Compartir
Publicidad
'The Walking Dead' se la juega con el final de la sexta temporada
Series de ficción

'The Walking Dead' se la juega con el final de la sexta temporada

Publicidad
Publicidad
Actualización: Spoilers everywhere

Anoche 'The Walking Dead' cerraba su sexta temporada en FOX España -un día después de hacerlo en AMC USA- dejándonos, como corresponde ante un parón de seis meses, con un cliffhanger colosal (y tremendamente injusto para la audiencia), unas cuantas preguntas que resolver y un debate abierto: hagan sus apuestas.

Porque hoy en los blogs y las publicaciones que analizamos esta finale nos hacemos -más o menos- las mismas preguntas: ¿qué pasó ayer? Y, ¿por qué no lo vimos? ¿Qué justifica que una vez más jueguen así con la muerte de un personaje? ¿No tuvimos bastante con lo de Glenn? ¿O el momento mini-infarto con la posible muerte de Daryl la semana pasada? Definitivamente, lo de ayer fue un juego.

via GIPHY

Y no me refiero sólo a ese "pito-pito-gorgo-rito" mortal ('Eeny Meeny Miny Moe') que se marca Negan (por fin, soberbio Jeffrey Dean Morgan) justo antes de dejarnos con la miel la sangre en los labios y el horripilante audio de Lucille en acción mientras el fundido en negro nos hace un zasca épico. El último día en la Tierra se planteó como un juego de una hora: los Salvadores y los de Alexandria jugando al gato y al ratón y la serie, con el respeto de sus fans. Que, en general, están muy cabreados con Scott Gimple. Pero él les pide tiempo, cariño y comprensión.

El viaje a Hilltop: vivir juntos, morir juntos

Twd_6x16_caravana

"Estando juntos podemos hacer lo que sea".

Rick

En Alexandria, como en cada comunidad de supervivientes, se rigen por su propio sistema moral. Los hay que optan por imponer su supremacía y jugar al "nuevo orden mundial" -como los Salvadores, los Lobos o los caníbales de Terminus- y los hay quienes, simplemente, intentan vivir tranquilos, en su propio micromundo y siguiendo sus reglas. Matando, eso sí, cada vez que todo aquello que han conseguido se ve amenazado. Al principio, después de enfrentarse a sus dilemas y demonios personales. Y, con el paso del tiempo, con más facilidad.

Este "matar indiscriminadamente" -quizás el último ataque a los de Negan fue desproporcionado y, por qué no decirlo, un pelín rastrero- es lo que ha puesto a Rick y los suyos en ese aprieto. Eso y sus principios. Al contrario que en 'LOST', aquí también se trata de morir juntos. Todo el grupo se arriesga por Maggie, porque entienden que sólo si se cuidan los unos a los otros, si se comportan como una unidad formada por individuos, serán fuertes. Aunque eso suponga -irracionalmente, si pensamos en el bien común- poner en juego la vida de 20 personas por la de una (dos, contando a su futuro hijo).

"Cuando te preocupa alguien hay un precio, Morgan... y hay que pagarlo".

Carol

Esas son las reglas y si no las aceptas no puedes formar parte del grupo. Es más: no sobrevivirás. Esa es, principalmente, la razón por la que Carol decide dejarles (y provoca que, una vez más, ellos se arriesgan por uno de los suyos). Es la misma razón por la que Morgan -el taoísta- y Rick ven enfrentadas sus posturas continuamente a lo largo de esta temporada. Y también por la que Denise, Gabriel o Eugene quieren enfrentarse a sus miedos: para alcanzar el estatus de supervivientes.

¿Para quién fue "El último día en la Tierra"?

Twd_Negan

"Te vas a arrepentir de haberte enfrentado a mi, amigo"

Negan

El debate está servido. Internet ya bulle a estas horas de teorías, argumentaciones y todo tipo de pruebas. Desde los que han ralentizado el audio y aislado los gritos de fondo durante la brutal paliza de Negan para apostar por Glenn hasta los que han hecho un ejercicio casi de física para intentar adivinar a quien correspondería -por lógica- el plano final. Como si en la edición no pudieran jugar con nosotros. Como si la tele no fuera todo trampa.

El clamor más popular apunta a Glenn. Y los comics lo respaldan. Pero la serie no destaca por su fidelidad a la novela gráfica de Robert Kirkman. Si se hubieran limitado a trasladarla a la pantalla tal cual, a Rick hace tiempo que le faltaría una mano, no conoceríamos a Sasha o a Daryl y Carol llevaría años muerta. Y, sin embargo, en esta finale aún vive para ser rescatada por un par de caballeros andantes (y Morgan, que por ella SÍ mata). Una buena metáfora para retratar a un nuevo grupo que, para variar, parece ser de los "buenos". De esa clase de bondad pre-apocalíptica.

Pitopito

Si nos atenemos a las pistas, la intervención de Eugene, una vez entregada la receta de las balas (no "del gazpacho"), y su emotiva despedida de Rick y Abraham podría indicar que la serie ha dado por finiquitado al personaje. Aunque no haya tenido peso hasta ahora, no significa que sea prescindible. Pero desde luego no tiene la importancia de Glenn ni es un personaje "querido por todos", como afirma Kirkman, de forma ambigüa hablando sobre el final. Y las pistas podrían jugar al despiste.

No hay que subestimar el impacto que igualmente supondría para el grupo la muerte de uno de los "menos queridos" (desde nuestra perspectiva) como Eugene, Abraham o Aaron.

Glenn, además, ya ha protagonizado un cliffhanger similar en el que lo dábamos por muerto, con su consecuente impacto entre la audiencia. Según la lógica de la narrativa, eso debería descartarle o la introducción de su muerte habría sido demasiado obvia. Si lo veremos en pantalla es otra de las cuestiones con las que especular, más después de las declaraciones de Scott Gimple, showrunner de la serie:

"El final de la historia es lo que la gente vio. Y cuando revelemos quien estaba al otro lado del plano va a ser el comienzo de otra historia. Los efectos de eso, el impacto en cada uno, cómo la gente reacciona, cómo el mundo cambia para cada uno, esa será la siguiente parte de la historia".

No hay que subestimar el impacto que igualmente supondría para el grupo la muerte de uno de los "menos queridos" (desde nuestra perspectiva) como Eugene, Abraham o Aaron, descartados Carl y Rick por las palabras de Negan y las mujeres por el doblaje de FOX, que ha actuado de spoiler. Ahora que ya se sienten cómodos, seguros y fuertes, perder a uno de los suyos -sea quien sea- de una forma tan brutal, su ventaja y la mitad de sus cosas, es suficiente para poner su mundo patas arriba. La cara de Rick y su desmoronamiento, in crescendo durante todo el episodio, son el vivo retrato del fin de una era para ellos.

Pero era necesario. Hace tiempo que esto no es una serie de zombies sino más bien un ensayo sociológico, un análisis de la raza humana, desde una perspectiva casi filosófica. Un enfoque que también es interesante, ahora que matar caminantes ya no es un desafío. Y, a nivel narrativo, la presencia de un nuevo villano -mejor aún, un psycho killer- a la altura del Gobernador o los caníbales se hacía otra vez imprescindible para hacer más grande la historia del héroe (o los héroes). Negan aprueba con nota su primera aparición, después de la expectación creada. Ahora tenemos malo y espera para rato.

En ¡Vaya Tele! | 'The Walking Dead' eleva aún más la brutalidad de su mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio