Publicidad

'Capítulo 0': Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla mantienen el nivel en una temporada 2 demencial
Críticas

'Capítulo 0': Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla mantienen el nivel en una temporada 2 demencial

Publicidad

Publicidad

Un año después del regalo que supuso la primera temporada de 'Capítulo 0', Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, acompañados por sus escuderos habituales, regresan por todo lo alto con ocho nuevos capítulos autoconclusivos de 25 minutos con el ingenio, la desvergüenza y la maestría de siempre. La mejor noticia para la televisión nacional del año vuelve a ser chanante.

Corazón salvaje

Detrás de las cámaras, Ernesto Sevilla se encarga de siete de los ocho episodios de la temporada, dejando a Miguel Esteban uno de los grandes episodios de la temporada, que responde al título de 'El pez dorado' y del que es mejor no desvelar demasiada información, aunque los más afines al trabajo de uno de los homenajeados lo tendrán fácil con el título.

Por su parte, delante de las cámaras, nos encontramos con un nutrido reparto de sospechosos habituales que llenan la serie entre protagonistas, secundarios y cameos: Paco León, David Broncano, Pablo Motos (productor en la sombra), Miren Ibarguren, Verónica Forqué, Hugo Silva, Arturo Valls, Javier Botet, Ingrid García-Jonsson o Adriana Torrebejano, entre otros, se suman al reparto.

La segunda temporada de 'Capítulo 0' vuelve más elaborada, con un estilo más cinematográfico si cabe (y mira que les gusta cinematografiar) y más madura que nunca, pero con el mismo surrealismo de siempre. Las nuevas historias traen héroes de culebrón, espías de la guerra fría, perros que hablan fenomenal, vidas cruzadas por un terremoto, mujeres con problemas documentados, zapatiestas en platós de televisión o vidas ejemplares del todo inesperadas con una dosis extra de azúcar glas. 

Además, sus dos estrellas principales se suben a la ola de la autoficción con un biopic macabro y sobredimensionado y una historia paternofilial muy navideña, respectivamente. 'Capítulo 0' mantiene el nivel en una temporada 2 demencial y necesaria que, además, confirma (como si no estuviera ya confirmado de antes) el talento natural de Miguel Esteban como uno de los escritores de comedia más abrumadores de nuestro universo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir