Compartir
Publicidad

Te querré siempre, Ingrid

Te querré siempre, Ingrid
Guardar
10 Comentarios
Publicidad

Cien años de tu nacimiento. 75 de enamorar al doctor Jekyll y su alter ego. 74 de encontrar al amor de tu vida, y tener que dejarlo marchar recordándolo sólo en París. 73 de pasearte por la Guerra Civil española al lado de Gary Cooper en una de las películas más aburridas de Sam Wood. 72 que Charles Boyer te quiso volver loca en un glorioso remake de una cinta de Thorold Dickinson —tu primer Oscar—. 71 hace que ayudaste a Gregory Peck a liberarse de sus fantasmas de la infancia, o de enamorar a Cary Grant, en alguno de tus escarceos con Alfred Hitchcock.

65 años hace de tu matrimonio con Roberto Rossellini, con quien protagonizarías cintas que iban más allá de la ficción, a tocar una realidad palpable y latente de un pueblo en recomposición. Hace 61 años fuiste Juana de Arco. Hace 59 Anastasia —tu segundo Oscar—, los mismos que celebraste a las órdenes de Jean Renoir que el amor era la vida, y viceversa.

En tu madurez fuiste uno de los asesinos a las órdenes de Sidney Lumet adaptando a Agatha Christie —tu tercer Oscar—, y en tu última película para el cine te pusiste a las órdenes del sueco de idéntico apellido para un duelo madre-hija.

Aquí seguimos, recordándote.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos