Publicidad

'Helix', otra buena idea que se fue de las manos

'Helix', otra buena idea que se fue de las manos
21 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Ha vuelto a pasar. De nuevo hemos encontrado una ficción con una premisa suficientemente interesante como para levantar expectación entre los espectadores. Y de nuevo esta premisa se ha desvirtuado conforme pasaban los episodios y los guionistas tenían que decidir cómo desarrollaban los conflictos que comenzaban a surgir en los primeros episodios. 'Helix', la ficción de Syfy que ya está renovada por una segunda temporada, ha puesto fin a su primera tanda de capítulos, mostrando sus debilidades y, sobre todo, su incapacidad para mantener la solidez en una historia que tenía ingredientes para caer en vicios previsibles.

'Helix' comenzó titubeante, enseñando dos caras de la misma moneda. Por un lado, había momentos en los que la serie era capaz de mostrar una trama interesante, que parecía que crecería en cada episodio utilizando con destreza recursos extraídos del mejor thriller. Pero en cambio, en otras ocasiones, más numerosas a medida que se ha avanzado en la historia, la ficción no solo se volvía aburrida sino que crecía acercándose al despropósito en el que al final se ha convertido. A este punto han ayudado las intrigas automáticas, los cliffhangers que se evaporaban al llegar a su explicación o los personajes que actuaban sin lógica aparente.

Son algunas de las razones que demuestran la manera en la que la propuesta de 'Helix' se ha ido de las manos, pese a conseguir ofrecer una atmósfera con potencial y tener un tono que combina con sorna la violencia de sus escenas con ambiente decorado con música de ascensor. Es lo mejor de una serie de la que ha sido imposible introducirse en la historia sin pensar que todo se iba de madre y que los personajes actuaban sin que pudiéramos entender sus acciones. Tampoco han ayudado la facilidad con la que se han resuelto algunos de los problemas que amenazaban la vida de los científicos, los secretos que han guardado los personajes sin motivo aparente o la deriva hacia ese paternalismo que ha ocupado, por desgracia, una parte importante de la historia.

Personajes sin lógica

Quienes descubren algo importante que afecta al conjunto del grupo no son capaces de comunicarlo a sus compañeros, un hecho que sería evidente pero que terminaría como ese secretismo fundamental para los guionistas a la hora de desarrollar sus tramas. No compartir información o fiarse de un extraño antes que de sus compañeros son algunos de los motivos que nos hacen pensar que estos personajes actuaban sin lógica y que la mayoría solo eran monigotes a la espera de una muerte segura que diera el momento de tensión y violencia buscado, en ocasiones con demasiada evidencia, por la serie.

Helix3

También los personajes más interesantes se han difuminado en este intento por ofrecer historias personales que le dieran humanidad, algo que no era del todo necesario. El ejemplo más evidente se encuentra en Hatake, un personaje con carisma y enigma suficiente como para llevar todo el peso de misterio de 'Helix' pero que ha terminado perdido con sus dilemas paternalistas y sus implicaciones familiares a la hora de desarrollar el virus. Verle con esa preocupación de padre primerizo hacia su recién encontrada hija o su reencuentro con la mujer perdida en el último episodio ha sido de lo más frustrante, dando motivos para pensar que se ha desaprovechado la mejor oportunidad que tenía la ficción para ofrecer algo realmente interesante a nivel de personajes.

En esta pérdida de credibilidad y solidez ha sido fundamental algunas de las escenas que hemos presenciado. Escenas entre las que destacan aquellas en las que los personajes actuaban con una fría naturalidad sobre lo que ocurría, conversaciones sobre inmortalidad entre amigas como si estuvieran de copas en un bar o la rápida asimilación de hechos de una escena a otra sin capacidad de reaccionar. Estas han sido algunas de las razones para que consideremos 'Helix' como un despropósito, o como una de esas series que es mejor no tomarse en serio y visionarla teniendo en cuenta su intención ya de antemano de convertirse en un guilty pleasure para el espectador, aunque ni siquiera en este terreno parece moverse con seguridad.

Un virus a la altura de la serie

De querer atacar con violencia a los humanos no infectados para convertirlos, de esos ojos negros, la rabia y del deterioro físico se ha llegado a la curación completa y milagrosa casi de un día para otro, no sin antes pasar por la organización y la inteligencia que el grupo de infectados llegó a tener en su momento y que no tenía nada que ver con la agresividad e intuición que mostraron los primeros días. Son elementos que han provocado que el virus perdiera su parte de credibilidad en esta historia, una amenaza que apareció como principal para la historia y se volvió secundaria en favor de Ilaria.

Helix2

Y es que ha sido la expansión de las tramas secundarias lo que ha provocado que 'Helix' abandonara el terreno de lo seductor para adentrarse en esas series que solo buscan la sorpresa fácil. En este escenario, la ficción de Syfy sí ha funcionado, pero solo buscando giros con potencial que no han mantenido la fortaleza que sí podían llegar a tener esas escenas sorpresivas. Al final, ni los habitantes cercanos a la estación, ni la aparición de la amenaza de Ilaria ni los problemas personales de cada protagonista han servido para evitar el desastre que 'Helix' ha terminado ofreciendo, llegando a costar adentrarse en sus últimos episodios.

Un final por los aires

Helixreview

Lo mejor que le ha podido pasar a 'Helix' en su último episodio ha sido la decisión final de volar la estación y acabar, aparentemente, con todo el encierro que hemos vivido en los trece días anteriores que han transcurrido en la ficción. Si el futuro de la serie pasa por seguir explotando a los personajes que ya hemos visto, estos necesitan de una nueva acción que no liguemos a lo que ha pasado hasta ahora. Al fin y al cabo, la ficción puede corregir errores manteniendo ritmo y ambiente, dos de los elementos que sí han destacado positivamente. Será difícil también volver a acercarse a la ficción en el invierno de 2015, fecha elegida para el estreno de la segunda temporada, teniendo en cuenta la pereza que ha provocado la recta final de 'Helix', sobre todo, tras comprobar que se trataba de una serie que se ha ido de madre al no saber utilizar con destreza elementos y tramas que, en un principio, sí que jugaban a su favor.

En ¡Vaya tele! | 'Helix' aprobado justito en contenido, notable en ritmo y atmósfera

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir