Compartir
Publicidad

‘Welcome to the family’: aprobada en química, suspensa en gag

‘Welcome to the family’: aprobada en química, suspensa en gag
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando nos enfrentamos a los estrenos nuevos de cada temporada es imposible no establecer varios baremos con los que valorar las diferentes series. Personalmente, cuando hablamos de las sitcoms, hay algunas que con sólo con 10 minutos sé que no hay nada ahí para mí (‘Dads’); otras con un piloto que quizá para otros es lo suficientemente aceptable para tener algo más de paciencia, yo sé que no son para mí (‘We are men’ y su testosterona). Por suerte y por desgracia, ‘Welcome to the Fammily’ entra en la tercera categoría: aquellas con potencial.

Digo por desgracia porque le quedan dos telediarios. Se emite en ese día tan peligrosamente competitivo que es los jueves en Estados Unidos, con ‘Parks and Recreation’ como un lead-in débil que no ha empezado la temporada con buen pie (aunque, seamos optimistas, parece que al menos se mantiene estable). Sin demasiada audiencia que heredar y con su flojo arranque que pasaré a comentar a continuación, el segundo episodio de esta comedia familiar se ha quedado en un triste y condenatorio 0.8 en demos y 2,5 millones de espectadores. Una miseria.

Dos familias que se convierten en una

Los Yoder no son el típico matrimonio orgulloso de su hija adolescente ni temen al síndrome del nido vacío cuando ésta abandone el hogar para ir a la universidad. No. No sólo lo celebran, sino que han llamado a la era que arranca sin ella El Renacimiento. Todo el plan de recuperar su independencia se viene abajo cuando su hija se queda embarazada del empollón de clase; ese que da el discurso de graduación –o lo intenta, ya que ella no elije mejor momento para soltarle la bomba que cuando está en el púlpito.

La familia de él es completamente opuesta. Los Hernandez están volcados con su hijo y su futuro; están orgullosos de él, y muy unidos. ‘Welcome to the Family’ arranca con estas dos familias tan diferentes que se ven forzadas (desde la perspectiva de algunos, condenadas) a fusionarse y entenderse. ‘Welcome to the Family’ es el enésimo intento de encontrar la nueva ‘Modern Family’, esta vez de la mano de Mike Silowitz (‘Reglas de Compromiso’) que llega con un reparto lleno de caras conocidas como Mary McCormack (‘In plain sight’, donde interpretaba a una especie de Verónica Mars en esencia), Justina Machado (‘Private Practice’) Mike O’Malley (‘Glee’) o Ricardo Chavira (‘Mujeres desesperadas’).

De entre los intentos de seguir la estela de los Pritchett y los Dunphy, ‘Welcome to the Family’ es de las primeras que de verdad tiene cierto regusto a esa química y dinámica tan naturales. El reparto es un completo acierto, ya que todos los personajes funcionan entre sí, en dúos, tríos o en conjunto. El concepto, punto de partida y desarrollo es tan cliché que establecer una química atractiva era imprescindible; una familiaridad que conseguirla desde tan pronto en una comedia es realmente complicado –y viendo el resto de elementos de la serie me aventuraría a decir que es básicamente gracias al casting.

Una química sin gag

welcome to the family
Y es que resulta bastante esclarecedor que todo eso quede desaprovechado debido a un flojo guión con una falta asombrosa de punchlines; un chiste de vez en cuando, ¡no pedíamos más! Los pocos gags que hay repartidos en los dos primeros episodios de esta nueva comedia están demasiado escondidos y no tienen tiempo de respirar y realmente impactar al espectador. También sorprende lo mucho que se han alejado de explotar cómicamente el planteamiento de familia latina vs. familia americana.

Por una parte puedo comprender que no quisieran basar todo el humor de la serie en unas diferencias culturales altamente explotadas en el género (y que quizá también llevarían demasiado a la comparación con el personaje de Sofía Vergara en la serie de ABC), pero ignorar completamente esa vía, aunque fuese de cara a los primeros episodios, no les ha salido rentable cuando miramos al número de chistes por bloque. Falta de todo, incluso slapstick; con lo socorrido que es el humor físico…

Sea como sea, ‘Welcome to the Family’ no va a disponer de mucho margen para poder encontrar esa comedia con la que aderezar la dinámica de sus familias, algo que personalmente me da pena ya que, con todo, pienso que con un poco más de tiempo quizá habrían encontrado el potencial detrás de esos personajes y ese reparto. Otra sitcom al cajón.

En ¡Vaya Tele! | Estrenos de otoño 2013

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos