Compartir
Publicidad

Entrevista a Jorge Sánchez Cabezudo, director de 'Crematorio': "No me imagino 'Crematorio' como película"

 Entrevista a Jorge Sánchez Cabezudo, director de 'Crematorio': "No me imagino 'Crematorio' como película"
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Crematorio' ha sido, quizás, la serie española más alabada de la temporada. Desde que Canal+ la anunció, supimos que teníamos a la vista una propuesta muy interesante, pero su trama de corrupción política e inmobiliaria ha llegado en el momento justo y ha cumplido todas las expectativas creadas.

La saga de los Bertomeu y sus tramas urbanísticas en la costa, basadas en la novela de Rafael Chirbes, han adoptado una factura internacional, con un guión magnífico, un reparto en estado de gracia (y no, no es un juego de palabras con Sancho Gracia) y un tono centrado y que desde el principio sabe cómo quiere contar la historia.

Hemos querido hablar con Jorge Sánchez Cabezudo, director de la serie, para que nos explicase los porqués de las decisiones que dieron vida a la serie.

Hablemos de la historia de la que nace 'Crematorio': ¿cómo llegó a tus manos la proposición para ponerla en televisión y por qué te dejaste seducir?

Fernando Bovaira había comprado los derechos de la novela, y me la dio a leer. Me dijo que quería hacer una serie. De la novela me engancho el tono crítico, sincero, violento y seco, los personajes y sobretodo Bertomeu. En un principio no vi muy bien por donde meterle mano, pero pensé en la posibilidad de desarrollar una trama de genero negro tomando el esquema de la novela de un personaje por capítulo. Enseguida pensé en mi hermano Alberto para desarrollar la adaptación.

Además de haber colaborado conmigo en todos mis proyectos, Alberto es arquitecto en ejercicio, somos hijos de arquitecto y el mundo del ladrillo nos tocaba muy de cerca y la verdad me apetecía mucho escribir con él sobre esto. De repente un proyecto de encargo se convertía en algo muy personal, al final siempre lo son pero en este caso más. A Fernando Bovaira le gustó el planteamiento y coincidíamos plenamente en el enfoque y el tipo de serie que se quería hacer. ¿Qué más se puede pedir?

"Intentamos mirar a nuestros referentes con tanta devoción como distancia"

Crematorio es una producción que desde el principio tiene claro cómo quiere narrar y con qué elementos va a jugar de cara al espectador. ¿Teníais desde el principio la idea de tratar la serie como una historia noir?

La novela de Rafael Chirbes me pareció fascinante pero no estaba planteada en esos términos. De hecho Chirbes buscaba precisamente evitar el género negro, quería que su novela fuera otra cosa, un testamento como él la llama. Cuando Fernando Bovaira me propuso la adaptación, enseguida se me fue la cabeza al noir.

El magnífico retrato de personajes de Chirbes nos daba la oportunidad de adentrarnos en la crónica negra más reciente de nuestro país y de plena actualidad. Así que, precisamente para respetar la esencia de la novela tuvimos que apoyar ese retrato de personajes sobre tramas de género inexistentes en la novela o apenas esbozadas.

abuela.jpg

¿Y había alguna referencia, tanto audiovisual como de cualquier otro tipo, que apareciese, de manera consciente o no, a la hora de preparar la producción de la serie?

Claro, siempre las hay. Pienso que todo el mundo que crea algo lo hace sobre modelos de los que ha aprendido o le han inspirado y luego hay que hacer algo personal, claro. Aquí además de los evidentes que todos teníamos en la cabeza, 'Los soprano', 'The Wire', 'El Padrino', a los que intentamos mirar con tanta devoción como distancia, precisamente por ser muy fans, tuvimos muy presente "Las manos sobre la ciudad", una película de Francesco Rosi del año 63, que ya planteaba el tema de la corrupción inmobiliaria en Nápoles, con un concejal Edoardo Nottola interpretado por Rod Steiger, que pensamos que tenía mucho que ver con el Bertomeu de Chirbes.

Parece claro que vivimos una época en la que la corrupción política ha podrido nuestro sistema, ¿temisteis algún tipo de interferencia o que alguien pudiera verse demasiado reflejado?

No pensamos en ello, y no me consta que sucediera, las interferencias, pero sí espero que más de uno se haya sentido reflejado, ya que de eso se trataba, de hacer un retrato realista.

A veces la gente no es consciente de lo mucho que se ha mejorado en la televisión en España y en el espacio de tiempo tan corto en el que se ha producido.

Se habla mucho de que Crematorio es una serie española hecha al estilo HBO. ¿Hasta qué punto creéis que tienen razón quienes así comentan?

Ojalá, estamos hablando de la mejor televisión de ficción del mundo, HBO es otro planeta, ya nos gustaría parecernos aunque fuera al palito de la "H", no podemos compararnos porque es imposible salir bien parado. La cadena y la productora han cuidado esta serie con mimo buscando la mayor calidad posible y nosotros lo hemos hecho lo mejor que hemos sabido.

Ahora bien, es cierto que por tratarse de una cadena de pago hemos podido aplicar otro formato y un enfoque diferentes al que estaba acostumbrado al trabajar en cadenas generalistas. Es cierto que el formato es más el americano 50 minutos por capítulo, en vez de los 70 de las series españolas, y el enfoque de tramas y personajes es más complejo y oscuro, quizá en eso sí hemos intentado seguir el camino marcado por las series americanas e inglesas que nos gustan.

Todos hemos visto mucha buena tele americana y me consta que la mayoría de mis colegas guionistas y directores llevan tiempo deseando seguir por ese camino. Esto no se me ha ocurrido a mi.

También se dice que una serie así dignifica a nuestra ficción televisiva, pero... ¿seguimos estando tan mal o hemos crecido como industria televisiva y empezamos a soltarnos de ciertas ataduras que nos obligaban a hacer siempre series de la misma manera?

A veces la gente no es consciente de lo mucho que se ha mejorado y en el espacio de tiempo tan corto en el que se ha producido. Cada vez se cuida más la calidad de las series y las propuestas son más diversas, no siempre se acierta y no todo está igual de cuidado, pero la media sube.

Quizá lo que me cueste más compartir es esa idea tan cifrada del comportamiento de las audiencias que manejan las cadenas para diseñar sus contenidos. Creo que el comportamiento y el gusto de la gente no es tan previsible y a veces lo subestimamos.

Viniendo del mundo del cine como vienes, me interesa bastante saber de qué manera condiciona el medio a la historia. Si 'Crematorio' hubiese sido película, ¿cómo te la imaginas?

No me imagino Crematorio como película. Lo ideal es que cada historia encontrara su formato narrativo adecuado, y la televisión debería ser uno más. En términos narrativos yo creo que una película es más parecida a un relato corto o un cuento mientras que la serie o miniserie lo es a la novela. Permite un mayor desarrollo de tramas y personajes. Por desgracia todavía las historias no pueden elegir formato, es más bien el formato el que elige las historias. Ciertos contenidos parecen ser más propios del cine que de la televisión.

También me gustaría saber si hubo alguna idea preconcebida, antes de empezar el rodaje, que tuvisteis que desechar, bien por temas de logística o presupuesto o producción, bien porque no funcionaron como teníais pensado en un principio.

La verdad es que no tuvimos pérdidas sensibles en el camino. Creo que se hizo un buen trabajo de desarrollo de guión, muy pensado muy medido y que realmente nos entusiasmó a todos y eso hizo que en las etapas siguientes de la producción todo fuera muy lógico y razonable. Fue un lujo tener un guión acabado antes de empezar a rodar.

Además se hizo un grandísimo trabajo de producción buscando el mayor grado de optimización y al final todo estaba en su sitio. Quizá la variación más sensible fue eliminar en la última versión del tratamiento de la serie al personaje del escritor amigo de Bertomeu Federico Brouard que aparecía en la novela, pero fue un acierto porque los 50 minutos de capítulo no podían con una trama más y hubiera hecho que el conjunto pesara o perdiera intensidad.

pepesancho.jpg

¿Por qué la elección de Loquillo para la banda sonora de la cabecera? ¿Se barajaron más opciones?

Sí claro se plantearon varias opciones, teníamos claro que debía ser un tema en español, incluso se barajaron temas de los 60, finalmente 'Irremediablemente cotidiano' de Bunbury y 'Cruzando el paraiso' de Loquillo fueron las finalistas, y se optó por la de Loquillo.

¿Podría haberse hecho Crematorio en otra cadena española? ¿Era C+ el único lugar posible para ponerla en marcha?

Quizá sí, precisamente porque lo que buscaba la cadena era un producto diferenciado de lo que se producía en las cadenas generalistas. Desde el primer momento plantearon una absoluta libertad creativa y la verdad es que ha sido un auténtico gustazo haber trabajado con ellos es esas condiciones.

Y, una vez rodada y emitida, ¿hay alguna generalista que pueda ser target para emitirla en abierto?

Cualquiera de ellas, porque habla de algo tan nuestro que en cualquiera podría funcionar. Nadie se va a perder, todo el mundo va a reconocer el paisaje y a los personajes. Todo el mundo reconoce a los Bertomeus.

Agradecemos a Jorge Sánchez Cabezudo su amabilidad para atendernos y, de nuevo, os recomendamos que veáis 'Crematorio' si aún no lo habéis hecho.

En ¡Vaya Tele! | 'Crematorio', la podredumbre de la corrupción en carne viva, 'Crematorio', cuando el turno de juego es el de la corrupción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio