Publicidad

'Creed II: La leyenda de Rocky': un electrizante drama boxístico con un Michael B. Jordan fantástico

'Creed II: La leyenda de Rocky': un electrizante drama boxístico con un Michael B. Jordan fantástico
11 comentarios
HOY SE HABLA DE

Pocos títulos dentro del drama deportivo pueden ofrecer una combinación tan equilibrada entre espectáculo, espíritu y emoción que los relacionados con el mundo del boxeo; y buena muestra de ello es la espléndida 'Creed II: La leyenda de Rocky', que podréis disfrutar en abierto este domingo 1 de noviembre a las 22:05 en La 1 de Televisión Española.

Esta secuela del spin-off de la eterna saga 'Rocky' retoma la historia de Adonis Creed, hijo del malogrado Apolo, para situarle en el que será el combate más duro y personal de su carrera. En ella, el boxeador protagonista, de nuevo acompañado de su inseparable mentor Rocky Balboa, deberá enfrentarse nada menos que al hijo de Ivan Drago; el hombre que mató a su padre en el cuadrilátero.

Como cabría esperar de una premisa de este calado, 'Creed II: La leyenda de Rocky' brinda 130 minutos que aglutinan la tragedia, la adrenalina y esa épica casi absurda —pero fascinante— propia de la franquicia; resultando en un entretenimiento de primerísima categoría sin nada que envidiar a su predecesor que, aunque pueda pecar de previsible, continúa siendo vibrante, en parte gracias a la descomunal banda sonora cortesía de Ludwig Göransson.

La excelente labor de Ryan Coogler en la primera 'Creed' hizo que muchos lamentásemos su abandono del asiento de director en esta continuación. Por suerte, su relevo, Steven Caple Jr., demostró estar a la altura de las circunstancias con una puesta en escena de lo más inspirada tanto dentro como fuera del ring; introduciéndonos con mimo en la mente del personaje principal durante los pasajes más intimistas y desatando toda su furia entre las cuatro esquinas.

c2

Pero, por encima de cualquier alarde técnico o artístico, brilla un reparto en el que Michael B. Jordan vuelve a destacar tanto en lo físico como en lo emocional. Junto a él, Tessa Thompson —tan fantástica como de costumbre—, un Sylvester Stallone que tiene interiorizado a su Rocky Balboa, y un Dolph Lundgren que aporta un sorprendente peso dramático al intimidatorio Ivan Drago completan un cuarteto protagónico para enmarcar —sin olvidar a un Florian Munteanu gigantesco que da auténtico pavor—.

Todas estas flores que acabo de echar sobre 'Creed II: La leyenda de Rocky' no son infundadas, y se vieron reflejadas en la notable recepción del público, que hizo ganar a la producción unos nada desdeñables 214.1 millones de dólares a partir de un presupuesto cercano a los 50 millones.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios