Compartir
Publicidad
La tercera temporada de ‘Hannibal’ arranca tan hipnótica, onírica, gráfica y hambrienta como siempre
Series de ficción

La tercera temporada de ‘Hannibal’ arranca tan hipnótica, onírica, gráfica y hambrienta como siempre

Publicidad
Publicidad

Quién nos iba a decir que veríamos una tercera temporada de ‘Hannibal’, una de las series más gráficas, oscuras y perturbadoras de la parrilla televisiva actual, que se ha hecho su pequeño hueco de prestigio en la hora más tardía del primetime de NBC. Después de aquel catártico final de temporada que vimos hace un año era difícil vaticinar el camino que tomaría Bryan Fuller en la inminente tercera tanda de capítulos.

Será el próximo 4 de junio cuando se estrene Antipasto, el primer episodio de esta nueva etapa del oscuro thriller psicológico protagonizado por Mads Mikkelsen. ‘Hannibal’ no tardará mucho en verse en España, ya que AXN lanzará la tercera temporada con un día de diferencia, es decir, el 5 de junio.

Bedelia, la nueva Will

Este primer episodio tiene todo lo que hace de ‘Hannibal’ una serie hipnótica y, a la vez, ofrece una estructura y un planteamiento diferentes a las anteriores temporadas, algo que era de esperar dados los acontecimientos ocurridos en Mizumono. Tras ver descubierta su verdadera cara, Lecter ha huido a Florencia, donde vive junto a Bedelia con una nueva identidad. Allí, y con métodos que no sorprenden ni al personaje de la magnética Gillian Anderson ni al espectador, se ha abierto un hueco entre los poderosos, haciendo gala de nuevo de una vida dotada de todo lujo.

Qué adecuado lo de Antipasto. Este primer episodio es un aperitivo delicioso de lo que da a entender que será el núcleo del thriller psicológico de la temporada: Bedelia. Siempre hemos sido testigos de cómo se sentía atraída y a la vez sobrecogida por la naturaleza de Lecter, y sabíamos que detrás de la decisión de subir con él a ese avión rumbo a Europa había algo complejo y, en cierto modo, retorcido.

Es en torno a eso sobre lo que se ha estructurado un capítulo muy fragmentado, con continuos saltos en el tiempo que nos llevan desde la última de las incómodas cenas en Italia hasta momentos del pasado que nos ofrecen pistas sobre lo que ocurrió con aquel paciente que puso en peligro la vida de Bedelia. Habiendo visto esto, parece que es fácil deducir el papel que finalmente interpreta Zachary Quinto, quien se ha unido recientemente al reparto.

Con Bedela y la influencia psicológica que ha tenido y tiene Lecter sobre ella como el centro del episodio, y tras deducir que los flashbacks no serán cosa sólo de este, es muy emocionante pensar que los juegos y manipulaciones mentales, la lucha de cerebros y el ni contigo ni sin ti de la temporada se va a centrar en ellos dos. Bedelia es la nueva Will. A propósito de Will (y resto de personajes desaparecidos en este inicio), tendremos que esperar un poquito para conocer su destino y cómo volverán a cruzarse con Lecter.

Phy6lbojrsqibg 1 L Qué preciosas quedan Gillian Anderson y la catedral de Florencia juntas

Deliciosa obra de arte

Como era de esperar, el episodio no decepciona en su apartado más visual y técnico. Los planos detalle, las puestas en escena, el uso del color y ese ritmo de la imagen que danza con la música son ya marca de la casa. Vincenzo Natali (‘Cube’) repite tras las cámaras y nos ofrece un ‘Hannibal’ incluso más onírico de lo habitual, muy centrado en los detalles y en las alegorías visuales que transmiten lo que ronda los pensamientos de Bedelia.

La banda sonora siempre ha sido uno de los aspectos que más me gusta ensalzar; arriesgada, a veces histriónica y otras sutil, participa tanto de la atmósfera y lo que se quiere mostrar de los personajes que su relación con guión e imagen es simbiótica como pocas. Si es que ‘Hannibal’ tiene unas cualidades artísticas tan especiales que es musa a la hora de sentarse a expresar lo que es capaz de transmitir.

Otro de los elementos definitorios que tampoco parece que vaya a faltar en la tercera temporada es el humor negro. Si bien hay algún que otro momento cómico en las escenas de Hannibal en Europa (esos dobles sentidos siempre traen una sonrisa a los labios), son sus retorcidos diálogos con Abel (Eddie Izzard) sobre el canibalismo lo que concentra casi todo el humor negro del capítulo.

En definitiva, ¿Es ‘Hannibal’ una de las series más interesantes, más originales, más autorales y más provocadoras de la actualidad? Yo tengo la respuesta clara, y el comienzo de su tercera temporada no ha hecho más que confirmarlo.

En ¡Vaya Tele! | 'Hannibal' ofrece un vistazo al "interludio italiano" de su tercera temporada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio