Publicidad

Max von Sydow: las 11 mejores películas para conocer a una leyenda sin miedo al fracaso
Actores y actrices

Max von Sydow: las 11 mejores películas para conocer a una leyenda sin miedo al fracaso

Desde sus numerosas colaboraciones con el director sueco Ingmar Bergman hasta las películas más populares de Hollywood, incluyendo franquicias mastodónticas, series populares y fiascos inolvidables, Max von Sydow fue un elemento clave del cine mundial durante décadas que salvó y/o mejoró cada proyecto en el que participó.

Una leyenda para siempre

El actor franco-sueco Max Von Sydow, protagonista de una docena de películas dirigidas por su compatriota y amigo Ingmar Bergman antes de embarcarse en una exitosa carrera internacional, murió el lunes a los 90 años.

Nacido como Carl Adolf von Sydow el 10 de abril de 1929 en Lund, Suecia, de madre maestra de escuela y padre etnólogo y profesor de universidad, el futuro "Max" creció en una familia rica y fue un apasionado de teatro de la escuela, donde, con algunos amigos, fundó una pequeña compañía amateur.

Descubierto por el director teatral Alf Sjoberg, von Sydow se convirtió en el actor favorito de Ingmar Bergman. Hasta 1971, el cineasta sueco contará con el actor hasta en 13 ocasiones, con interpretaciones muy recordadas en varias obras maestras: 'El séptimo sello' (1957), 'Fresas salvajes' (1957), 'El manantial de la doncella' (1959) o 'La hora del lobo' (1967). Pero como no solo de obras maestras suecas vive el hombre, vamos a recordar algunas de las películas más interesantes para conocer a una leyenda de la interpretación que no conocía el miedo.

El exorcista

En la adaptación de la novela de William Peter Blatty, el director William Friedkin aplicó la religiosidad de las actuaciones de von Sydow en el cine de Bergman para convertirlo en perfecto padre Merrin. Su papel, el de un exorcista con la misión de erradicar al diablo en la ciudad de Washington. Su humanidad y su fe en pantalla convierten a su Merrin en un elemento inolvidable de una película irrepetible.

Los tres días del cóndor

Una película que conspira contra la CIA con escenas ambientadas en el World Trade Center se disfruta casi más ahora que entonces. No es el mejor ni el más alocado thriller setentero, porque ahí están 'El último testigo' (The Parallax View) o 'Capricornio Uno', pero esas otras no tenían a Max von Sydow en plan asesino implacable. Tal vez el mejor trabajo de Sydney Pollack.

Flash Gordon

El espectacular y muy camp (y a su manera trash) clásico de culto de ciencia ficción producido por Dino De Laurentis, dirigido por Mike Hodges, es prácticamente un cómic cinematográfico de cabo a rabo. Max Von Sydow, Topol y Timothy Dalton desempeñan sus roles con energía y compromiso. Su Ming, villano de la función, es tan icónico como la camiseta del protagonista o la banda sonora de la película.

Hannah y sus hermanas

Era inevitable que Woody Allen contase con el actor favorito de Bergman en una de sus películas. Además, en una de las mejores: una potente dramedia sobre los lazos familiares rotos por el desencanto del amor. Renegando sobre sobre su pasado, el personaje de von Sydow es otro portavoz de Allen, pero también es ese hombre mayor que ha perdido su fe en el amor y la vida.

Extraño brebaje (Strange Brew)

A principios de los años 80, von Sydow no se conformó con la epopeya espacial y se apuntó a la desmadrada comedia canadiense junto a Rick Moranis . 'Extraño brebaje' es una mezcla imposible donde Sydow encaja perfectamente. Después de tantos años de represión y contención grave tuvo que ser un alivio poder meterse en semejante disparate entrañable.

Pelle el conquistador

Von Sydow recibió su primera nominación al Oscar al mejor actor en la adaptación de la novela de Martin Andersen Naxo dirigida por Bille August. Tal vez la película no será la más recordada del legendario intérprete, pero su histórico dato de la nominación deja claro que de nuevo se entregó al máximo en un drama excesivamente largo.

La tienda (Needful Things)

Le cuesta arrancar, pero cuando llega a su velocidad de crucero (la velocidad de crucero que puede alcanzar una peli que parece rodada en unas prácticas de un curso de cinematografía para la tercera edad), se deja ver con ese cariño tan típico de los thrillers sin pretensiones de los 90. Por supuesto, lo más destacado de la función era su interpretación y cómo se notaba lo bien que se lo estaba pasando. Por algo estábamos en territorio Stephen King.

Shutter Island

Durante la década de 2010, von Sydow ya no se dejaba ver tan a menudo (a pesar de que aún recibiría otra nominación), por eso su aparición engrandece la película de Martin Scorsese. Aquí interpreta a un psiquiatra que provocaba una inquietud muy especial. 'Shutter Island' es una película de terror con un reparto excepcional y un montón de grandes ideas, pero donde las vibraciones de la estrella traspasaban la pantalla.

Tan fuerte, tan cerca (Extremely Loud & Incredibly Close)

Una película que no debería estar aquí, pero que supuso la segunda nominación al Óscar para Max von Sydow. Una película de dudoso gusto sobre temas demasiado delicados y recientes con un reparto de estrellas aportando su granito de arena al recuerdo a los caídos. Algo para olvidar pero donde el astro lució palmito neoyorquino.

Cazafantasmas II

Sin acreditar, pero poniendo su voz y su carisma al villano de la función, el mítico Vigo a quien puso rostro Wilhelm von Homburg. Otro título muy menor para una leyenda como von Sydow, pero también una muestra de las ganas que siempre tuvo a la hora de coger el toro por los cuernos.

Minority Report

Un gran villano para una gran película. Philip K. Dick, Steven Spielberg, Hitchcock y Cruise. Spielberg advirtió sobre una sociedad dispuesta a renunciar a algunos derechos civiles por una posible seguridad ilusoria apenas un año después del 11 de septiembre. Vista ahora mismo, da mucho juego. Tanto como que estamos ante un clásico.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios