Publicidad

El reparto de ‘El irlandés’ defiende sus tres horas y media de duración: “Cualquier cosa que haga Martin Scorsese tiene un motivo para ser larga”

El reparto de ‘El irlandés’ defiende sus tres horas y media de duración: “Cualquier cosa que haga Martin Scorsese tiene un motivo para ser larga”
24 comentarios

Publicidad

Publicidad

"¡Superadlo!" Así de contundente se ha mostrado el intérprete Bobby Cannavale al hablar sobre la duración de 'El irlandés' —'The Irishman'—, la última película de Martin Scorsese que, tal y como os contaba ayer, acaba de pasar por el New York Film Festival cosechando críticas inmejorables que la etiquetan como una nueva obra maestra del legendario cineasta de Queens.

No seré yo quien defienda esa irritante tendencia en Hollywood de realizar largometrajes superiores a las dos horas aunque su contenido pueda pedir a gritos un recorte de metraje; pero, en el caso que nos ocupa, no puedo contener mi entusiasmo ante la idea de sentarme frente a una pantalla durante 209 minutos acompañado por De Niro, Pacino, Pesci y compañía.

209 minutos más que justificados

Por si aún desconfiáis de que la duración de 'El irlandés' sea excesiva, varios miembros de su reparto se han manifestado al respecto. El primero de ellos ha sido Ray Romano, que da vida en el filme al abogado Bill Bufalino, y asegura que "ni tan siquiera vamos a notar" las tres horas y media plantados en la butaca —o en el sofá de casa si la vemos directamente en Netflix—.

"Podría haber durado otra hora si de mi dependiese. Id al baño antes de que empiece y luego os sumergiréis en ella. Tiene demasiadas cosas. Tiene todo lo que podrías esperar de una película de Marty Scorsese y aún más. Tiene corazón, historia, conflicto, ese elemento humanista más predominante que en cualquiera de sus otras películas, así que hay algo para todo el mundo y algo que te forzará a quedarte ahí durante tres horas y veinte minutos. Y ni tan siquiera lo vas a notar".

Sebastian Maniscalco —Joey Gallo en la cinta—, por su parte, es de los que prefieren duraciones larga, pero siempre justificadas. 

"Prefiero una película que se alargue, dé algo de tiempo para respirar y tenga una duración larga antes que lo haga todo rápido en una hora y media o dos horas. Cualquier cosa que haga Martin Scorsese tiene un motivo para ser larga, así que creo en su juicio y creo que es una película ideal para sentarte, relajarte, y tener una agradable charla sobre ella después".

Por su parte, Cannavale no se limitó a pedir a los críticos con la duración de 'El irlandés' que se olviden del tema; también entró en detalles sobre la necesidad de cada uno de los minutos que la componen. Ojo, que sus declaraciones podrían ser consideradas como spoilers por algún que otro lector.

"Creo que hay algo muy triste sobre ese final. Es tan épico en cuanto a escala que no podría ser más corta. Y hay algo sobre el final, sobre lo que se está contando sobre la moralidad, y sobre cómo va extendiéndose al final, particularmente en la última media hora, que encuentro muy conmovedor y muy parecido a cómo debe sentir la muerte. Sentí el peso del final de la película, y ver a esos tíos, tan viejos, llegando al final de sus vidas, conectó conmigo, y pensé que la película debía tener esa escala y duración. Cuenta una historia que se desarrolla a lo largo de 40 años. Necesitas tiempo, y Marty no es que sea conocido por hacer películas cortas."

Dure tres, cinco o siete horas, va a ser complicado resistirse al último trabajo de Martin Scorsese. El próximo 15 de noviembre podremos poner a prueba nuestras posaderas las salas de cine con 'El irlandés', aunque los que quieran verla en la comodidad del salón de casa, podrán hacerlo a partir del día 27 en Netflix.

Vía | The Hollywood Reporter

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir