Publicidad

‘Zoo’, la serie (soporífera y mediocre) que la PETA no quiere que veas
Series de ficción

‘Zoo’, la serie (soporífera y mediocre) que la PETA no quiere que veas

Publicidad

Publicidad

Aunque cada vez haya más competencia, y por lo tanto variedad, el verano sigue siendo buena época para estrenar títulos fresquitos, fáciles de ver y cuyas pretensiones no vayan más allá del entretenimiento. Al igual que en su momento ya lo petó con ‘Under the Dome’, era evidente que CBS buscaba algo así con su próximo thriller fantástico, ‘Zoo’, cuyo primer episodio se emite esta noche en el canal.

‘Zoo’ está basada en una novela homónima de 2012 de James Patterson en la que Jackson Oz, un biólogo ecologista, es el hazmerreír de la profesión por sus teorías sobre la violencia animal. Según sus estudios, los científicos han ignorado las estadísticas de demuestran que los ataques de mamíferos a humanos han ido incrementando de forma exponencial con el paso de los años. Oz se obsesiona con el caso, y acaba en Botswana, donde sobrevive por los pelos al ataque de una manada de leones que se habían cargado a un centenar de personas.

El piloto de ‘Zoo’ traslada el papel agorero a otro científico, del que el protagonista Jackson Oz (James Wolk) es el primero en reírse para pronto descubrir que le había juzgado mal. En el primer capítulo, el ataque está centrado en los felinos, que se vuelven en contra de los humanos, y todo el detonante se cuenta a través de dos líneas de trama:

Una gira en torno a un guía de safaris (Wolk) pasándolas canutas en África – a donde se fue huyendo de su pasado (sorpresa)-. La otra gira en torno a una periodista (Kristen Connolly) que es despedida de su trabajo por escribir en un blog reaccionario, y quien se obsesiona con investigar a la mega-corporación que proporciona la comida con la que alimentan a los leones después de que éstos matasen a su cuidador y escapasen del zoo de la ciudad. En realidad todo esto acaba traduciéndose en buscar a todos los gatos de un barrio de Los Ángeles. El gran cliffhanger es verles a todos encaramados en un árbol; diría que preparándose para sacar los ojos a sus dueños niños de siete años, pero maullan y ronronean normal.

Una penosa ejecución

062915zoo002

El caso es que el proyecto estaba pensado inicialmente para una película, medio en el que habría sido más sencillo llevar la premisa a buen puerto, sobre todo sabiendo que las referencias de estilo narrativo se situaban entre ‘Distrito 9’ y ‘Monstruoso’ según comentaba su productora ejecutiva. Teniendo entre manos una producción de CBS para el verano, televisivamente no era factible presentar una historia de la misma forma que en la novela.

En ‘Zoo’ debían poner todo sobre la mesa en los primeros 50 minutos, y se nota. Dedican muchos minutos a conversaciones puramente explicativas y expositivas, dejando el resto del capítulo a secuencias de imaginario suspense resultado de los ataques. Aunque visualmente toda la parte de África luce (y de hecho, se supone que lo seguirá haciendo ya que los personajes van a viajar por todo el mundo), argumentalmente es tan plana, tan básica y tiene efectismos tan imperdonables que en ningún momento atrapa o interesa. Aburre y las secuencias de acción se desenvuelven con torpeza.

Los leones deben ser salvajes, no deben estar confinados en pequeñas jaulas y obligados a hacer todo tipo de trucos, con frecuencia bajo amenaza de palizas. Debería ser la primera serie cancelada del verano (PETA)

No tiene pinta tampoco de que ‘Zoo’ sea la clase de serie que introduce temas relevantes con respecto al asunto de cómo la humanidad afecta a los animales salvajes, a sus hábitats, provoca extinciones y demás. No es que esté de acuerdo con la PETA (People for the Ethical Treatment of Animals), que están indignados porque los productores presumen constantemente de haber empleado animales en el rodaje y recurrido muy poco al CGI.

El caso es que, si tenemos que juzgar por el primer capítulo, seguramente todo seguirá la línea de investigación conspiranoica y quema-tramas que vayan más a por el enganche y a por el impacto a corto plazo que a trascender. Y si el piloto es el episodio en el que más se cuida el factor enganche, el carisma, la diversión o cualquier cosa similar al entretenimienro, estamos apañados.

Al menos siempre es positivo ver a James Wolk protagonizando una serie.

En ¡Vaya Tele! | Estrenos del verano 2015

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir