Compartir
Publicidad

'El Príncipe', una propuesta en crecimiento

'El Príncipe', una propuesta en crecimiento
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La serie que necesitaba Telecinco. Después de varios intentos y que solo algunas comedias consiguieran tener algo de estabilidad, la principal cadena de Mediaset requería de una serie que le devolviera la firmeza en el prime time con un producto de ficción. Esa producción es 'El Príncipe', una serie que ha llegado bajo una intensa campaña de promoción y que ha conseguido establecerse por encima de los cinco millones de espectadores. Desde su estreno, 'El Príncipe' reina en la noche de los martes, estableciéndose sin rival como la ficción más seguida de los últimos años.

Para lograrlo, Telecinco ha diseñado una producción llena de intensidad, que destaca principalmente por la elección de su ambientación y algunas de las subtramas que comienzan a tomar forma. El principal acierto de 'El Príncipe' es centrar su foco de interés en el conflictivo barrio ceutí, que aparece como motor de la historia y empapa no solo cada una de las escenas rodadas en exteriores sino también la esencia que quiere transmitir la ficción. De nuevo encontramos una ficción que se aleja de la capital para mostrar una historia con potencial, que precisamente sería diferente si el lugar elegido siguiera siendo Madrid.

Con esa base, 'El Príncipe' consigue desarrollar una historia que no solo ha contado con alicientes para llamar la atención de la audiencia, sino que aumenta el interés a medida que transcurren los episodios. Se trata de un seductor thriller policíaco que en sus primeras semanas ha hilado muy bien su historia principal para mantener al espectador pegado a la pantalla. En este punto, el resto de tramas también encajan perfectamente en el engranaje de 'El Príncipe', historias que no por ser secundarias pierden atractivo (como le ocurre a la trama centrada en la familia de Fran después de la muerte de su hijo y la puesta en libertad del culpable).

En el ámbito interpretativo también encontramos grandes aciertos en el trabajo de la mayoría del reparto, aunque encontremos en su principal protagonista, Álex González, el punto más débil con el que cuenta hoy 'El Príncipe'. Su presencia como agente del CNI y su infiltración en la comisaría de Ceuta han sido lo menos creíble de la ficción, un hecho que, al menos en sus primeros episodios, ha provocado que nos costara introducirnos al completo en su historia. Nada que ver con la naturalidad de Hiba Abouk, la intensidad de Jose Coronado o la necesaria chulería que muestra Rubén Cortada a través de sus personajes, un elenco más que correcto en su papel.

'El Príncipe' también destaca por el cuidado de sus escenas, donde los efectos digitales vuelven a hacer su función en una serie nacional, un detalle que, unidos a la idea, el guión y la elección de actores, nos indica que Telecinco se ha tomado muy en serio la producción de su nueva ficción. Algunos seguirán viendo semejanzas entre 'El Príncipe' y 'Sin tetas no hay paraíso' pero con cuatro capítulos emitidos la nueva ficción de Mediaset se establece como una producción más madura y con una propuesta más interesante, aspectos que han provocado la fidelidad de más de cinco millones de espectadores. Todo un éxito.

En ¡Vaya tele! | 'El Príncipe', una gran idea que se pierde en la actuación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio