Compartir
Publicidad

Las mejores escenas de la cuarta temporada de 'Juego de Tronos' (y II)

Las mejores escenas de la cuarta temporada de 'Juego de Tronos' (y II)
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Supongo que os acordaréis de que ayer mismo inicié una selección de las que considero que son las 14 mejores escenas de la cuarta temporada de 'Juego de Tronos'. En la primera entrega llegué hasta 'Sinsonte', el séptimo episodio, y hoy arranco también desde ahí y ya llegamos hasta el final de la que posiblemente haya sido la mejor temporada de la serie hasta ahora. Sin más dilación, os dejo con ellas, recordándoos que si queréis ver la escena en cuestión, no tenéis más que hacer click sobre la imagen correspondiente.

Meñique confiesa sus sentimientos a Lysa

Que Lysa estaba mal de la cabeza era algo que todos descubrimos ya en la primera temporada, pero sus no tan infundados miedos de que Meñique en realidad quiere meterse en la cama de Sansa la llevan a estar a punto de tirar al vacío a la hija mayor de los Stark. Será finalmente ella la que corra esa suerte cuando su recién estrenado marido decida romper su relación tras confesarle quién es la única mujer a la que siempre ha amado. Brillante también el interrogatorio posterior para aclarar lo sucedido, sobre todo por suponer la transformación definitiva de Sansa.

Daenerys destierra a Jorah

La propia Emilia Clarke ha llegado a declarar que este fue el primer momento en el que sentír que Daenerys estaba actuando mal al desterrar a Ser Jorah, su eterno pagafantas que ya ni ese consuelo tiene. Ella está impecable mostrando su odio y desprecio hacia quien consideraba su más fiel aliado al enterarse de su traición, mientras que Ian Glen consigue que seamos conscientes de que se le ha roto el corazón a su personaje y que haría cualquier cosa para solucionar un error que cometió antes de conocer realmente a su Khaleesi.

El combate entre Oberyn y La Montaña

Fuimos muchos los que nos acordamos de 'La princesa prometida' viendo a Oberyn Martell emulando a Íñigo Montoya para intentar conseguir que La Montaña confesase lo que hizo con su hermana y también quién le encargó hacerlo. Por desgracia, su empeño en conseguirlo acabó provocando su muerte de una forma increíblemente impactante y también la desesperación de Tyrion, quien apenas unos instantes antes estaba deseando celebrar la victoria de su representante en una pelea que parecía condenado a perder, y así fue finalmente.

El plano secuencia de la batalla en el muro

Hubo varios grandes momentos en la batalla entre la Guardia de la noche y los salvajes liderados por Mance Rayder, pero este plano secuencia con el que Neil Marshall demostró toda su pericia a la hora de mostrar todo lo que estaba sucediendo en ese momento debería dejar boquiabierto a cualquiera. Eso sí, he de reconocer que, pese a su notable dificultad, disfruté más con la que pudimos ver hace unas semanas en 'True Detective'.

La muerte de Ygritte

Aprovecho cualquier ocasión que tengo para recordar lo limitado que es como actor Kit Harington -en 'Pompeya' está particularmente desastroso-, pero en el noveno episodio hasta consiguió por momentos que sabía actuar. No obstante, la gran responsable de la inclusión de esta escena es Rose Leslie, ya que es ella la que consigue romper el corazón al espectador cuando, con Ygritte agonizando, le dice a Jon que nunca debieron dejar la cueva -en la que hicieron el amor- y se despide de forma definitiva diciendo por última vez la frase por la que siempre será recordado Jon Snow.

Brienne contra El Perro

Me encantan las peleas con espadas y esta entre Brienne y El Perro es apasionante, pero también lo es cuando el combate adquiere otros tintes y los momentos previos en los que Brienne es incorrecta pero comprensiblemente confundida con una aliada de los Lannister. La guinda perfecta la pone Arya dejando a El Perro suplicando por su muerte ante el terrible sufrimiento que le espera antes de fallecer "de forma natural". Memorable.

La venganza de Tyrion

Todo iba sobre ruedas para que Tyrion se escapase sin más de una muerte segura, pero antes de irse tenía que resolver unos asuntos pendientes con su padre. Todo se complicó aún más al encontrar a Shae en la cama de su -hipócrita- padre, quien, eso sí, podría haber reaccionado de otra forma y posiblemente siguiera con vida. Sin embargo, la culminación emocional está cuando acaba con la vida de su padre de una forma que destruye su legado tanto como la confesión minutos antes por parte de Cersei.

Ahora os toca a vosotros, ¿echáis alguna escena en falta en la selección que he hecho?

En ¡Vaya Tele! | Las mejores escenas de la cuarta temporada de 'Juego de Tronos' (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio