Publicidad
Publicidad

RSS Cary Grant

11 besazos de cine

15 Comentarios
11 besazos de cine

Hoy es el Día internacional del beso —vivimos en una época en la que absolutamente todo tiene que tener su día, si no, no estamos contentos—, y en Blogdecine lo celebramos con una de esas polémicas, como todas, listas, cómo no, de besos. He procurado abrir el abanico yendo más allá del beso romántico, aunque si nos ponemos exigentes, también hay diferentes formas de romanticismo.

Como otras veces no se ha pretendido hacer un top de besos, creo que sería prácticamente imposible, sino la de reunir once besos que, por una razón u otra, considero inolvidables.

Pasad y besaros, y por favor, no lo hagáis única y exclusivamente en su día.

Leer más »

Añorando estrenos | 'Destino: Tokio' de Delmer Daves

1 Comentario
Añorando estrenos | 'Destino: Tokio' de Delmer Daves

Tras ‘Alas y una plegaria’ (‘Wings And a Prayer’, Henry Hathaway, 1944) nos vamos al fondo del mar con la ópera prima de uno de los escritores y directores más interesantes de los años cuarenta y cincuenta en el cine estadounidense: Delmer Daves. El que había participado en libretos de películas como ‘La reina Kelly’ (‘Queen Kelly’, Erich Von Stroheim, 1929), ‘El bosque petrificado’ (‘The Petrified Forest’, Archie Mayo, 1936) o ‘Tú y yo’ (‘Love Affair’, Leo McCarey, 1939) debutaba con un film bélico perteneciente a lo que podría considerarse un sub-género: películas de submarinos.

En pleno 2016 podemos echar la vista atrás y en el citado subgénero podemos citar algunas películas que bien merecen estar en una especie de podio. Trabajos de directores como Wolfgang Petersen, John McTiernan, Tony Scott o Jonathan Mostow están en la mente del aficionado. ‘Destino: Tokio’ (‘Destination Tokyo’, 1944) fue de las primeras, en una época en la que no eran tan comunes, y su misión era la de levantar el ánimo entre la sociedad estadounidense y los combatientes. La diferencia con el grueso de este tipo de films la marca el trabajo de Daves.

Leer más »
Publicidad

El imprescindible Cary Grant

6 Comentarios
El imprescindible Cary Grant

"Para tener éxito con el sexo contrario diles que eres impotente; ellas no podrán evitar el refutarlo."

Un 18 de enero nacía Cary Grant —nombre verdadero: Archibald Alexander Leach—, uno de los mejores actores jamás aparecidos frente a una cámara. Era tan bueno que hasta solía interpretar de espaldas mejor que nadie, tal y como lo muestran algunas de las secuencias más memorables de su filmografía, llena de títulos imprescindibles. Grant podía presumir de formar parte de la inspiración para James Bond, cuyo autor, Ian Fleming, le consideraba el mejor para interpretar a 007. Que Grant nunca haya ganado un Oscar —sólo le nominaron dos veces— es una de las grandes insjuticias en el mundo del cine. En su vida personal, fue un defensor acérrimo del uso del LSD; se le consideraba bisexual y se le atribuye una relación con Randolph Scott, con quien vivió durante doce años. Era la elegancia personificada; en dicho aspecto nadie ha sido jamás capaz de igualarle.

Películas imprescindibles para un buen homenaje: 'Arsénico por compasión' ('Arsenic and Old Lace', Frank Capra, 1944), él decía que era la peor película que había hecho, pero se trata de una de las cumbres de la comedia; 'Un corazón en peligro' ('None But the Lonely Heart', Clifford Odets, 1944), su segunda nominación al Oscar a mejor actor principal, probablemente el personaje más arrriesgado de toda su filmografía; 'Tú y yo' ('An Affair to Remenber, Leo McCarey, 1957), por tener una cita en lo alto del Empire State con Deborah Kerr; 'Con la muerte en los talones' ('North By Northwest, Alfred Hitchcock, 1959), por ser el falso culpabe perfecto en una de las más emocionantes aventuras de su autor; 'Charada' ('Charade' Stanley Donen, 1963), por amar a Audrey Hepburn en una trama de suspense muy retorcida.

Leer más »

Alfred Hitchcock: 'Con la muerte en los talones', la emoción

11 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Con la muerte en los talones', la emoción

‘Con la muerte en los talones’ (‘North By Northwest’, Alfred Hitchcock, 1959) supuso la única película que el director británico hizo para la Metro Goldwyn Mayer, para la que un principio iba a dirigir ‘Misterio en el barco perdido’ (‘The Wreck of the Mary Deare’, 1959), película que terminaría dirigiendo Michael Anderson, porque Hitchcock y el guionista, Ernest Lehman, consideraron que el impresionante planteamiento inicial no podía ser mejorado en el desarrollo posterior —los que hayáis visto el film con Gary Cooper entenderéis a lo que se refería—, así que enseguida se pusieron con el presente proyecto.

Así pues el director expresó su idea de realizar un thriller con el monte Rushmore como escenario, y Lehman se puso manos a la obra, escribiendo un primer tratamiento inicial de pocas páginas que entusiasmó a Hitchcock. Suele decirse que ‘Con la muerte en los talones’ resume a la perfección los elementos de la etapa americana del maestro del suspense, afirmación nada exagerada a la que hay que añadir que también sentó la base de muchos futuros blockbusters y films de acción modernos, que se inspiraron en ella hasta la saciedad.

Leer más »

Alfred Hitchcock: 'Atrapa a un ladrón', la sofisticación

5 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Atrapa a un ladrón', la sofisticación

‘Atrapa a un ladrón’ (‘To Catch a Thief’, Alfred Hitchcock, 1954) supone la tercera colaboración entre el director y la actriz Grace Kelly, su actriz predilecta junto a Ingrid Bergman, de las que siempre buscó imitadoras sin conseguirlo. También supone la tercera colaboración con el actor Cary Grant, quien un año antes había anunciado su retirada del cine debido al nuevo estilo de intérpretes de método salido de lugares como el Actor’s Studio, con figuras como Marlon Brando, y su innumerable galería de tics, a la cabeza.

Grant fue convencido para intervenir en esta película, la cual logró excelentes resultados de taquilla, haciendo que el actor estuviese once años más en la profesión. ‘Atrapa a un ladrón’ es considerada una de las obras menores de Alfred Hitchcock, pero yo prefiero expresarlo de otra forma: no estamos ante una obra maestra, pero sí ante una gran película. Además, éste aguanta muy bien el siempre implacable paso del tiempo, ganando en cada nuevo visionado.

Leer más »

Cine en el salón: 'Operación Whisky', deliciosa

14 Comentarios
Cine en el salón: 'Operación Whisky', deliciosa

Sin ánimos de parecer un nostálgico irredento o un abuelete que sólo sabe mirar hacia atrás, cuando uno revisa cintas como la que hoy va a ocupar nuestro tiempo de Cine en el salón, lo primero que piensa al finalizar su visionado es que "ya no se hace cine como el de antes": cine de ese capaz de mantenerte con una sonrisa de oreja a oreja durante el cien por cien de su duración en virtud de unos valores que se mantienen incólumes con el paso de los años, aumentando si cabe su efectividad máxime si, como es el caso, el recuerdo que se tenía de él era de hace la friolera de tres décadas.

Y es que 'Operación Whisky' ('Father Goose', Ralph Nelson, 1964) —que digo yo, ¿qué trabajo costaba titularla 'Papá Ganso'?— es uno de esos títulos que, grabados en VHS cuando era un enano, fueron regastados de los incontables visionados a los que fue sometida la cinta. Y no lo digo por decir, que recuerdo perfectamente tener que tirar el videocasette a la basura porque la cinta ya no daba más de sí. Consecuencia directa del gratísimo recuerdo que guardaba sobre ella, era el temor a acercarme con mis treinta años más a uno de mis tesoros de la infancia. Un temor que, huelga decirlo, era completamente infundado.

Leer más »
Publicidad

Alfred Hitchcock: 'Sospecha', primer encuentro con Cary Grant

6 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Sospecha', primer encuentro con Cary Grant

'Sospecha' ('Suspicion', Alfred Hitchcock, 1941) es la segunda película inglesa —equipo, argumento, ambientación— en suelo estadounidense. Supuso el primer encuentro entre el maestro británico y uno de los intérpretes que más trabajaría con él, Cary Grant, la elegancia personificada y un actor dotado sobre todo para la comedia, aunque también capaz de dar vida a personajes siniestros, y en el mejor de los casos la ambigüedad era la mejor de sus armas. A las órdenes de Hitchcock el actor inglés realizó algunas de sus más recordadas interpretaciones, llenas de matices y con una intensidad muy controlada. Un binomio perfecto para cuatro películas estupendas enmarcadas dentro del más puro suspense y aventuras. 'Sospecha' supuso además uno de los más agrandes éxitos de Hitchcock, lo que le daría una envidiable libertad creativa a partir de ese momento.

Basada en una obra de Francis Iles titulada 'Before the Fact', la película fue escrita por Alma Reville, Joan Harris y Samson Raphaelson, quien más de una vez declaró que este era el mejor guión en el que había intervenido nunca, lo cual no deja de ser llamativo si le echamos un vistazo a su filmografía como escritor, en la que figuran joyas como 'Remordimiento' ('Broken Lullaby', 1932), 'Un ladrón en la alcoba' ('Trouble in Paradise', 1932) o 'El diablo dijo no' ('Heaven Can Wait, 1943), todas ellas dirigida por Ernst Lubitsch. El guión de 'Sospecha' evoluciona de comedia a drama de suspense y un final que aún a día de hoy es de lo más criticado de la cinta. El maestro quería otra conclusión, quizá más lógica, pero la que contiene no anula un film que si no es una de las obras maestras de su autor poco le falta.

Leer más »

El amor en 32 películas (VII): 'Historias de Filadelfia' de George Cukor

11 Comentarios
El amor en 32 películas (VII): 'Historias de Filadelfia' de George Cukor

Hasta ahora en este especial hemos hablado de tratamientos sobre el sentimiento amoroso desde una perspectiva seria o dramática. Hoy le toca el turno a una comedia, no exenta de algún instante dramático, que es ya un clásico incólume de la historia del cine por muy exagerada que parezca la expresión. 'Historia de Filadelfia' ('The Philadelphia Story', George Cukor', 1940) parte de una obra teatral de Philip Barry, y que en Broadway fue interpretada por Katharine Hepburn, Joseph Cotten y Van Heflin. El éxito fue atronador y la mítica actriz, que aquel entonces era considerada "veneno para la taquilla" se las ingenió para comprar los derechos y llevarla al cine. En realidad, su amante por aquel entonces, Howard Hugues, fue quien los compró y se los regaló. Lo que no haga el sexo, digo el amor...

La Hepburn puso todo su empeño en llevar la adaptación a buen puerto. Joseph L. Mankiewicz como productor y George Cukor como director eran apuestas seguras hacia el éxito y la calidad. La actriz quiso imponer a Clark Gable y Spencer Tracy en los papeles que luego harían respectivamente Cary Grant y James Stewart, pero mientras el segundo estaba comprometido con 'El increíble caso del doctor Jekyll' ('Dr. Jekyll and Mr. Hyde', Michael Curtiz, 1941), el primero alegó homófobas razones al respecto de la elección de Cukor, quien fue despedido del set de 'Lo que el viento se llevo' ('Gone With the Wind', Victor Fleming, 1939) porque el bigotudo actor sentía su hombría amenazada por la homosexualidad del director. Ver para creer, comprender para despreciar.

Leer más »

Los sinsabores de la gran screwball

11 Comentarios

Ve el video en el sitio original.

La screwball es posiblemente una de las variantes de comedia por las que siento más preferencia. Diálogos rapidísimos, farsas que implican enredos sociales, sentimentales y muchas veces jurídicos, implican, la mayor parte de veces, estupendas miradas a las sociedades que retratan sin perder nada de la liviandad, agilidad o felicidad que las caracteriza.

'Arsénico por compasión' (Arsenic and Old Lace, 1944) es una de las cimas de la alta comedia, dirigida por un Frank Capra absolutamente dispuesto a ser servicial e inflamar el estilo y respetar el alocado libreto de Philip y Julius Epstein, partiendo de una obra teatral de Joseph Kesselirng. Protagonizada por Cary Grant, la película propone una situación de Halloween en la que varias situaciones del género del thriller y del horror se van dinamitando las unas a las otras por acumulación.: el mad doctor (Peter Lorre), su criatura de Frankenstein (Raymond Massey), los extraños que invaden la casa, la presencia de cuerpos por descubrir.....junto con la cómica idea de que las dos asesinas mayores son las adorables viejecitas.

Por contraposición, y contando también con Cary Grant, Howard Hawks filmó la brillante 'La Fiera de mi niña' (Bringing Up Baby, 1938) seis años antes, siendo un ejemplo de catástrofe y anarquía casi inverosímil, con una riqueza visual y temática en muchos aspectos insuperada. Me gusta pensar que en la screwball, si dejamos al margen el muy distinto papel que llevaron a cabo George Cukor o Ernst Lubitsch (un rol, si se quiere, más estético o ideológico), podemos imaginar que hay películas más arsénicas y otras más fieras.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos