Compartir
Publicidad
Publicidad

'Salem', al borde del desastre

'Salem', al borde del desastre
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es habitual que cada año nos encontremos con decepciones más o menos sonadas cuando damos una oportunidad a una serie de televisión que acaba de arranca. Yo hace tiempo que cada vez intento ser más cuidadoso con esto --tengo poco tiempo y me cuesta mucho dejar de ver una serie, un cóctel muy peligroso--, pero es imposible acertar siempre. Me viene por ejemplo a la mente el caso de 'Cult', la desastrosa serie de CW que, con todo merecimiento, no fue más allá de su breve primera temporada.

Esperaba que esto no fuera a pasar con 'Salem', la primera serie de ficción de WGN, ya que la promoción utilizada por el canal incluso había conseguido aumentar mi interés en esta nueva aproximación a los trágicos eventos relacionadas con los juicios a presuntas brujas que tuvieron lugar hace varios siglos en el pueblo del que la serie toma su nombre. Por desgracia, los dos primeros capítulos sólo nos han permitido ver una obra rutinaria con la que en todo momento estaba deseando saber si aún faltaba mucho para que acabase.

'Salem' tiene los medios, pero no el talento

Imagen del primer episodio de

Conseguir el tono adecuado --y saber conservarlo sin drásticos altibajos-- es lo primero a lo que una obra de ficción debería aspirar y lo cierto es que 'Salem' consigue salir airoso en este punto, aunque únicamente en los elementos superficiales. Es obvio que WGN no ha podido invertir una cantidad de dinero suficiente como para que la reconstrucción histórica sea tan minuciosa como habría sido en HBO, pero tampoco cae en el error de transmitir la sensación de ser una simple glorificación del cartón piedra.

Es por ello que resultan curioso que en 'Salem' han decidido ignorar casi por completo los hechos reales --o al menos lo que se sabe de ellos-- en beneficio de un relato que quiere ser perverso y provocador, pero sin la valentía suficiente para ir más allá de la superficie de esta actitud por parte de algunos de sus personajes. No voy a entrar en polémicas sobre la conveniencia de mostrar desnudos o ser demasiado explícitos mostrando la violencia, pero en 'Salem' se quiere aprovechar del tirón de ello sin hacer méritos reales para ello.

Imagen del segundo episodio de

Más molesta resulta la tendencia de la serie a no establecer una diferenciación de los protagonistas que sea lo suficientemente atractiva, siendo tampoco muy acertada la decisión de evitar los grises a la hora de establecer sus intenciones, ya que es en esa necesaria profundidad donde podría hacer encontrado la redención para lo poco atractivo que son por sí mismos. Y es una pena, porque en el reparto hay algún actor que ya había demostrado previamente su solvencia --pienso sobre todo en Xander Berkeley, el repelente jefe de Jack Bauer en la primera y segunda temporada de '24'--.

Con todo, lo más molesto a la presencia de un Shane West que no parece ser consciente de la serie en la que se encuentra y aborda a su John Alden de una forma que no encaja lo más mínimo en 'Salem'. Tampoco es que el resto del reparto lo haga mucho mejor que él, pero al menos actúan de una forma que encaja bien con el tono, existiendo la posibilidad de que puedan mejorar a medida que la serie encuentre su sitio, algo a priori inviable en el caso de West.

Tengo que confesar que noté una tímida mejoría en el segundo episodio a la hora de captar la paranoia social hacia las brujas y cómo eso lleva a personas normales a actuar de una forma irracional y apoyar actos de una barbarie fuera de toda duda. Para ello es cierto que se recurrió a soluciones de guión a caballo entre lo esquemático y lo previsible, pero al menos dejó ver un par de detalles narrativos sobre los que empezar a reconstruir lo que por lo demás está demasiado cerca de ser un desastre.

En definitiva, 'Salem' cuenta con un buen trabajo de ambientación y una historia con suficientes posibilidades --sobre todo porque se van a permitir hacer todos los cambios que crean oportunos-- como para seguir teniendo curiosidad en su futuro, pero hasta ahora es una obra manoseada, típica, aburrida, sin energía y hasta rancia. Un muy mal comienzo, vaya.

En ¡Vaya Tele! | 'Salem', fantásticos carteles y curioso tráiler de la prometedora primera serie de WGN America

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos