Publicidad

'Ciega a citas', simpática ficción de Cuatro para las sobremesas

'Ciega a citas', simpática ficción de Cuatro para las sobremesas
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Que Cuatro necesita de aires nuevos es una máxima conocida por todos. Por eso, la cadena de Mediaset está dando rienda suelta a una serie de estrenos que pretenden conectar con la audiencia al tiempo que refuerza su personalidad, deteriorada en los últimos meses por una programación que no ha sabido llamar la atención como necesitaba. En esta nueva etapa que parece abrirse, Cuatro ha apuntado hacia las sobremesas con el estreno de 'Ciega a citas', una nueva apuesta por la producción nacional después de un período en el que ha mirado hacia hacia otras ofertas.

La ficción española ha vuelto a Cuatro gracias a esta 'Ciega a citas', que, al menos en sus primeros episodios, se aleja del clásico culebrón que tanto apego le tiene a la franja situada tras la comida. Ahora esta se enriquece con la llegada de la serie, protagonizada por Teresa Hurtado de Ory y Álex Gadea, una pareja con potencial que aparece como lo mejor de una ficción que ha llegado aportando fluidez y buenos tintes cómicos.

Es Lucía un personaje con posibilidades de convertirse en una de las revelaciones televisivas del presente curso, gracias a una naturalidad que traspasa la pantalla y que rápidamente llega a seducir a los espectadores. Pero, aunque tiene potencial para aguantar sola todo el peso de la ficción, su principal compañero de aventuras no se queda atrás, ya que Álex Gadea destaca como presencia masculina para que la ficción obtenga lo que busca. Buen aporte también el realizado por Elena Irueta dando vida a la madre peripuesta de Lucía, un personaje destinado a ser molesto y querido a partes iguales.

La gracia de los personajes principales tiene un aspecto negativo, que se sitúa en lo relativo a las tramas secundarias de 'Ciega a citas'. En estos dos primeros episodios, la presentación y la historia de Lucía se ha comido al resto de historias y tramas secundarias, que han provocado que sus escenas no lograran entusiasmar al mismo nivel que ocurría con la protagonista. Este hecho no tiene por qué ser un problema grave si tenemos en cuenta que se trata de una ficción diaria donde irremediablemente no todas las tramas enganchan por igual, aunque mejorar este aspecto conseguiría que la ficción apareciera como una oferta mucho más completa.

'Ciega a citas' se estrenó con un doble episodio, un hecho que hizo que su presencia en la parrilla se alargara más de lo que será habitual de aquí en adelante. No hacía falta recurrir a un segundo capítulo para llamar la atención de los espectadores, ya que el primero de ellos era lo suficientemente bueno como para dejar la propuesta presentada y lanzar el anzuelo necesario para que la audiencia la recordara al día siguiente. Aún así, las sensaciones que ha dejado 'Ciega a citas' son positivas, con algunas cosas a mejorar (sobre todo en lo referente a sus tramas secundarias) pero con posibilidades de convertirse en un buena ficción para las sobremesas.

En ¡Vaya tele! | 'Ciega a citas': lo que necesitas saber

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir