Publicidad

'Brothers & Sisters' se despide con un buen final después de una temporada bastante irregular

'Brothers & Sisters' se despide con un buen final después de una temporada bastante irregular
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

"Nunca es tarde para ser lo que deberías haber sido"
(Nora Walker, citando a George Eliot)

'Brothers & Sisters' será una de las series que no volverán el próximo año. Su adiós llega tras cinco temporadas en antena acompañando a 'Mujeres Desesperadas' en la noche de los domingos. La ABC, viendo la erosión en el número de espectadores que la serie arrastraba últimamente, ha decidido no continuar con ella, con lo que el capítulo del domingo 8 ha pasado a ser el último de la serie.

¿Ha estado el final a la altura? En mi opinión, sí. La quinta temporada ha sido bastante irregular y ha tenidos momentos totalmente prescindibles, pero en los últimos capítulos fue recuperando la esencia perdida. Esto lo vamos a analizar más detalladamente a continuación, pero creo que es justo reconocer que la despedida de Nora Walker y su familia ha estado a la altura de lo que se esperaba de ella, y más teniendo en cuenta lo difícil que fue recuperarse del desastre de cuarta temporada.

Saltando el tiburón

Si me preguntaran cuándo 'Brothers & Sisters' dejó de ser la serie entrañable a la que muchos nos enganchamos, probablemente diría que en la cuarta temporada. La entrada en escena de Ryan, el cáncer de Kitty y la continua aparición de inexplicables problemas entre Rebecca y Justin fueron algunos de sus factores. Pero, sinceramente, lo que terminó por convencerme del desastre fue el final: el accidente de coche que nos deja con un cliffhanger y, presumiblemente, varios miembros de la familia heridos.

Entiendo la necesidad del accidente hasta cierto punto, ya que querían librarse del personaje de Rob Lowe, pero en mi opinión la manera en la que este final afectó al comienzo de la quinta temporada ha sido un error de proporciones mayúsculas. El personaje de Robert McCallister acaba no muriendo en el accidente, pero entra en un coma irresversible. Con esto ya tenemos dramón para unos cuantos episodios aunque sea recurriendo a la forma cutre de no enfocar nunca directamente al personaje, sino a partes de su cuerpo para que no nos demos cuenta de que el actor ya no está.

Pero no sólo se deshacen de ese personaje, sino que también hacen lo propio con Holly. La que en su día fue uno de los mejores personajes de la serie y que más vidilla dio, ahora sufre pérdida de memoria y ya no es ni la sombra de lo que era. De paso, y utilizando esta excusa, vuelven a librarse de otro personaje: Rebecca. La actriz quería dejarlo, y desaparece también de forma bastante forzada. Si a esto le sumamos el salto temporal de un año y que los Walker ya no parecían ser ellos, puede decirse que la primera parte de la quinta temporada fue todo un despropósito.

Recuperación en la recta final

Entonces, ¿ha sido una mala temporada? Sí y no. El inicio ha sido horrible, como ya hemos comentado, y gracias en parte a la manera que tuvieron de acabar la anterior. Pero también hay que reconocer que, en esta última tanda de capítulos, han vuelto un poco a los orígenes de la serie. Ni rastro de Holly, ni de Rebecca y ni siquiera de Robert. Todos han pasado página y han seguido con sus vidas, hasta Justin, al que vemos feliz, alegre e incluso ayudando a un compañero militar que lo está pasando peor que él.

El personaje de Kitty, al que parecía que mantenían un poco por inercia en la serie, fue poco a poco perdiendo protagonismo, y esto ayudó a que otros fueran los protagonistas (Sarah y Luc, por ejemplo, o Kevin y Scotty). Si un personaje está estancado, es mejor dejarlo en el banquillo por un tiempo que crear tramas innecesarias para él (como ya vimos con lo del cáncer). Aquí fue todo un acierto por parte de los guionistas.

bys2.jpg

El gran problema: la improvisación

Si no hay problemas, me los invento. Ése ha parecido ser el lema de los responsables de 'Brothers & Sisters' durante las dos últimas temporadas. Algo normal, diréis, puesto que si no hay cambios ni nada que contar, la serie se acaba. Pero en lugar de hacer evolucionar a los personajes, ver cómo se desenvuelven ante nuevos retos, en 'Brothers & Sisters' siempre han optado por sacar a relucir algún asunto oscuro del pasado.

Por ejemplo, ¿era necesario que apareciera Brody, un antiguo amor del pasado de Nora, en escena? ¿Era necesario que acabara siendo el padre de Sarah? ¿Era necesario que lo negara para que luego, capítulos después, se descubriera que todo era una farsa? Todo muy forzado en mi opinión. Si en lugar de eso se hubieran centrado en la nueva carrera de Sarah, en su matrimonio con Luc, todo habría sido mucho más coherente con la historia que conocemos. Y éste es tan sólo un ejemplo de la cantidad de situaciones forzadas que, por interés de los guionistas, hemos vivido en los últimos años.

Un final feliz

Viendo lo visto, me esperaba cualquier tipo de final para la temporada. Además, tenía más miedo aún porque la quinta temporada de 'Brothers & Sisters' tenía todas las papeletas de ser la última de la serie (como al final ha sido). ¿Optarían por dejarnos con un cliffhanger relacionado con el pasado de la familia? ¿O tendríamos un final cerrado y feliz como el que se merecían los personajes después del despropósito de la cuarta temporada?

Al final, y por suerte, más bien lo segundo. Nora Walker es la encargada, como no podría ser de otra forma, de cerrar la serie, hablando de su familia y de cómo, a pesar de todo lo ocurrido con el paso de los años, ahora es más feliz que nunca. Sarah y Luc (para mí otro gran acierto) acaban felices y casándose ante la atenta mirada de sus hermanos. Kevin y Scotty, mis preferidos sin dudarlo, no sólo consiguen adoptar a la niña que llevaban tiempo queriendo adoptar, sino que aparece también en escena su hijo biológico al que creíamos desaparecido (vale, algo forzado también, pero se lo merecían).

bys.jpg

'Brothers & Sisters' se despidió con un final amable y feliz, tal y como nos merecíamos todos los que hemos acompañado las idas y venidas de la familia Walker durante los últimos años. Puede que no pase a la historia como una de las mejores series de la televisión, y puede que no haya sido demasiado regular en sus cinco temporadas en antena, pero ha sido una serie familiar entretenida que nos ha dejado buenos momentos. ¿Se merecía la cancelación? Probablemente no, y más después del buen rumbo de los últimos capítulos, pero podemos consolarnos con que ha tenido un buen final. La propia Nora Walker cita, al final, a George Eliot: "Nunca es tarde para ser lo que deberías haber sido." Ellos lo demostraron.

En ¡Vaya Tele! | ¿Terminará 'Brothers & Sisters' este año?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios