Compartir
Publicidad
11 grandes muros del cine y la televisión que no sirvieron para arreglar los problemas de la vida
Listas

11 grandes muros del cine y la televisión que no sirvieron para arreglar los problemas de la vida

Publicidad
Publicidad

Hace más de veinte años que dejamos atrás el Nueva York de los rescates del 97. También ha llovido mucho desde el escape de Los Angeles, y no te quiero ni contar la tonelada de siglos que han pasado desde que los chinos construyeron su gran muralla para evitar ser devorados por hordas de monstruos sedientos de sangre humana. Los muros pueden tener un sentido en ese caso, pero por lo general, no suelen ser una buena idea.

2019: escape de la casa blanca

El gobierno de Estados Unidos lleva prácticamente un mes "cerrado" tras la petición de 5.700 millones de dólares del presidente Donald Trump al Congreso como financiación del muro que prometió construir en la frontera con México. El enfrentamiento entre demócratas y republicanos ha terminado con el mayor cierre de la historia del país tras 27 días sin pinta de llegar a ningún acuerdo. El anterior récord lo tenía la administración Clinton y se quedó en 21 días.

El caso es que todo nos lleva a pasados tiempos cinematográficos un tanto catastrofistas. Malas ideas, peores soluciones y una sartenada de locuras difíciles de asimilar para el ciudadano medio. Nadie ha dicho que el mundo sea algo sencillo de gobernar, así que entre muros y cosas peores, vamos a intentar demostrar que este tipo de decisiones gubernamentales están lejos de ser una buena idea. En este tipo de artefactos, el hombre deposita toda la esperanza de vida que posee, y, por lo general, cuando apuestas todo a algo que está más allá de tu control, tienes muchas posibilidades de perderlo todo. Recordemos cuántas veces ha intentado el hombre "tapiar" sus problemas y los dolorosos resultados obtenidos.

Guerra Mundial Z

Zombies. Muros. Muertos vivientes. Jerusalén ha sido rodeada por un muro que la proteja de la acelerada horda de muertos vivientes que amenazan con el fin de la humanidad. La secuencia más espectacular de aquel verano venía llena de polémica: ¿justificando el muro de Gaza y la violencia militar? ¿Razonando el antisemitismo? Bueno, no creemos que sea para tanto, dado que es una película más blanda que las deposiciones de un pavo, pero el detalle está ahí. No sirvió de nada, por cierto.

2013: Rescate en L.A.

Puede que superados los veinte años desde su estreno, no estaría de más poner a la segunda incursión de Plissken en el lugar que merece. Los Angeles es una isla para deportar a la escoria que no puede amoldarse a la nueva moral americana y la nueva policía de Estados Unidos, junto a un muro, hacen imposible la salida de la isla. Solo un hombre será capaz de entrar, salir y mandarlo todo a tomar por cu*o.

The Wall

Doug Liman es un tío que sabe hacer muy bien su trabajo, y esta pequeña y juguetona muestra de horror bélico sostenida tras un pequeño muro de unos pocos metros de ancho y apenas dos de altura, es un gran ejemplo. El muro de las lamentaciones como escudo en un thriller desarrollado en una única localización que, cuanto más se aproxima a otros géneros afines, más interesante se vuelve. Estos muros los carga el diablo.

La gran muralla

Zhang Yimou y Matt Damon de vacaciones junto a Pedro Pascal pagando el tequila da como resultado un blockbuster atípico, colorista, absurdo y medio en serio que termina por hacerse querer. Un disparate entrañable que, de haber sido firmada por DC, habría sido más castigada a pesar de la indiferencia con la que ha sido tratada.

Starship troopers

Un puñado de jóvenes protofascistas armados hasta los dientes y dispuestos a terminar con cualquier raza que no sea la suya nunca podrán sentirse seguros. Ni siquiera tras los muros de su academia militar interplanetaria. No vamos a negar que en esta ocasión, un poco sí que íbamos con los bichos.

El puente de los espías

Spielberg agarra un guión de los hermanos Coen (y Matt Charman) y lo dota de la maestría de quien sigue siendo el mejor contador de historias de la historia del cine. Tan grande es el tío que para muestra, el vídeo: una pasada rápida por uno de esos tristes aparejos divisorios define treinta años de historia negra.

Doomsday: El día del juicio

Entre 'Mad Max' y el exploited europeo de la misma, Neil Marshall, el director del nuevo 'Hellboy' se marcó un apocalipsis con Rhona Mitra poniendo firme el fin del mundo. El origen, como siempre, una frontera mal diseñada que no pudo soportar los arreones de la masa enfurecida e intoxicada. La Escocia del futuro no era mejor que ningún otro país infectado.

Jurassic World: El reino caído

Para ser una franquicia basada en fallos de seguridad de todos los colores, s agradece que el muro submarino de la última entrega aparezca para potenciar la mejor secuencia de arranque de toda la saga. Con todo lo que esas gruesas paredes tienen que contener, la sensación de tranquilidad no la tienes ni cuando se cierran las compuertas.

Contra la pared

John Frankenheimer supo dotar de personalidad y brío a esta producción destinada a la televisión por cable sobre la rebelión de los prisioneros de la cárcel de Attica. Un reparto excelente para un éxito de nuestros videoclubs. Quien pensara entonces que se acercaba el ocaso de su director se daría de bruces con 'Ronin' y 'Operación Reno' poco después.

La serie Divergente: Leal

Aunque sea imposible diferenciar 'Divergente' de 'Los juegos del hambre' o 'El corredor del laberinto', sabemos que sí que existe un muro divisorio que divide la triste vida de sus protagonistas del nuevo mundo. ¿Qué hay al otro lado? Bueno, eso mejor lo descubrís vosotros, pero está claro que ese muro también cuesta vidas.

Wayward Pines

Tenía todo para convertirse en una de nuestras favoritas, pero 'Wayward Pines' se empeñó en boicotearse a sí misma precipitándose en querer estirar un chicle que aún no había comenzado a mascar. Con todo, la primera temporada de la serie se deja ver con gusto. Será cosa de M. Night Shyamalan.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio