Compartir
Publicidad

El Príncipe de Bel-Air, Nostalgia TV

El Príncipe de Bel-Air, Nostalgia TV
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Quién no ha visto nunca algún capítulo de El Príncipe de Bel-Air, la serie que supuso el salto a la fama de Will Smith? Creo que nadie, y menos si tenemos en cuenta la cantidad de veces que la han emitido en España. Aunque comenzó a emitirse en TV3, el éxito en nuestro país no le llegó hasta que Antena 3 se decidió a emitirla a las dos de la tarde. ¿Quién no recuerda la cabecera, cantada por Will, sonando justo a la hora de comer? Después de que finalizara, la propia Antena 3 la ha repetido en multitud de horarios y, de hecho, la sigue ofreciendo actualmente en Antena.Neox.

The Fresh Prince of Bel-Air, como se tituló originalmente en Estados Unidos, comenzó su andadura allá por el año 1990 en la cadena NBC, y tuvo un total de seis temporadas en las que revolucionó, y de qué manera, el panorama televisivo americano. El argumento de la serie giraba en torno a su protagonista, un adolescente bastante conflictivo llamado Will, y el cambio que le supone ir a vivir con sus tíos ricos de Bel-air cuando había pasado toda su vida en los barrios marginales de Filadelfia.

El contraste de su familia en Filadelfia (compuesta únicamente por su madre) y su familia en Bel-Air queda patente desde el primer episodio, y es uno de los pilares sobre los que se sustenta la serie. La influencia va en ambos sentidos: mientras que a él le cuesta adaptarse a vivir con sus familiares millonarios, a éstos les supone un importante cambio en su estricta y calculada vida diaria. En Bel-Air está su tío Phil, el patriarca de los Banks, muy estricto a la hora de educar a sus hijos y con el que Will tiene sus más y sus menos en cada episodio. El complemento perfecto para él es su mujer Vivian, con un lado más humano pero que también tiene un gran sentido de la responsabilidad.

Pero no nos engañemos, el personaje que más juego daba y que creo que es seguro asegurar que encantaba a todo el mundo era Carlton, el hijo menor de los Banks. Era todo lo contrario a Will: empollón, infantil, tímido… Lo que viene a ser el prototipo de niño rico mimado por sus padres. Las escenas que tanto él como Will protagonizaban son de lo más divertido de la serie. ¿Alguien no se acuerda de Carlton imitando, con su particular estilo, a Tom Jones?

Aunque Will y Carlton fueron los grandes protagonistas de la serie, también hubo un hueco para otros personajes secundarios bastante interesantes. Uno de mis preferidos era Geoffrey, el inolvidable mayordomo. Inglés, serio, comedido y con unos comentarios tan sarcásticos sobre la alta sociedad que harían reir a cualquiera, también tuvo sus momentos de desenfado tras la llegada de Will.

Otros de los personajes importantes eran las hermanas de Carlton y, por tanto, primas de Will. Por un lado tenemos a Hillary, la hermana mayor y clásico ejemplo de niña pija, encantada de conocerse y cuya principal preocupación era su físico y su cuenta bancaria. Por otro, Ashley, la pequeña, que desde el primer día está encantada con su primo y, de hecho, es uno de sus apoyos de Will en su nuevo hogar. Tampoco nos podemos olvidar de Jazz, el inseparable amigo de Will, enamorado perdidamente de Hillary y con el que el tío Phil suele tener sus más y sus menos en cada capítulo.

principebel-air2.jpg

Seis años duró en antena, rodando un total de 148 episodios. Pero lo que muy poca gente sabe es que, originalmente, la serie se canceló tras el final de la cuarta temporada. La reacción de los fans, que saturaron a la NBC con el masivo envío de cartas en forma de protesta, hizo que los ejecutivos de la cadena decidieran darle otra oportunidad más. Eso y que cadenas más pequeñas, que emitían resposiciones con bastante éxito de audiencia, decidieron correr casi en su totalidad con los gastos de los nuevos episodios.

El Príncipe de Bel-Air supuso el salto a la fama de Will Smith, cuya carrera como rapero nunca había llegado a despegar. El éxito de la serie sacó del pozo al ahora actor, ya que por aquél entonces estaba ya casi en bancarrota. Quién le ha visto y quién le ve: desde entonces ha participado en multitud de películas y es considerado uno de los actores más rentables y poderosos de Hollywood.

En el lado opuesto podemos situar a casi todo el resto de actores que intervinieron en la serie, ya que casi ninguno ha tenido demasiada presencia en la pequeña pantalla desde entonces. Llama la atención el caso de Alfonso Ribeiro, el actor que interpretaba a Carlton y que, a priori, tenía todo a su favor para triunfar pero que desde entonces tan sólo ha tenido muy pocos papeles menores en series poco conocidas y telemovies de dudosa calidad.

Lo mismo podríamos decir de James Avery, aunque es más frecuente verlo en pequeños papeles de series conocidas. De hecho, llegó a aparecer en once episodios de The Closer y, más recientemente, ejerció de estrella invitada en Eli Stone. Con las actrices que daban vida a las hermanas pasa exactamente lo mismo. De Karyn Parsons, que interpretaba a Hillary, no sabemos nada desde 2002, y los papeles que Tatyana Ali, que daba vida a Ashley, ha trabajado desde entonces pueden calificarse como discretos. Es curioso que, de todo el reparto, tan sólo Will Smith consiguiera salir a flote, pero más curioso es aún que el resto de ellos han estado completamente desaparecidos desde entonces.

Por último, y para cerrar este viaje al pasado que hemos hecho para hablar de la serie, recuperamos la ya clásica sintonía que la serie lució aquí en España, siendo ésta una traducción más o menos parecida a la americana y en la que Will Smith hacía gala de sus dotes como rapero. La verdad es que en apenas unos minutos, fueron capaces de describir perfectamente el argumento de la serie. Por eso y por su particular forma de contarlo, así como por su ritmo, se ha convertido en una de las sintonías más míticas de las series de televisión conocida por todo el mundo.

En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio