Empecé 'El cuento de la criada' odiando a Serena y ahora es mi personaje favorito de la serie en HBO Max
Series de ficción

Empecé 'El cuento de la criada' odiando a Serena y ahora es mi personaje favorito de la serie en HBO Max

La temporada 5 de 'El cuento de la criada' arrancó hace ya semanas con una promesa de guerra abierta entre sus dos personajes femeninos principales: la June de Elisabeth Moss contra la Serena de Yvonne Strahovsky. Como toda promesa de la serie, que podemos ver en HBO Max, esto se cumple a medias.

Y es que el guion de Bruce Miller y compañía pone en esta temporada a una Serena navegando entre la viuda en pie de guerra ante su declarada enemiga vengativa y su propio arco de redención, o al menos recapacitación, en lo que va dejando de ser villana para convertirse en otra cosa más compleja.

Por cierto, ojo si no vais al día con la serie, porque va haber spoilers.

En concreto, entre los episodios 6 y 7 de la temporada 5 tenemos uno de esos "enfrentamientos definitivos" entre ambas antagonistas. 'Juntos' terminaba con June a punto de ser ejecutada por Serena y esta disparando en su lugar a su escolta para después, en 'Tierra de nadie' producirse cierta reconciliación tensa en lo que ella da a luz a Noé.

Sin embargo, como aquí no hay finales felices, el episodio termina con ella detenida por inmigración y separada de su bebé, cortesía de Luke (O-T Fangbele), ajeno a todo lo que ha pasado entre ellas durante todo el día. Un momento desolador en el que solo sale el querer abrazar a la recién parida madre.

Una evolución agigantado del personaje

Pero más allá del efectismo que puede tener este momento, este llega después de bastantes temporadas en los que se ha trabajado para que conozcamos (y comprendamos) mucho mejor a Serena Joy. Esta temporada, de hecho, el personaje ha tenido un arco de "probar su propia medicina" a raíz de su embarazo y su viudez. Algo que la ha cambiado pero no redimido pues, tal como advierte Miller, ella sigue siendo la víbora de siempre:

«Creo que una vez que decidimos tener a Serena embarazada, nos centramos muchos en cómo sería el embarazo de cualquiera en ese mundo, o en un mundo donde la fertilidad está cayendo. Y también, ¿cómo sería para alguien como Serena, si se queda embarazada, cómo se tomaría ese mensaje?, ¿cómo vende ese mensaje a otros?, ¿cómo lo usaría, dada su personalidad? Estar embarazada no cambia quién eres, pero cambia a veces cuáles son tus prioridades, y le cambia. Pero es todavía una serpiente, o quizás una araña, narcisista. Y no va a cambiar eso, pero quizás tenga otra excusa, que es la de [que quiere] hacer un mundo bueno para su bebé. Pero todavía es siempre sobre Serena.»

Hemos llegado aquí como resultado de la hoja de ruta trazada por Bruce Miller con la, a priori, cruel y celosa mujer de Fred Waterson. Durante las primeras temporadas, fuimos navegando en su pasado descubriéndola como una de las autoras intelectuales del movimiento que evolucionó con el tiempo en la totalitaria Gilead.

Luego, episodio a episodio fuimos viéndola como una mujer tan ambiciosa como presa del mundo que ayudó a construir y sus momentos de querer llevar la iniciativa son sofocados enseguida. Algo que se ha hecho muy patente durante esta temporada, no solo con ese "trabajo" de relaciones públicas gileadianas sino también por cómo nunca logra tener libertad. Y aquí busca aliadas inesperadas.

La sororidad, el eje de 'El cuento de la criada'

Cuento Criada Parto

Aquí lo importante es saber que, desde el comienzo, 'El cuento de la criada' es, más allá de la distopía, una historia de sororidad. De amistad y alianzas femeninas en un mundo en el que son masacradas, desdeñadas, violadas y torturadas. Solo hay que ver esos lazos formados en el Centro Raquel y Lía, la institución gobernada por una Tía Lydia a la que también hemos visto evolucionar.

La temporada 5 de 'El cuento de la criada' no redime a Serena, pero sí hace patente su evolución a lo largo de toda la serie. Sigue siendo ambiciosa y cruel, pero estos episodios la han humanizado de tal forma que ya no solo es imposible odiarla, sino que el final del episodio de esta semana hace que den ganas de darle un abrazo.

Pero, más allá de sentimentalismos, creo que el verdadero auge (o cambio) de Serena viene también porque está siendo el personaje mejor escrito de la serie. Si a esto unimos la de vueltas que da el guion con June, sus ideas y sus idas, convierten a la villana de la función en mi personaje favorito de la serie.

Temas
Inicio