Compartir
Publicidad
'The Flash' ha bajado de nivel (pero sigo con plena fe en ella)
Series de ficción

'The Flash' ha bajado de nivel (pero sigo con plena fe en ella)

Publicidad
Publicidad

A estas alturas ya sabréis que The CW este próximo mes de enero estrena 'Legends of Tomorrow', un spin-off bastante llamativo de 'The Flash' y 'Arrow' cuyo reparto está encabezado casi en exclusiva por personajes secundarios de ambas series. El único posible motivo de queja sobre el papel está en hasta qué punto han elegido a los personajes adecuados, pero a la hora de la verdad ha provocado que el constante crecimiento de 'The Flash' se haya detenido.

De hecho, esta primera mitad de la segunda temporada de 'The Flash' se ha quedado un poco en tierra de nadie por tener que prestar demasiada atención a la preparación de dicho spin-off, ralentizando de esta forma la correcta evolución de Barry Allen y el resto de personajes. Es cierto que no han faltado los buenos momentos, la mayoría relacionados con la amenazante presencia de Zoom, pero los altibajos han sido una constante que espero que desaparezcan cuando regrese de su parón navideño el próximo 19 de enero.

'The Flash', los puntos fuertes de su segunda temporada

The Flash Zoom
A partir de aquí habrá spoilers hasta el noveno episodio de la segunda temporada de 'The Flash'.

Tras zanjar temas pendientes de la primera temporada, 'The Flash' fue introduciendo poco a poco a Zoom, el gran villano de esta segunda tanda de episodios que cuenta con una imponente presencia física que ayuda mucho a que nos lo tomemos en serio, pero también a Patty, el nuevo interés romántico de Barry, siendo aquí clave la buena química que hay entre Grant Gustin y Shantel VanSanten.

Por ese lado no hay grandes pegas, ya que estaba claro que la presencia de Zoom iban a tener que alargarla un poco en el tiempo en lugar de acabar directamente con Flash. Además, ahí han sabido dar con una trama jugosa al desvelar que el Harrison Wells de otro universo va a ser su principal aliado para completar su malvado plan, pero sin que ello signifique que Tom Cavanagh se vea obligado a recurrir a las mismas tretas con las que tanto brilló en su primera temporada.

La cuestión es que 'The Flash' sí que ha sabido dejarnos en el momento adecuado -nos enteramos de esta traición justo cuando Barry "perdona" a su antiguo mentor, algo que dista de ser revolucionario, pero que engancha cosa mala- para tener ganas de más y confiar en que se retome esa línea in crescendo que hizo que pasase de ser un buen pero simple entretenimiento a una de las mejores series de la temporada 2014/2015.

Las pegas

Hawkman Hawkgirl Arrow The Flash

No es que 'The Flash' haya dejado de ser disfrutable, porque ha mantenido muchas de sus virtudes, en especial la buena dinámica entre los personajes, pero lo que sí he notado es que en buena parte de la segunda temporada ha tenido que sacrificar parte de su identidad propia para allanar el camino a 'Legends of Tomorrow', pero también quedándose algo coja en un exitoso crossover en el que la balanza se decantó demasiado del lado de 'Arrow' cuando hasta ahora siempre habían sabido encontrar un estupendo equilibrio.

Precisamente esto último es lo que más he echado de menos en la segunda temporada de 'The Flash', quizá porque sencillamente no tenía la libertad para centrarse únicamente en sí misma. El resultado es que esta primera fase, centrada más en plantear lo que está por venir e integrar a los nuevos miembros del equipo -aquí por ejemplo creo que, con la salvedad del "sacrificio" que hace para salvar a Wells, se han olvidado un poco más de la cuenta de Jay, el otro Flash, durante los últimos capítulos-, ha estado marcada por la irregularidad, con parones de forma más o menos constante para prestar atención más a algo ajeno a la propia serie.

Ojo, no es que esas desconexiones se hayan traducido en malos episodios ya que en líneas generales sigue cumpliendo bastante bien como entretenimiento, pero sí que me dejaban un sabor agridulce al pensar que 'The Flash' estaba traicionándose un poco a sí misma. Por suerte, incluso algunos detalles cuestionables -la forma en la que Kendra se entera de que Barry es Flash- encajan dentro de ese tono ligero en el que hay espacio para escenas que en otras series serian inverosímiles, pero lo que me cuesta aceptar más es que algunas de ellas me parezcan bastante menos interesantes que ver a Barry y los suyos haciendo su vida sin más, sea luchando contra una gran amenaza o simplemente charlando sobre lo que les pasa.

The Flash Paty

En definitiva, espero que no sea más que una consecuencia de que la cadena quiere con todas sus fuerzas que 'Legends of Tomorrow' arrase y para ello hay que crear unos lazos muy fuertes con la que es actualmente su serie estrella. Eso sí, a partir de ahora borrón y cuenta nueva salvo en crossovers ocasionales y que 'The Flash' vuelva a demostrar los motivos por los que tantos espectadores primero nos enganchamos a ella y luego acabamos entusiasmados. Esto que es ahora está bien, pero ya sabemos que puede ser mucho mejor.

En ¡Vaya Tele! | ‘The Flash’ regresa cerrando tareas pendientes y recolocando Central City

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio