Publicidad

La montadora de 'Star Wars: El ascenso de Skywalker' habla sobre la acelerada producción y admite que la película es "fan service"

La montadora de 'Star Wars: El ascenso de Skywalker' habla sobre la acelerada producción y admite que la película es "fan service"
52 comentarios

Parece que últimamente, hagas lo que hagas con 'Star Wars', te pueden llover los palos. ¿Que revitalizas la franquicia y aportas un contrapunto novedoso como hizo Rian Johnson con la injustamente vapuleada 'Los últimos Jedi'? Malo. ¿Que vuelves a los orígenes, tiras de clasicismo y respetas las señas de identidad como ha hecho J.J. Abrams con 'El despertar de la fuerza' y 'El ascenso de Skywalker'? Peor.

No seré yo quien niegue, aunque lo haya disfrutado como un crío pequeño, que el Episodio IX de la saga galáctica no tiene problemas de ritmo que afectan a su impacto emocional; un gran palo en la rueda derivado de una producción caótica y apresurada de la que ha hablado la montadora Maryann Brandon, colaboradora habitual de Abrams, en el podcast 'The Rough Cut' de The Playlist

Brandon comentó, entre otras cosas, que el equipo tuvo tres meses menos de trabajo en 'El ascenso de Skywalker' que en el episodio VII de la franquicia. Y eso, se ha notado en el corte final.

"Sin duda, estábamos intentando solucionar muchas ocsas. Es una lucha. Afectó a todo. Cuando estábamos más o menos a un tercio del proceso, Kathy [Kennedy] estaba en plan, 'J.J. tiene que pasar más tiempo en la sala de montaje'. Yo sabía que eso no iba a ocurrir. No con el calendario programado que teníamos. No con todo lo que estaba lidiando diariamente... estaba agotado cuando acababa el día. Sugerí montar en el set, teníamos dos carpas, así que iba donde estuviese J.J., habitualmente a unos tres metros de donde estaba la cámara. Montaba sobre la marcha, y entre tomas, J.J. podía sentarse conmigo y podíamos ir dando vueltas a algunas cosas."

Fan service, y a mucha honra

Por supuesto, había que incidir en otro de los temas controvertidos en torno al cierre de la saga de los Skywalker que ha derivado en duras críticas: las acusaciones de ser un largometraje movido casi exclusivamente por el fan service. Algo que la montadora ha admitido sin miramientos.

"En una época en la que el mundo entero está polarizado, no debería ser un filme que polarizase. Basicamente, el mensaje en la película es, 'Hey, ¿sabes qué? Puedes ser malo y el bien puede llegar a tu vida. Y tal vez si tienes una mentalidad abierta hacia ello, cosas extraordinarias pueden cambiar tu forma de pensar. Y tienes que creer que siempre hay esperanza'. Mira, claro, es fan service, pero si no sirves a los fans, estarían diciendo, 'Oh, no han seguido con la historia de 'Star Wars' y todo lo que significa.'"

Parece que en esto de las franquicias multimillonarias, siempre habrá algún espectador que no quede contento.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios