Compartir
Publicidad
'The Good Fight', o cómo superar el escándalo en la era post Alicia Florrick
Movistar+

'The Good Fight', o cómo superar el escándalo en la era post Alicia Florrick

Publicidad
Publicidad

Un crítico estadounidense decía que 'The Good Wife' se volvió tan expansiva y creó un mundo tan bien establecido alrededor de su protagonista, Alicia Florrick, que con cualquier tercio de ese mundo se podía construir una serie. Robert y Michelle King decidieron crear ese spin-off alrededor del otro gran personaje femenino de la serie, Diane Lockhart, y optaron por darle un viaje similar al de su serie madre.

Porque 'The Good Fight' es, otra vez, la historia de cómo superar un escándalo, pero visto desde nuevos puntos de vista. Diane es la víctima de una estafa piramidal similar a la de Bernard Madoff y pierde todo el dinero de su fondo de pensiones, y por otro lado, Maia Rindell, la abogada novata del bufete, se ve afectada de una manera más personal porque es su padre el que organiza la estafa. Los intentos de ambas mujeres de reconstruir sus vidas serán el empuje de la serie, que llega esta noche a Movistar Series, en emisión simultánea al estreno en CBS.

El universo de 'The good wife'

'The Good Fight' aprovecha perfectamente el universo construido en su serie madre para extenderlo en otras direcciones. Arranca un año después del final de 'The Good Wife', con Diane pensando en jubilarse y la sombra del nuevo presidente, Donald Trump, planeando sobre la serie. De hecho, el piloto empieza con la propia señora Lockhart asistiendo, asombrada, a la toma de posesión de Trump, y esa imagen, más la frase "esto no se ha acabado" con la que se cierra dicho episodio, da a la serie una interesante vigencia social.

Sus personajes se mueven en las mismas esferas de clase alta e ideales liberales en las que veíamos a Alicia Florrick, y vemos lo que representa para ellas perder todo lo que han construido hasta entonces y empezar casi de cero. En el caso de Diane, esa circunstancia permite a Christine Baranski muchas más oportunidades de lucimiento de las que tenía en 'The Good Wife', y demuestra también que puede ser el centro sobre el que gire una serie sin mayor problema.

A su lado, 'The Good Fight' repesca como protagonista a Lucca Quinn (Cush Jumbo), la abogada introducida en la séptima temporada de 'The Good Wife', que ahora trabaja para una importante firma mayoritariamente afroamericana. Lucca aporta su historia pasada con Diane a las nuevas tramas de la serie y, sobre todo, al nuevo personaje que constituye la tercera pata, Maia Rindell. Maia es la hija del financiero estafador y se ve salpicada por el escándalo, que afecta no sólo a su vida laboral sino, también, a su vida personal, en la que tiene una novia estable que no está preparada para estar en el centro del huracán.

Maia, interpretada con mucha solvencia por Rose Leslie ('Juego de tronos'), ejerce un poco como una sosias de la Alicia Florrick del principio de 'The Good Wife'; alguien que se encuentra en medio de una tormenta mediática en la que, sin embargo, ella es una de las personas más odiadas del país, y a la que el peso del apellido siempre fue un regalo envenenado. Las consecuencias del escándalo emparentan mucho más 'The Good Fight' con 'The Good Wife' que el mero hecho de tener a Diane Lockhart como protagonista.

Una apuesta segura de CBS

La serie va a ser la gran apuesta de CBS para promocionar CBS All Access, su servicio de streaming por suscripción. Tendría que haber sido 'Star Trek Discovery', pero los retrasos en la producción obligaron a que sea 'The Good Fight' la que tenga esa responsabilidad. En ese aspecto, que vaya a verse en All Access no afecta la manera en la que la historia está presentada. Los King mantienen la atmósfera y el tono que empleaban en CBS con 'The Good Wife', y las únicas diferencias son un lenguaje un poco más explícito y algo más de desnudez, pero son apenas detalles.

¿Será suficiente para llevar nuevos clientes a CBS All Access? Está todavía por ver, pero lo que está claro es que, sin ser un estreno espectacular y muy llamativo, sí es muy digno y tiene todas las hechuras, y el potencial, para ser una buena serie. 'The Good Fight' es un título más orientado al espectador adulto, con las características de lo que antes eran los dramas de las diez de la noche tradicionales de las networks estadounidenses. Es decir, que se atreve a tocar temas un poco más serios de un modo más sofisticado, y sin tener que tirar de tantos eufemismos como si fueran series para toda la familia.

Que el centro de 'The Good Fight' vaya a ser un bufete de abogados negros, por ejemplo, abre el título a tocar asuntos raciales que en 'The Good Wife' se trataban más indirectamente, y sacará probablemente el lado de Diane más dedicado a pelear contra las injusticias sociales, que fue dejando de lado conforme su firma fue creciendo hacia el final de la serie original. Es una apuesta segura de CBS en el sentido de que no rompe radicalmente con el universo creado en 'The Good Wife', pero será interesante ver si es suficiente para atraer nuevos suscriptores a CBS All Access. Lo que sí está claro es que puede ser uno de los estrenos más dignos y sólidos del año.

En ¡Vaya Tele! | 'The Good Fight', spin-off de 'The Good Wife' llegará a Movistar+ el 19 de febrero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio