obra de Paco Roca. Ya cuando llegó el Covid esa máxima se convirtió casi en una razón de ser. Pasármelo bien, pero sobre todo hacérselo pasar bien a la gente.

Choque de culturas

(E):'La fortuna' toca temas comunes con 'Mientras dure la guerra' y la impotencia de la cultura en tiempos de conflicto, ante poderes e intereses políticos y económicos que también enlaza con 'Ágora'. ¿Puede verse como una especie de trilogía espiritual o es un tema al que te interesa volver de cuando en cuando?

AA: No sabría decirte, desde luego no es algo premeditado, creo que uno tira hacia donde tira, es verdad que yo en mis proyectos lo que busco es oxigenarme y tratar de enganchar cambios de rumbo, pero a lo mejor es cierto que la cabra tira al monte y al final acabas repitiéndote. No soy una persona que suela hablar de la cultura así en abstracto, de hecho me considero un tipo bastante pedestre en cuanto a gustos literarios etc..

Pero en el comic siempre estaba esa idea de "la cultura es nuestro petróleo", un pecio es algo más que dinero, es la historia de un país, y sí que, ahora que lo dices, más que hablal de cultura, llevo varias películas hablando del pasado, pero del pasado con claves para entender el futuro, o el presente, tanto en 'Ágora' como en 'Mientras dure la guerra' al menos. 'La Fortuna' me hizo hacer otra mirada al pasado de España, esta vez más atrás, unos 200 años, y creo que sí, me gusta mirar atrás.

Fortuna

(E): Hay un contraste entre le trabajo del protagonista, gris, con esa representación de una administración tocada, viejuna y llena de imaginario de la España de la ñapa y algo atrasada en contraste con los piratas y buscadores de tesoros, llenos de glamour y medios. ¿Buscabas hablar sobre algo particular al mostrar la diferencia?

AA: Cuando hablas de dos culturas, y esto es algo que vemos mucho más en la serie con respecto al cómic, me parece interesante, porque yo por ejemplo, Estados Unidos lo conozco más como una persona que pasaba por allí cuando me ha tocado entrar en contacto con el mundo de Hollywood y sí que bueno, respiras algo de la cultura Norteamericana o la anglosajona. Con 'La fortuna' quería jugar un poco a las luces y a las sombras, hacer un poco un fresco con diferentes tipos de pincel.

Sería absurdo hacer una serie patriótica sin más en la que en España todo el mundo lo hace bien porque sabemos que no es así, no solo no somos perfectos ni muchísimo menos y esa reunión de un ministerio que se muestra en la serie, pues yo he vivido momentos parecidos o incluso más caóticas, así que el mundo berlanguiano no está tan lejos de la realidad como pensamos. Por otro lado en el mundo angosajón me interesaba mucho hablar del debate de las aguas, sobre el control de las armas en Estados Unidos y la serie era una oportunidad perfecta para reflejar los dos mundos.

(E): De hecho, en 'La Fortuna' se ven bien a los dos Amenábar, el de Hollywood, capaz de retratar una escena de lucha naval a gran escala, con el de los proyectos más pequeños, con una relación entre los dos protagonsitas que hastarecuerda en ocasiones a la de la pareja de 'Tesis'. ¿Por qué camino irá lo próximo? ¿Cuál de los dos Amenábar veremos?

(AA): No tengo ni idea, estoy ahora mismo justo entre los dos mundos, el de las plataformas y en el del cine, y por otro lado intento sacar algo positivo de esa incertidumbre, porque estoy seguro de que va a acabar saliendo algo interesante, pero hoy por hoy no tengo ni idea de por donde tirar.

Temas
Inicio