Compartir
Publicidad

Conclusiones del X Festival de Cine Europeo de Sevilla

Conclusiones del X Festival de Cine Europeo de Sevilla
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De vuelta a casa, me llevo un grato recuerdo de este primer año cubriendo el Festival de Cine Europeo de Sevilla. Como sabéis, la 10ª edición se clausuró este sábado con la proyección de 'Alabama Monroe' (Felix van Groeningen, 2012), título favorito del público, y no de la ganadora del Giraldillo de Oro, 'El desconocido del lago' ('L´inconnu du lac', Alain Guiraudie, 2013).

Una extraña decisión que la organización justificó aludiendo a un problema técnico con la copia del film francés. Es posible. Es decir, hay peores excusas. Puede ser que no comprobaran que todas las películas de la sección oficial cumplían los requisitos para proyectarse en el Teatro Lope de Vega, pero suena raro. Quizá, para evitar malentendidos, lo más sensato habría sido elegir desde el principio un título apropiado para el evento, el broche de oro el festival, un divertimento especial para público y autoridades; no es la mejor ocasión para mostrar explícitas escenas sexuales, como el plano detalle de una felación. En cualquier caso, este pequeño tropiezo no empaña unos estupendos nueve días de cine.

Entradas agotadas

Un detalle muy significativo, desde el primer día, fue el gran interés del público por la oferta del certamen. Las entradas a tres euros, y con posibilidad de abarartarlas comprando un bono de ocho películas a veinte euros. Unido a una atractiva programación, el resultado eran habituales colas y carteles de "entradas agotadas" en las diferentes taquillas. Antes de arrancar oficialmente el festival ya había varias sesiones agotadas y más de una vez tuve que hacer malabarismos para cuadrar los horarios porque me quedaba sin ver algunos títulos importantes; los acreditados como prensa tenemos facilidades y aun así me fue imposible poder ver 'Alabama Monroe', el día antes ya no había butacas libres no en una sino en TRES salas. Pero oye, dicen por ahí que a la gente ya no le llama la atención ir al cine, que el precio de las entradas da igual... blablabla.

Las mejores y las peores películas del festival

De todo lo que vi en esta edición X --vaya casualidad que ganara una película con escenas pornográficas-- me quedo sin duda con dos títulos, 'The Immigrant' (James Gray, 2013) y 'La gran belleza' ('La grande bellezza', Paolo Sorrentino, 2013), que para mí lo tenía todo a favor para haber recibido el Giraldillo de Oro. No lo comparto pero entiendo que el jurado prefiriera la provocación de Guiraudie a la ironía de Sorrentino. Al menos se hizo justicia con el premio a Toni Servillo, que realiza una de las mejores interpretaciones del año, en la piel de un personaje que me recordó al que intentó dotar de credibilidad Geoffrey Rush en la sobrevalorada 'La mejor oferta' ('La migliore offerta', Giuseppe Tornatore, 2013). Es una maravilla lo que hace el actor italiano, no os lo perdáis.

Toni Servillo en La Gran Belleza

Creo que estamos todos de acuerdo en que Marion Cotillard, Joaquin Phoenix y Jeremy Renner son fabulosos intérpretes. Que Gray es uno de los cineastas más estimulantes de la industria norteamericana es más discutible aunque resulta evidente que sabe exprimir a sus repartos, y que su puesta en escena lo sitúa por encima de la media. Lo que no entiendo, lo que me parece escandaloso, es que 'The Immigrant' pasara de puntillas por el festival de Cannes o que haya críticos que la califiquen de lenta o previsible, entre otras barbaridades. Pero esto es lo que hay, por desgracia, y me temo que va a más; profesionales que van a los pases por cumplir con la agenda, con desgana o pensando más en qué van a decir que en las películas que van a ver. Cuando no van de antemano preparados para aplaudir o hundir un film. En definitiva, que no respetan el cine.

Una anécdota que quiero compartir con vosotros: en el pase de prensa de '3 bodas de más' (Javier Ruiz Caldera, 2013), el primero que estaba programado, se sentó a mi lado un acreditado que esperó a que empezara a la proyección para ponerse a abrir escandalosamente un paquete de galletas. Y abría un plástico cada vez que se llevaba dos galletas a la boca. Pero es que además a cada momento miraba el móvil, y no pude evitar notar que se dedicaba a escribir mensajes. Mientras "veía" la película. Simplemente me cambié de asiento y ya está, adiós distracciones, pero encuentro intolerable que gente así se dedique a opinar de cine. Tenedlo en cuenta cuando leáis críticas.

3 bodas de más

Las siguientes películas las pongo un escalón por debajo de las dos mejores pero aun así os animo a apuntarlas, estoy convencido que las encontraréis más estimulantes que la mayoría de estrenos que han llegado y llegarán a la cartelera este año. Triunfadora en Sitges, 'Borgman' (Alex van Warmerdam, 2013) es una rareza oscura y divertida que te mantiene pegado a la pantalla de principio a fin; 'The Congress' (Ari Folman, 2013) propone una de los más interesantes reflexiones sobre el cine y la sociedad que he visto nunca; y 'We Are the Best!' ('Vi är bäst!', Lukas Moodysson, 2013) es un irresistible chute de buen humor que reivindica la amistad y la rebeldía.

De entre las producciones que no me convencieron o me aburrieron, destacaría estas cinco: 'Un episodio en la vida de un chatarrero' ('Epizoda u zivotu beraca zeljeza', Danis Tanovic, 2013), que me dejó indiferente; 'Stray Dogs' ('Jiao you', Tsai Ming-Liang, 2013), con esas tomas eternas; 'Les salauds' (Claire Denis, 2013), fallida y monótona; 'The Police Officer´s Wife' ('Die Frau des Polizisten', Philip Gröning, 2013), cuya absurda estructura la hace muy difícil de seguir; y '10.000 noches en ninguna parte' (Ramón Salazar, 2013), la peor, un desastre que intenta imitar al cine francés, la única con la que pensé que estaban tomándome el pelo. Uno que no aprende, debería empezar a ser más práctico, que el tiempo es muy valioso...

Imágenes vía | Andalucía Información y Javier Paisano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio