Compartir
Publicidad
'Dilema': la proposición indecente de Renée Zellweger en Netflix que quizá no quieras aceptar
Críticas

'Dilema': la proposición indecente de Renée Zellweger en Netflix que quizá no quieras aceptar

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Se entiende mucho de 'Dilema' si vemos que quien está detrás de la serie es nada menos que Mike Kelley, el creador de 'Revenge', es decir, el duelo a lo "Conde de Montecristo" entre Madeleine Stowe y Emily Van Camp y que duró la friolera de cuatro temporadas. Un culebrón con todas las de la ley que fue de más a menos.

En esta ocasión es Netflix la que pone la pasta y rostros famosos como Renée Zellweger para montar la primera temporada de 'Dilema' ('What/if'). En Forbes, Mike Kelley comentó que su idea sobre la serie viene del hecho de que vivimos en una era de moralidad subjetiva en el no están claras las líneas de "lo correcto".

Zellweger interpreta a Anne Montgomery, una inversora de alto riesgo que se ha labrado toda una reputación en el mundo de los negocios. Millonaria, segura de sí misma y con ansias de poder y de destrozar las vidas de los que se pongan en su camino. Que es lo que le toca a Lisa Donovan (Jane Levy), fundadora de una prometedora start-up que promete toda una revolución farmacéutica.

Tras ser rechazada por gran parte de los inversores, Lisa se encuentra con la generosa oferta de Montgomery: le financiará a cambio de pasar una noche con su marido. Esta proposición indecente (paralelismo que no ocultan desde la serie) causará un efecto dominó que hará que toda una trama de secretos, pecados del pasado y mentiras dinamite todo el mundo de la joven.

Una Zellweger intensita en un culebrón que le falta ir a lo grande

El personaje de Zellweger recuerda al de Glenn Close en 'Atracción Fatal' (con una mezcla con el de 'Daños y prejuicios') pero pasado de vueltas (se entretiene lanzando flechas en su ático hacia el culo de una estatua de madera y cosas así). Es una mujer madura que solo parece saber hablar con dobles sentidos y un tono seductor. Pero, sobre todo, nos hace preguntar qué hace ahí la actriz.

Y es una pregunta que nos hacemos desde el primer minuto. Porque la serie no engaña en su descripción ya que thriller social es decir "culebrón" (y barato a juzgar por lo efectos visuales) con palabras bonitas. Lo del neo-noir ya no sé exactamente a qué se refieren porque de "neo" tiene bastante poco ya que recoge lo peor y lo mejor del thriller noventero.

Así que nos encontramos con una serie que busca, también con un tono culebronesco, responder el qué pasaría si alguien medianamente honrado empezara a ser cosas "deshonrosas" y todo lo que ello desata.

Pero Jane Levy no es una Heisenberg ni estamos ante un 'Breaking Bad' en el que el personaje principal entra en una espiral al infierno que ella misma provoca. Ella intenta mantenerse (todo lo que puede, al menos) como la brújula moral. Quizá demasiado, ya que siendo el personaje más "anclado", termina sin encajar en la parafernalia de la serie.

Whatif 106 Sg 0004 R

Con su música y su puesta en escena tan propia del género, 'Dilema' parece invitarte o a entrar del todo o a salir por patas. Y el caso es que si decides entrar del todo en la propuesta indecente de Zellweger uno no termina de ser recompensado plenamente, por lo que la serie deja un regusto no muy agradable.

En la antes citada 'Revenge' Mike Kelley supo, por lo menos en la primera temporada, abrazar el culebrón y darnos algo que enganchaba cosa mala. El gran problema de 'Dilema' es que el viaje, esa droga de la buena que promete termina siendo algo decepcionante.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio