Compartir
Publicidad
Publicidad

Oscars 2007, ¿todos contentos?

Oscars 2007, ¿todos contentos?
Guardar
37 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ante todo un servidor está contento porque 'Infiltrados', una lección de cómo debe hacerse un buen remake, se ha alzado como la vencedora de la noche, haciendo justicia a uno de los grandes, don Martin Scorsese. Personalmente hubiera preferido que ganara Eastwood con su impresionante 'Cartas Desde Iwo Jima', pero no hay que ser tan egoísta. Contento, porque aunque hemos tenido una ceremonia un poco larga, yo no me he aburrido ni lo más mínimo gracias al dinamismo con el que Ellen DeGeneres ha movido la gala, incluídas sus incursiones entre el público. No tuvo precio el hecho de decirle a Spielberg que tenía que encuadrar mejor, cuando le pidió que le tomara una foto a ella con Clint Eastwood.

Si tuviera que elegir el momento de la noche, elegiría dos. Por un lado el homenaje a Ennio Morricone, cuyo Oscar honorífico le fue entregado por un antiguo conocido: míster Eastwood, que tuvo que traducir sus emocionadas palabras en italiano. El momento incluyó una canción interpretada por la feísima Celine Dion, quien versionó 'Amapola', un tema del mismo Morricone, compuesto para su grandísima obra de la no menos grande 'Érase Una Vez en América'. El otro momento, sin lugar a dudas, fue la entrega del premio a Scorsese por parte de sus tres amigos de toda la vida, Coppola, Spielberg y Lucas. Un momento histórico.

Pero no todo son alegrías. A pesar de la presencia de México entre las nominaciones, se puede decir que se fueron con un sabor bastante amargo para sus casas, aún a pesar de los tres premios de 'El Laberinto del Fauno'. Y es que es una incongruencia total el hecho de darle esos tres premios, y que no se le dé el de película extranjera o el de guión, con lo cual, Guillermo del Toro no salió a recoger ningún premio. Por otro lado, eso nos ha proporcionado una de las mejores alegrías de la noche, y es que 'La Vida de los Otros', maravilloso film donde los haya, se alzó con un merecidísimo premio, y prácticamente contra todo pronóstico. Me alegro.

Lo mismo se puede decir de Alejandro González Iñárritu, que ha visto como su laureada 'Babel' sólo era premiada con la mejor banda sonora, para mí, el momento más vergonzoso de la noche, un premio totalmente inmerecido, y que casi parece cachondeo. Muchos eran los que pensaban, y querían, que 'Babel' iba a ganar el premio gordo. No ha sido así, y tampoco se ha llevado otros premios como el guión o el montaje, que eran esperados. De este modo, México no ha sido tan galardonado como indicaban las previsiones. Y de Alfonso Cuarón ya no digo nada, porque el olvido de su magistral 'Hijos de los Hombres' me parece imperdonable. Ya sabéis, para próximas ceremonias, no hagáis caso de las previsiones, salvo en los casos cantados, por supuesto.

Por lo demás todo bien, y dentro de los esperado más o menos. Ahora sólo nos queda empezar a jugar a adivinar qué películas nominarán en la próxima edición. Se admiten apuestas, señores.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos