Publicidad

'Agentes de SHIELD', un regreso vibrante y supervitaminado
Series de ficción

'Agentes de SHIELD', un regreso vibrante y supervitaminado

Publicidad

Publicidad

'Agentes de SHIELD' estaba llamada a ser el gran éxito televisivo de la temporada pasada, pero su decepcionante arranque hizo que fuese perdiendo espectadores a marchas forzadas, alcanzando un punto en el que incluso era lógico pensar que ABC podría estar arrepintiéndose de haberla renovado tan rápidamente. Sin embargo, acabó encontrando su lugar en la vida durante el tramo final de su primera temporada y nos dio muy buenos capítulos, aunque eso no se tradujo en un aumento de espectadores, casi al contrario.

Estoy convencido de que no era el único que estaba deseando que se estrenara su segunda temporada para ver si esa mejora fue un espejismo prolongado -uno puede perdonar el haber visto más de una decena de capítulos muy olvidables, pero nunca olvidarse por completo de su existencia- o algo que se iba a mantener en el tiempo. Por ahora está siendo lo segundo.

El resurgir de 'Agentes de SHIELD'

Imagen de la segunda temporada de

El hecho de pertenecer al mismo universo que las millonarias películas de Marvel fue uno de los grandes lastres de la serie durante su primera temporada, ya que nunca podía ser tan espectacular como las aventuras de los superhéroes en la gran pantalla y su trama estaba completamente supeditada a los cambios que acabaron produciéndose en la excelente 'Capitán América: El soldado de invierno', lo cual la llevó a dar la sensación de ir un poco a la deriva durante infinidad de episodios.

Por suerte para todos, ha llegado un punto en el que lo que sucedía en 'Agentes de SHIELD' tenía auténtica importancia y les daba cierto margen para jugar mucho mejor con las bazas a su alcance. Esto es algo que se ha mantenido durante el arranque de su segunda temporada, donde se ha evitado dar la sensación habitual de ser un nuevo comienzo al apostarse por un ritmo más frenético que mantenía la sensación de tensión al mismo tiempo que iba introduciendo nuevos elementos en la serie y lidiando con las consecuencias de los sucesos acaecidos durante el tramo final de la primera temporada.

Además, se ha introducido una nueva amenaza que espero que funcione mejor que las empleadas hasta ahora, ya que los únicos villanos que realmente han dado la talla han sido aquellos que no sabíamos de entrada que lo eran -siempre defenderé que la inclusión de Bill Paxton fue uno de los principales motivos de que el interés de la serie aumentase de forma notable-. De todas formas, la mera identidad del personaje interpretado por Kyle MacLachlan obliga a pensar en un arco de temporada interesante -también soy optimista con lo que pueda hacer Nick Blood con su Lance Hunter, pues ha logrado mucho más que los auténticos protagonistas en el mismo margen de tiempo-, por lo que será mejor esperar por ese lado.

Nuevos enemigos y tramas mejoradas

Cameo en

La sensación que me queda es que la segunda temporada no arrancará realmente hasta la próxima semana, pues el enemigo con el que han tenido que lidiar durante los dos próximos episodios no dejaba de ser un relleno de calidad, ya que las escenas de acción han sido más que correctas y realmente transmitía la sensación de poder ser una amenaza con cierto peligro -bien pensado que fuese él el responsable de la muerte del personaje de una anecdótica Lucy Lawless- que no me importaría que reaparezca más adelante, algo que a priori parece inevitable.

No obstante, ha sido durante su tramo final cuando realmente se ha establecido el status quo de aquí en adelante: Por un lado, Coulson ayudando al general Talbot aunque este último vaya a aprovechar la más mínima para liársela y por el otro Raina y el padre de Skye urdiendo algún maligno plan que ayude a reforzar la identidad propia de la serie -está claro que su historia no va a resolverse en película alguna-. Además, estoy deseando ver cómo evoluciona la relación entre Skye y Ward, un personaje al que le vino de fábula tener una doble identidad, ya que como héroe al uso no podía resultar más soso.

Aún tendremos que esperar varias semanas para poder ver el debut en la serie de Adrianne Palicki y la breve aparición de Hayley Atwell no ha ido más allá de la curiosidad -aunque estoy deseando ver su serie-, pero 'Agentes de SHIELD' ha construido unos buenos cimientos, ha elevado de forma exponencial el interés de sus guiones y sus personajes al fin tienen un interés individual más o menos marcado según el caso. A eso le añades cameos de lujo de vez en cuando, crossovers con las películas y la posibilidad de crear su propia identidad dentro del universo Marvel y lo que nos queda es una serie muy a tener en cuenta pese a seguir lejos de ser la genialidad que muchos queríamos que fuera.

En ¡Vaya Tele! | 'Agents of S.H.I.E.L.D.', de menos a más

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios