Publicidad

'Joker' genera polémica: Warner responde a quienes afirman que la película incita a la violencia

'Joker' genera polémica: Warner responde a quienes afirman que la película incita a la violencia
53 comentarios

Publicidad

Publicidad

Mentiría si dijese que la 'Joker' de Todd Phillips y Joaquin Phoenix no es la película que más ganas tengo de ver en lo que queda del año. La inmensa mayoría de las grandísimas expectativas puestas sobre ella vienen dadas por la excelente pinta que tiene su material promocional y por el equipo técnico y artístico implicado, pero el resto, inevitablemente, están relacionadas con las polémicas que sacuden al largometraje de DC y Warner.

Algunas de estas controversias rozan lo cómico, como, por ejemplo, las absurdas ampollas que ha levantado en parte del público y la crítica que un filme de superhéroes —o, más bien, supervillanos— se haya llevado el León de Oro en el Festival de Venecia. Pero el caso que nos ocupa, desgraciadamente, es mucho más delicado —por no decir desagradable— de abordar.

Desde sus primeras proyecciones en su circuito de festivales, ciertas voces se han alzado criticando duramente la moral del filme y su mensaje, considerándolo potencialmente peligroso, sugiriendo que podría dar alas para cometer actos terroristas a ciertos individuos que se vean representados en su protagonista: un hombre incel —misógino y resentido con la sociedad por su incapacidad para mantener relaciones sexuales y afectivas con mujeres— que encuentra su catarsis a través de la violencia.

El poder de la ficción, de nuevo en tela de juicio

Cuando todo parecía que iba a limitarse a un nuevo berrinche pasajero a través de redes sociales, varios familiares de víctimas del tiroteo en un cine de Aurora —Colorado— durante la proyección de 'El caballero oscuro: La leyenda renace' —perpetrado por un hombre que más tarde se identificaría, presuntamente, como "Joker" a la policía—, han escrito una carta al presidente de Warner Bros. exponiendo su preocupación frente a una posible escalada de violencia y sobre la problemática que, según creen, existe en representar a un villano como el héroe de una historia. 

Impulsados por esta misiva, y puede que también por el hecho de que el ejército de Estados Unidos está tomando acciones preventivas frente a tiroteos masivos que podrían tener lugar durante la proyección de 'Joker', desde Warner Bros. han decidido publicar un comunicado en el que, además de mostrarse comprometidos en la lucha contra la violencia con armas de fuego, han tenido que remarcar —aunque suene ridículo— que el Príncipe Payaso del crimen es un personaje de ficción.

Nintchdbpict000480502240
"La violencia con armas de fuego en nuestra sociedad es un problema crítico, y mostramos nuestro más profundo apoyo a todas las víctimas y familias golpeadas por esas tragedias. nuestra compañía tiene una larga historia de donaciones a las víctimas de la violencia, incluyendo Aurora, y en las últimas semanas, nuestra sociedad controlante se ha unido a otras grandes compañías para pedir a los legisladores que aprueben leyes que aborden esta epidemia. Al mismo tiempo, Warner Bros. cree que una de las funciones de la narración de historias es generar conversaciones difíciles sobre temas complejos. No se equivoquen: ni el personaje ficticio del Joker, ni la película, respaldan la violencia de ningún tipo en el mundo real. No es la intención del filme, de los realizadores o del estudio ensalzar a este personaje como un héroe."

Es de juzgado de guardia que en pleno 2019 continúe evaluándose la violencia en medios como el cine o el videojuego como un elemento catalizador o impulsor de la violencia en la vida real; algo que ha sido desmentido en numerosas ocasiones por no pocos estudios y que parece propio de otros tiempos en los que los medios de comunicación nacionales achacaban los asesinatos perpetrados por José Rabadán a su afición por el Final Fantasy VIII y no a factores psiquiátricos o psicológicos.

Joker 1568899702

Es plenamente comprensible la preocupación de los familiares de las víctimas de Alberta, pero, y esto es algo dicho una y mil veces, puede —y sólo puede— que el problema no se encuentre en un largometraje, sino en la gestión sobre la venta y posesión de armas en los Estados Unidos de América. Lo que a mis ojos es seguro es que criticar la temática de un largometraje y tildarla de peligrosa por ser hija de su época es un auténtico disparate. 

Después de todo, no es el trabajo del cineasta dar lecciones sobre ética y moral al respetable. 

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir