Compartir
Publicidad

Los británicos contra Ken Loach

Los británicos contra Ken Loach
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de llevarse la palma de oro por ‘The Wind that Shakes the Barley’, que además, fue ovacionada por el público en Cannes, el director inglés Ken Loach ha empezado a recibir reproches de la prensa británica más reaccionaria, que ha calificado a la película de “antipatriota”.

La película trata sobre la guerra de independencia de Irlanda en los años veinte del siglo pasado. Como respuesta, Loach dijo que "Nuestra película es un pequeño paso, un paso cortísimo, sobre los británicos afrontando su historia imperialista. Si contamos la verdad sobre el pasado, podremos quizás contar la verdad acerca del presente".

Se le acusa de falta de veracidad en los hechos expuestos en ‘El viento que agita la cebada’. Y en especial se han criticado las escenas de violencia indiscriminada por parte de los Black and Tans, el desprestigiado y ya extinguido batallón del Ejercito Británico que operaba en Irlanda en los años diez y veinte del siglo XX. La escritora irlandesa Ruth Dudley Edwards le ha acusado en el periódico conservador y monárquico ‘The Daily Mail’ de retratar “a los británicos como sádicos y a los irlandeses como luchadores románticos e idealistas". Desde ‘The Sun’ se quejaban de que "Es el filme más pro-IRA que hemos visto jamás. Su trama está enfocada a hundir en el barro la reputación de nuestra nación".

La respuesta del cineasta fue que “podía haber incluido escenas aún peores” y que la "brutalidad" de los Black and Tans "es legendaria". "Nadie puede cuestionar este aspecto", defendió en una entrevista con la BBC. "La película", añadió, "trata de un grupo de gente, la mayoría jóvenes, que están luchando para echar de su país a un ejército de ocupación. Se les puede comparar con la Resistencia francesa y los partisanos en Italia". Como ya dijimos tras la presentación de 'The wind that shakes the Barley' en Cannes, la cinta habla del conflicto de la independencia de Irlanda. El director Ken Loach y su guionista Paul Laverty han regresado a una crónica de guerra, tras la discutida ‘Tierra y libertad‘sobre los conflictos ideológicos de la izquierda en la contienda española de 1936. Ahora se han acercado a un problema aún vivo y más cercano para ellos: el proceso de independencia de Irlanda, o, más exactamente, la guerra de principios de los años veinte, aparentemente concluida con el tratado que convirtió Irlanda en un Estado libre... aunque aún dependiente. Muchos guerrilleros irlandeses consideraron insuficiente el acuerdo. Su objetivo final no se había alcanzado aunque el Ejército y la policía fueran ya irlandeses.

El director Neil Jordan contó parte de la vida de Michael Collins, el líder artífice de la famosa negociación anglo-irlandesa, sus dudas y contradicciones, en una película de 1996. Pero a Ken Loach no le interesa el problema desde la biografía de personajes históricos, sino desde gentes, reales o ficticias, con carne y hueso de cine. Cuenta la historia de dos hermanos unidos en la peligrosa aventura de la guerrilla, pero contrarios entre sí al decidir si la guerra debía continuar o no, ahora contra el ejército propio.

‘The wind that shakes the barley’ está protagonizada por Cillian Murphy, de quien ya hablamos con motivo de ‘Desayuno en Plutón’, el precioso film de Neil Jordan. La pronunciación irlandesa de su nombre es Kilian. Los actores que le acompañan son Pádraic Delaney, Liam Cunningham y Orla Fitzgerald.

La crítica ha calificado la película como "trepidante, narrativamente intensa y en ocasiones muy dura, sobre todo cuando militares ingleses reprimen a los campesinos con una crueldad que puede hacerse insostenible para el espectador, no tanto por la crudeza de las imágenes como por lo que éstas sugieren. Ken Loach rueda con sabiduría y sabe crear situaciones de ahogo sin cargar las tintas. Su trabajo es excelente, como igualmente el de los intérpretes y los responsables de fotografía y ambientación. Aunque la parte discursiva del filme explicando los datos del enfrentamiento político rompe el ritmo de la acción, lo que quizás sea inevitable, Loach remonta el vuelo para llegar con brío a la tragedia final, en la que tanta lucha acaba enfrentando hasta la muerte a dos hermanos".

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio