Compartir
Publicidad
Publicidad
'Blunt Talk', a la gloria de Patrick Stewart
Series de ficción

'Blunt Talk', a la gloria de Patrick Stewart

Publicidad
Publicidad

No me suelen gustar las series de Starz. Me parecen que tienen todas un aura pretenciosa y no me suelen atraer de primeras. Pero aún así cada vez que se estrena una caigo (deformación profesional), y 'Blunt Talk' me atraía al ser la nueva serie de Jonathan Ames ('Bored To Death') y ser protagonizada por Patrick Stewart.

'Blunt Talk' es la historia de Walter Blunt (Patrick Stewart), un presentador de noticias que intenta hacerse las Américas" (pensad, por ejemplo en Piers Morgan): Es duro, sagaz, pedante y mantiene unas posturas que no terminan de gustar al gran público. Las audiencias andan de capa caída cuando Blunt protagoniza un gran escándalo de solicitar servicios de una prostituta y agresión policial.

Este incidente le llevará al borde del despido y del colapso. Esto supone todo un revulsivo para Walter, que decide retomar su vida y dar nuevos aires a su programa asumiendo un papel de paladín. Blunt será ayudado en su nueva vida por su mayordomo/amigo/escudero/colega (tienen un rollo bizarro) Harry (Adrian Scarborough) y el equipo de su programa.

Blunt Talk S01 Tvgm

Hay dos cosas que debes saber antes de enfrentarte a 'Blunt Talk': La primera es que si no te gustó 'Bored To Death' probablemente esta tampoco. La segunda es que hay que tener algo de paciencia con el primer episodio. No es que sea mal episodio, pero los primeros ocho-diez minutos no hay absolutamente nada que te indique que estemos ante una comedia... la escena de presentación de Walter es larga y anodina.

Tanto que estuve a punto de cerrar el chiringuito hasta que recordé que con 'Bored To Death' también fue difícil entrar. Afortunadamente la paciencia se vio recompensada con un primer episodio de balance positivo con crisis de ansiedad, psicólogos freudianos, y una exploración del ego y la mente de Walter bastante interesante.

También ayuda que Patrick Stewart es un actor como la copa de un pino y nos deleita con un humor que va desde el sutil hasta algo más físico (ver la escena de "emociones" del piloto o la del aeropuerto del segundo episodio). Él solo se come la escena y el hecho de ser un ser de lo más extravagante, y que su entorno también lo sea (aunque le ayudan a centrarse) le da excusas para desatarse.

Estando ya a mitad de temporada, 'Blunt Talk' se está convirtiendo en uno de esos retratos del patetismo y esnobismo para tener en cuenta. El mayor problema es que, quizás, la serie está demasiado apoyada en su protagonista. Me gusta el guion de Ames, pero tengo la sensación de que está elevado a la enésima potencia gracias al trabajo de Stewart. No termina de ser una serie brillante, pero quiere serlo y tiene los ingredientes para ello.

En ¡Vaya Tele! | Starz da dos temporadas a 'Blunt Talk'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos