Amor, locura y gatitos: Benedict Cumberbatch lidera el afortunado y excéntrico biopic de Louis Wain
Críticas

Amor, locura y gatitos: Benedict Cumberbatch lidera el afortunado y excéntrico biopic de Louis Wain

A los ingleses nunca les ha interesado especialmente los biopics, pero cuando los han abordado, han procurado hacerlo desde un punto de vista diametralmente opuesto al canónico y castrante modelo usamericano, tanto en sus aspectos narrativos como estéticos.

Este 'Mr. Wain', firmado por Will Sharpe (feliz coincidencia; hay en el retrato de su protagonista la misma ternura torpona y conmovedora, el mismo sentimiento de no pertenecer del todo al mundo de Henry Wilt, Frederic Frensic o Lockhart Flawse) responde afortunadamente, incluso de forma ejemplar, a este planteamiento, combinando humor y tragedia en el relato de la singularísima vida de Louis Wain, artista inglés especializado en dibujos de gatos, obsesionado por la electricidad y esquizofrénico, cuya obra se presenta a menudo como ejemplo de cómo el padecimiento mental afecta a la percepción.

Los solitarios aficionados a los gatitos, tan encantadores ellos a la hora de desbordar las redes sociales con sus adorables fotografías, encontrarán sin duda una razón de peso para disfrutar esta película y sumergirse en la apasionante obra de Wain. Pero mucho cuidado: esta es algo más que una película simplemente "bonita".

Acierta Will Sharpe en abordar la historia en forma de envenenado cuento de hadas, más si lo hace contando con la cálida voz de Olivia Colman. Su otro gran hallazgo son sus protagonistas, un bigotudo Benedict Cumberbatch, en una nueva muestra de su habilidad para moverse con igual soltura en el universo mainstream y en el independiente, y una bellísima y talentosa Claire Foy, que encarna con inusitada fuerza al interés amoroso del artista.

'Mr. Wain' y el reto de plasmar una "vida eléctrica"

Tan interesante resulta la voluntad del director en acercarse en sus secuencias y encuadres al mundo visual del creador, con un ojo especial para el detalle y la paleta de colores, de una forma parecida a otro biopic británico reciente, 'La Sra. Lowry e hijo' (Adrian Noble, 2019), a partir de la experiencia vital del pintor L.S. Lowry.

The Electrical Life Of Louis Wain

Con la intención de dotar a su obra de este barroquismo febril y colorista que la acerca a la obra de Wain al mismo tiempo que ayude a comprender su dolor y su comportamiento, Sharpe se acerca al estilo visual y recargado de Terry Gilliam, al de Wes Anderson y, a veces, al de Tim Burton, con cuya 'Big eyes' (2014) tiene numerosos elementos en común.

A veces, incluso, 'Mr. Wain' parece la película que Terry Jones, miembro de los Monty Python y director en solitario de obras tan estimables como 'Servicios muy personales' (1987) y 'Viento en los sauces' (1996), habría querido realizar en vida.

Más allá de su acertadísima aproximación estética y la innegable valía de sus interpretaciones, lo que permanece de 'Mr. Wain' es su historia de amor, tocada por la sombra de la enfermedad y la muerte, desde la perspectiva de una mente herida, pero también dotada de una imparable capacidad creadora que es aquí el asidero de la regeneración y la salvación.

Mr Wain

Temas
Inicio