Compartir
Publicidad

24 cosas que aún puede ofrecernos Jack Bauer

24 cosas que aún puede ofrecernos Jack Bauer
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Queda poco menos de un mes para que se cumpla un año desde que empecé a colaborar con Vayatele, tiempo en el que he podido hablaros de multitud de series, algunas buenas, otras malas, pero lo que tengo claro es que ninguna de ellas ha conseguido llenarme tanto como lo hizo ‘24’ en su día. Por ello quise dedicar mi primer artículo por aquí a esa serie que tantas alegrías me había dado, centrándome específicamente en Jack Bauer, su ya mítico protagonista.

Un merecido homenaje a una de las mejores series de todos los tiempos que daba por sentado que no iría a más, ya que estaba bastante convencido de que su salto a la gran pantalla estaba condenado al fracaso. Esto se confirmaba meses después y yo me iba haciendo poco a poco a la horrible idea de no volver a ver a Jack Bauer en acción, por lo que el éxtasis fue indescriptible cuando se anunció que Fox estaba negociando su regreso en forma de miniserie. Este hecho se confirmó poco después y desde entonces no he parado de pensar en qué puede ofrecernos la serie para justificar su regreso más allá de las ganas que uno pueda tener de volver a verle en acción.

Otra amenaza contra Estados Unidos

Los métodos expeditivos de Jack Bauer

El Gobierno de Estados Unidos no ha podido quedar peor con Jack Bauer, pero él no deja de ser un patriota que hará todo lo necesario por el bien de su país. La idea de otra gran amenaza terrorista (1) puede parecer rutinaria –y lo es-, pero aún hay mucho que ofrecer dentro de lo ya conocido. Un ataque nuclear coreano (2) parece más probable que una III Guerra Mundial (3), ya que hasta Jack Bauer tiene ciertas limitaciones en el espacio y el tiempo. En la primera temporada ya se abordaba la posibilidad de influir en unas elecciones presidenciales yendo tras uno de los dos candidatos, pero ¿qué pasaría si los terroristas quisieran acabar con ambos? (4) No dejan de ser pequeñas variaciones sobre lo ya visto, pero suficientemente jugosas como para no descartarlas.

Otro detalle en el que nunca ha ahondado mucho la serie es en el hecho de contar con múltiples reclusos encarcelados por Jack y otros agentes, con lo que, ¿Por qué no echar mano de alguna agrupación de fanáticos que considera injusta su reclusión y planea una fuga? (5) La idea de narrar los hechos a tiempo real encajaría perfectamente y, una vez resuelto, siempre podría revelarse que era todo una maniobra evasiva para asesinar al presidente (6), siendo Jack Bauer el encargado de vengarlo y consiguiendo así el reconocimiento de los ciudadanos (7) por todas sus hazañas. Un final feliz para un Jack Bauer que podría optar por retirarse como un héroe nacional (8) o incluso aspirar a un importante cargo público (9) teniendo la posibilidad en una hipotética segunda miniserie de ser un presidente peleón mucho más creíble que Harrison Ford en ‘Air Force One’.

El líder mercenario

Jack Bauer, el héroe solitario

Tengo ciertas dudas sobre que Jack Bauer pueda seguir colaborando de forma directa con el Gobierno de su país tras lo acontecido al final de la octava temporada, por lo que la idea de liderar un grupo de mercenarios (10) que, tras dejarnos inicialmente con la duda, solamente actúa a favor de causas más o menos nobles (11) cobra fuerza. Lo ideal sería que su principal aliado dentro del grupo le traicione (12) y vuelva a tocar un enfrentamiento de tú a tú con alguien muy familiarizado con los métodos de Jack, algo que siempre funcionó a las mil maravillas en ‘24’.

Eso sí, esta opción quedaría limitada a una única miniserie, ya sea porque el resto de integrantes del comando acaban falleciendo (13) o porque Jack llega a la conclusión de que lo mejor es trabajar solo o sencillamente retirarse para siempre (14). Siempre he creído que la única forma definitiva de acabar con el mítico Jack Bauer es con su muerte, pero tampoco quiere verle dando tiros con 70 años y la idea de tener un trabajo de oficina corriente me horroriza, así que supongo que aceptaría barco con él como entrenador tiránico (15) en la escuela para nuevos agentes de la UAT o algo por el estilo.

El último regreso de Tony Almeida

Tony Almeida y Jack Bauer

No voy a ocultar que aún tengo dudas sobre si me gusta más el personaje de Tony Almeida o el de Jack Bauer. Ya en la séptima temporada echaron mano de esta posibilidad y la química entre ellos seguía siendo tremenda, en especial cuando tenían que enfrentarse abiertamente. No voy a entrar en lo creíble que puede ser volver a ver con libertad a Tony –¡si se las arreglaron para recuperarlo de entre los muertos!-, pero él secuestrando a Kim y Teri (16) para obligar a Jack a salir de su retiro sería una buena forma de homenajear a la primera temporada de la serie sin plagiarla directamente.

No tengo muy claro qué es lo que podría exigirle a Jack, pero la mera idea de Jack teniendo que asesinar a sangre fría al propio presidente de los Estados Unidos (17) es demasiado tentadora. De hecho, podrían forzar el acercamiento entre ambos personajes a través de un reconocimiento gubernamental de todo lo hecho por Jack (18) y que el posible asesinato tuviera lugar durante la entrega de una medalla o algo por el estilo. Eso sí, todo acabaría condenado a un enfrentamiento final entre Tony y Jack en el que ambos morirían (19). Dos antiguos hermanos de sangre unidos de nuevo en la muerte.

El lado oscuro de Jack Bauer

La muerte de Ryan Chappelle

Es incuestionable por mucha adoración que sintamos hacia Jack Bauer que éste ha hecho cosas que rayan en lo despreciable en aras del bien mayor y, ocasionalmente, por fines un poco más egoístas –salvar a su hija de alguno de sus innumerables secuestros-. Sin embargo, la mera posibilidad de que se vuelva malo (20) es algo aparentemente inconcebible por mucho que haya habido pequeños detalles –los cambios de mentalidad de Stephen Saunders y Tony Almeida- que validen esa opción, pero yo tengo claro que la muerte de Kim –que disfrutaría mucho a nivel particular- y su nieta Teri (21) bien podría justificarlo, siendo esta una alternativa a lo que planteaba al final del párrafo anterior.

La idea de convertir a un héroe en villano siempre despierta muchas dudas ante la posibilidad de perder el favor del público, pero las posibilidades que crea son infinitas, sobre todo si se quiere jugar con la idea de crear a un sucesor de Jack (22) que acabe con él y ocupe su lugar de cara a nuevas aventuras. Esto quizá encajase mejor en la gran pantalla, pero aquí nos permitiría tener a un villano antológico capaz de atacar al Gobierno americano (23) de su país aprovechando sus habilidades y grandes conocimientos. También tengo claro que su punto de no retorno –y quizá también cuando se desvelase su recién adquirida villanía- sería ser el causante de una forma u otra de la muerte de Chloe (24).

Jack Bauer con su hija Kim

Lo cierto es que lo que os planteo no dejan de ser teorías más próximas a los fanfics que a cualquier otra cosa y que hay muchas más posibilidades, pero lo que sí tengo claro es que Jack Bauer aún puede darnos muchas cosas que justifiquen la existencia de ’24: Live Another Day’. Sólo espero que no hagan alguna pifia descomunal como ha pasado recientemente con el también memorable John McClane.

En ¡Vaya tele! | '24: Live another day' se confirma para 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos