Compartir
Publicidad

Sitges 09 | Quinta jornada | Decepcionante 'Splice', excelente 'Metropia' y absurdo remake de 'Teniente corrupto'

Sitges 09 | Quinta jornada | Decepcionante 'Splice', excelente 'Metropia' y absurdo remake de 'Teniente corrupto'
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo sé, lo sé. Este artículo debería haber estado en la portada de Blogdecine hace horas, pero la pasada noche me fue totalmente imposible acabarlo. Estaba más agotado que nunca, y dado que ahora estoy solo en mi apartamento, sin nadie que me apoyara o me diera ánimos, la verdad, darme una larga ducha e irme a la cama era lo único en lo que podía pensar. Os pido disculpas por ello. Estoy viendo más películas, unas cuatro por día, y si hacéis cuentas comprobaréis que me falta comentar bastante. Sin más, ¡vamos a ello!

Durante mi quinta jornada en el Festival de Sitges tuve la gran suerte de poder entrevistar al realizador Vincenzo Natali, que presentaba aquí, en primicia, su último trabajo, ‘Splice’. Las palabras “world premiere” se oyeron mucho por los pasillos del Hotel Meliá, seguida de expresiones de sorpresa. ¿Sitges ha conseguido un estreno mundial de una película tan esperada? Bueno, sí, lástima que finalmente la obra esté muy por debajo de las expectativas. Natali es un tipo encantador (ya lo comprobaréis cuando veáis la foto que me hice con él), y siente un gran respeto por este Festival, su público y la prensa, así que me jode hablar mal de su trabajo, que ha estado preparando durante tanto tiempo y donde ha puesto todo su amor. Fallida, creo que es una de las palabras que mejor la resumen.

No hagáis caso a cómo os van a vender ‘Splice’. En primer lugar, no es una película de terror, es más bien un drama sobre un matrimonio y su “hija”; sí, Guillermo del Toro es productor ejecutivo y Adrien Brody y Sarah Polley la protagonizan, pero lo más importante es que os quedéis con que es lo nuevo de Vincenzo Natali (‘Cube’ la ha visto mucha gente, ¿no?). La película es totalmente suya, el producto de un trabajo constante durante años, una obra que sale de su cabeza y que cuenta lo que él quiere que cuente. El director de ‘Cypher’ y ‘Nothing’ (aún inédita en España) plantea con ‘Splice’ los peligros de la experimentación científica y nos presenta a una criatura extraordinaria, un monstruo artificial que explorará sus semejanzas con los seres humanos.

Es obvio que a Natali le interesaba hacer una “monster movie” diferente, original, y que ha sabido aprovechar a la perfección los efectos especiales, para lo cual ha tenido que esperar años (la criatura parece real), pero le ha quedado una película intrascendente, que deja frío. Los actores no están mal, de hecho creo que Brody tiene un par de escenas bastantes buenas, pero es imposible conectar con ellos, por lo que la historia con su terrible creación se ve desde la distancia, sin emocionar o afectar, sin que sientas peligro o hagas tuyas las dudas que plantean los protagonistas. Natali pierde demasiado tiempo en charla insustancial y en ver crecer a la criatura, y cuando quiere acelerar las cosas ya es demasiado tarde, quedando un tramo final muy atropellado. Una gran decepción.

Mirad esa imagen. ¿No sentís la necesidad de ver la película, de saber qué pasa ahí? Personalmente, no podía perderme ‘Metropia’, y afortunadamente lo que vi sí que estuvo a la altura de las expectativas. Más de un compañero acreditado me había comentado que la animación era alucinante, pero que el guión era muy pobre y típico. Bueno, confirmo que visualmente la película es una auténtica gozada, una maravilla (creo que esto está fuera de toda duda), pero no estoy de acuerdo con el segundo punto. ‘Metropia’ tiene un guión muy trabajado y muy interesante, aunque sea cierto que Tarik Saleh no ha inventado nada nuevo en este sentido. Si os menciono ‘Fahrenheit 451’ seguro que os hacéis una idea muy aproximada de lo que le pasa al protagonista, Roger.

‘Metropia’ nos presenta un futuro oscuro, triste, agobiante, en el que las grandes corporaciones han llegado a controlar a la población hasta tal punto que ahora pueden alterar los pensamientos, meterse en la cabeza de las personas y obligarlas a actuar conforme a sus intereses. A través de la televisión también pueden ver el interior de los hogares, por lo que la intimidad no existe. En este entorno surge un hombre que empieza a darse cuenta de lo podrido que está el mundo. Tarik Saleh ha realizado una película inteligente e inquietante, también muy entretenida, donde nunca sabes qué va a pasar después. Todo lo que vive Roger se siente al otro lado de la pantalla, Saleh logra que la animación no sólo sea sorprendente, sino que ayude a contar la historia y sentir cómo sería habitar en ese futuro distópico, donde nadie parece darse cuenta que está siendo manipulado. Exacto, hoy en día también pasa, supongo que por eso me gustó más que a otros.

Por último, debo hablar de ‘Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans’, que se va a estrenar en España como ‘Teniente corrupto’. Evidentemente, se trata del remake de la película de Abel Ferrara con Harvey Keitel como protagonista, y como podéis suponer, es algo que no recomiendo ver. En pocas palabras, es absurdo hacer una nueva versión de esta historia, porque para empezar la original tampoco era gran cosa, por más que ahora sea una obra de culto. Sin Keitel y sin la mano de Ferrara, esto no tiene sentido alguno. Básicamente, Werner Herzog cumple con un encargo que le habrá dado bastante dinero y Nicolas Cage pone todo de su parte para dar la impresión que es el policía más loco, desesperado y desquiciado del planeta.

La historia sigue más o menos la línea de la anterior, pero incorpora bastantes novedades, bobas y que no llevan a ninguna parte, pero novedades al fin y al cabo. Hay escenas muy similares, pero en general podrían haberla llamado ‘Este poli es una ruina’ y no pasaría nada, no es un remake de esos que plagian la original. Tenemos un caso difícil que hay que resolver, tenemos las apuestas del protagonista, las prostitutas y las drogas, claro. Lo mejor, la parte final, en la que Cage se libera y se desmadra como nunca, siendo imposible no partirse de risa en varias escenas (cuando apunta a la vieja, por ejemplo). Lo peor, que dura dos horas y es totalmente innecesario; como mucho, esto debería durar 80 minutos, y sólo así sería medianamente soportable. Muy aburrida, y muy mal narrada. Herzog debería pagarnos por perder el tiempo viendo esta cosa.

gatico-solitario

Esta noche os cuento más. Entre otras cosas, os hablaré sobre ‘Moon’, dirigida por Duncan Jones, que está por aquí, en el Meliá, junto con el protagonista, Sam Rockwell. Mientras tanto, centráos en las tres películas de arriba y, por favor, dejáos de polémicas y malos rollos, que mi único propósito es contaros, de primera mano, qué está pasando aquí, de forma que os pueda resultar entretenido. Nada más, y nada menos.

PD: Esa foto la tomé hace un par de noches y refleja un poco cómo me siento ahora. Sólo que es de día.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos