Los steelbooks, ¿salvación de un formato físico en horas bajas o una moda pasajera? Así se ve la situación desde dentro del mercado español
Otros

Los steelbooks, ¿salvación de un formato físico en horas bajas o una moda pasajera? Así se ve la situación desde dentro del mercado español

El formato físico en España no pasa precisamente por su mejor momento. Hace tiempo que el público masivo perdió interés en tener copias de sus películas y series favoritas, algo en parte motivado por el auge imparable de las plataformas de streaming. Ya escribí en su momento sobre la imperiosa necesidad de que ambas opciones convivan y ahora es el turno de entrar en materia de la principal arma que están usando las distribuidoras para impulsar el formato físico: los steelbooks.

Las ediciones en caja metálica no son algo nuevo, pues ya en dvd se lanzaron varios títulos así, pero entonces no terminó de imponerse y había una mayor variedad de opciones. Con la llegada del blu-ray cogió algo más de fuerza, pero también se acabaron usando los steelbooks más como una forma de relanzar títulos que llevaban tiempo a la venta sin aportar más novedades que el estuche en el que iba incluida la película en cuestión. Sin embargo, con el UHD sí que parece existir una estrategia de lanzamiento para usarlo muy a menudo para impulsar las ventas.

Además, no es raro enterarse de que algunos títulos -me viene a la mente el caso de 'El último gran héroe'- llegan a agotar toda su tirada en caja metálica durante la reserva, por lo que está claro que la demanda está ahí. A cambio, hay otros lanzamientos, como 'El viaje de Arlo', cuya edición en caja metálica sigue disponible a la venta años después y a un precio sensiblemente reducido. Vamos, que no es, ni mucho menos, un éxito seguro.

Sin embargo, la tendencia es a ir a más, hasta el punto de que en algunos casos ni se espera a valorar el éxito comercial de la película para dar luz verde a una edición en caja metálica. Un buen ejemplo de eso lo tenemos con Warner en este 2021, con títulos que fracasaron con estrépito en taquilla como 'Reminiscencia' recibiendo una edición en steelbook y 4K.

¿Existe por tanto algún motivo para creer que la gallina de los huevos de oro del formato físico vaya a acabar agotándose? Esa es una pregunta que llevo tiempo haciéndome, por lo que desde Espinof hemos contactado con tres editoras y distribuidoras españolas para intentar arrojar algo de luz sobre el mundo de los steelbooks.

En concreto, hemos podido consultar al respecto a Víctor Sahun, de Reel One Entertainment, Xavier Rubí, de A Contracorriente films, y Juan Manuel Villalba y Sergio Arranz, de Arvi Licensing. Su elección no es casual, ya que Reel One todavía no ha editado ningún steelbook, mientras que A Contracorriente Films solo ha lanzado así un puñado de títulos. Y en el caso de Arvi Licensing, encargada de distribuir en nuestro país los títulos Sony, Universal, eOne, Vértigo y Flins and Pinículas, cada mes nos llega algún título en caja metálica.

Cómo se eligen

El Ultimo Gran Herow

Sin más preámbulos, la primera duda era saber cómo se deciden qué películas se editan en steelbook y cuáles no, a lo cual desde Arvi nos indicaron lo siguiente:

Las ediciones metálicas se determinan en las oficinas internacionales de los diferentes estudios. Normalmente, estas ediciones se lanzan para títulos con una taquilla importante a nivel mundial, pero también es un formato cada vez más común para relanzar títulos de fondo de catálogo que han tenido mucho éxito en su recorrido, e incluso clásicos muy relevantes. No hay un número de unidades concreto, ya que depende del título en sí y de las peticiones de todos los territorios para decidir y optimizar la tirada total.

Obviamente, eso no aplica en el caso de Reel One y A Contracorriente Films al ser dos editoras locales. Desde Reel One nos dejaron claro que el coste económico ha sido fundamental para que ellos no hayan apostado aún por este formato: "Las cajas metálicas de la marca Steelbook tienen un coste difícil de asumir y además obligan a una fabricación mínima de 2.000 unidades. Para una editora pequeña como Reel One hoy por hoy es inviable económicamente".

Y es que los steelbook no son la única versión de cajas metálicas que existe en el mercado, pero sí la que tiene más tirón en ventas según Víctor Sahún: "La marca Future Pack tiene un coste no tan elevado y te permite hacer menos unidades, pero claro, no es Steelbook y tiene menor aceptación entre los consumidores".

Macbeth

Por su parte, A Contracorriente Films ha lanzado unos pocos títulos como 'Macbeth' o 'Ghostland', comentando Xavier Rubí lo siguiente sobre cómo se eligen las cintas que reciben ese tratamiento:

No creo que haya un criterio definido pero sin duda el estilo de película hace que nos decidamos por las cajas metálicas. En A Contracorriente Films hemos editado cuatro películas en steelbook hasta la fecha y el común denominador de todas ellas es la épica, aunque sabemos puede ser subjetiva.
Macbeth (Combo caja metálica ) [Blu-ray]

Macbeth (Combo caja metálica ) [Blu-ray]


Además, la tirada mínima supone "que muchas veces producir un steelbook es un salto al vacío para una compañía independiente. Otra cosa es acceder a la producción de cajas metálicas junto a otros países para hacerlo viable", según Xavier Rubí, quien también recuerda "hay otros modelos de caja metálica en el mercado que pueden llegar a ser algo más asequibles en cuanto a producción y pedido mínimo de unidades pero en mi opinión no alcanzan la calidad de los steelbook".

Su crecimiento con el 4K

Endgame

Ya apuntaba antes que la popularidad de los steelbook ha crecido con la llegada del 4K. Está claro que detrás de ello hay un movimiento comercial por ajustarse a lo que desean los compradores. Así lo resumen desde Arvi Licencing:

Las cajas metálicas se llevan editando desde hace muchos años y es un formato que se demanda mucho, sobre todo por parte de los coleccionistas. Antes, el steelbook se limitaba a lanzamientos de cine pero ahora, como hemos comentado ya se hacen también para catálogo y clásicos. En particular, hay una tendencia creciente a usar el steelbook para potenciar el nuevo formato de ultra alta definición, el 4K UHD.

Por su parte, Víctor Sahun califica de "errante" el recorrido hasta hace poco de los steelbooks en España, pero también destaca lo siguiente sobre su situación actual:

Con la llegada de las ediciones 4K parece que las latas han encontrado su lugar y la industria (las majors) ha apostado claramente por un producto orientado al coleccionista y darle así un impulso al nuevo formato.
Atrapado por su pasado (4K UHD + Blu-ray) (Edición especial metálica) [Blu-ray]

Atrapado por su pasado (4K UHD + Blu-ray) (Edición especial metálica) [Blu-ray]


Además, Xavier Rubí tiene claro que "en cuanto al futuro de la caja metálica como packaging, no tengo duda que será sostenible en el tiempo, al menos en mercados globales de producto físico",

¿Y las alternativas?

Dentro Laberinto

Con todo, eso no quiere decir que los steelbook sean vistos a día de hoy como la única forma de lanzar un título de forma distintiva. Es cierto que la variedad es algo menor que en el pasado -yo todavía echo de menos esos digipacks tan habituales en los años de esplendor del dvd-, pero hay espacio para más, tal y como indican desde A Contracorriente Films:

No tenemos un formato de packaging favorito. Creemos que cada edición pide opciones distintas, ya sean caja metálica, fundas de diferentes tipos, estuches de colores o digipack. Forma parte del proceso elegir qué creemos que se adecua mejor en cada película que editamos y los discutimos como un aspecto fundamental de la edición, al mismo nivel que otros aspectos importantes que componen la edición como la procedencia del máster, el diseño o la elección de contenidos adicionales.

En el caso de Arvi también se valoran otras opciones, tal y como han hecho hasta ahora: "Otros formatos, como el de ‘Dentro del laberinto’ se usarán en ocasiones, sobre todo para destacar lanzamientos que requieran algo que sea especial -como un aniversario en este caso- y que ofrezca un gran valor añadido tanto a nivel visual como por su contenido adicional: libreto, postales, objetos coleccionables".

Ahí ya dependerá de los criterios de cada comprador, ya que, como señala Víctor Sahún, "La caja metálica tiene sus defensores y sus detractores. Es un elemento muy delicado, que fácilmente puede rayarse o aboyarse y necesita de cierto “cuidado”. Por otro lado, hay diseños que son preciosos y le sacan todo el partido al metal".

El futuro del formato físico en España

Formato Fisico

Por mucha fuerza que puedan tener los steelbook, es innegable que el formato físico pasa por horas bajas, aunque las perspectivas de futuro son diferentes según a quien preguntes. Por ejemplo, desde Arvi Licensing se muestran optimistas al respecto:

Seguimos creyendo que tenemos formato físico para rato; es un mercado que, aunque más pequeño, sigue siendo atractivo para muchos consumidores. El formato físico puede convivir perfectamente con otras formas de disfrutar el ocio como plataformas digitales, pantallas de cine. El 4K UHD sigue siendo una apuesta importante para los estudios y así lo demuestran reforzando sus lanzamientos con ediciones especiales e integrando reproductores 4K UHD en dispositivos como la nueva PS5. 2022 será muy relevante para el mercado físico ya que los títulos de cine retrasados por la pandemia se concentrarán el año que viene, y viviremos y disfrutaremos una gran cantidad de títulos de una increíble calidad.

Por su parte, Xavier Rubí también se muestra optimista pero algo más cauto, recordando además uno de los principales problemas que asola el mercado español:

El formato físico ha pasado de un bien de consumo a un bien de coleccionismo en la última década. Esto implica una reducción drástica en las ventas pero también ha filtrado a los compradores, quedando un público entendido y fiel, que valora en su mayoría la calidad de las ediciones. También implica que las empresas editoras hayan pasado del concepto del volumen al de elegir y cuidar mejor sus productos. Si solucionamos la proliferación de bootlegs sin ningún tipo de penalización en nuestro país, creo que el formato físico en España puede vivir un futuro muy interesante con empresas que generen ediciones de referencia para el coleccionista.
Streaming

Algo más negro ve el futuro Víctor Sahun, quien considera que "España vive un descenso a los infiernos con el formato físico", al contrario que "en otros países, donde las ventas crecen y se presentan títulos en ediciones muy cuidadas y trabajadas", apuntando lo siguiente al respecto:

En España hay que pelear varios frentes. El principal, las continuas promociones y ofertas que han devaluado el producto y acostumbrado al consumidor a comprar casi siempre a precios rebajados durante 10 meses al año. Si se añade que la mayor parte de esa rebaja en el precio no la asume el comercio sino que se obliga a la propia editora a asumirla de su margen, los números pocas veces salen.
No menos grave son las ediciones pirata (bootlegs) que inundan el mercado español, echando al traste meses de negociaciones de las editoras legítimas u obligándolas a cancelar títulos que ya estaban firmados, porque incluso sabiendo que esos títulos ya han sido adquiridos, igualmente lanzan su edición pirata sin miramiento alguno. Y no sólo afecta que lancen títulos, igual o más perjudicial es el bajo coste de venta con el que las editoras legítimas tampoco podemos competir.
Si añadimos el que a muchos compradores les da igual que sean ediciones pirata, aún sabiéndolo, y aceptan este tipo de producto, poco margen queda a las editoras legítimas. Ya hace tiempo que se observa la tendencia a dejar el formato físico por parte de las editoras legítimas y a centrar su contenido en las plataformas de streaming. O bien editan títulos únicamente en DVD por no asumir riesgos ni mayores costes con otros formatos.
Y por último, las plataformas de streaming, que ofrecen una cantidad inabarcable de contenidos y que para un número considerable de consumidores les es suficiente y no ven la necesidad de adquirirlos en formato físico o son mucho más selectivos con lo que compran.

Además, Sahun tiene claro que "la clave está en dotar al formato físico de elementos distintivos que el consumidor no pueda encontrar en otros canales" y que "también hay que hacer autocrítica y ser conscientes que las editoras legítimas debemos cuidar al máximo al consumidor y poner todo el empeño en dar un mejor producto".

Temas
Inicio