Compartir
Publicidad
'Eliminado', Facebook y Skype son el mal
Críticas

'Eliminado', Facebook y Skype son el mal

Publicidad
Publicidad

El año pasado Nacho Vigalondo rompió con la narrativa tradicional –aprovechando tanto found footage y ejercicios por el estilo− con ‘Open Windows’, a juicio de quien esto firma, su mejor película; a tenor de los resultados taquilleros la película parece no existir. Ahora nos llega de Hollywood lo que casi parece un plagio, al menos en forma, del film de Vigalondo, esto es, narra una historia a través de la pantalla del portátil –conviene recordar que el film del cántabro posee más puntos de vista que una pantalla−.

‘Eliminado’ (‘Unfriended’, Leo Grabriadze, 2015) es el título del despropósito que nos ha llegado hace un par de semanas. Una nadería que mezcla algunas de las soluciones visuales vistas en ‘Open Windows’ con la típica historia de fantasmas, apadrinada por el temible Timur Bekmambetov y Jason Blum, productor de larga trayectoria de lo más diversa, pero con un buen puñado de films de terror a sus espaldas, como por ejemplo la saga de ‘Paranormal Activity’, con la que ‘Eliminado’ guarda obvios paralelismos.

Eliminadof2

(From here to the end, Spoilers) Olvidémonos de la laboriosa puesta en escena, así los directores menos capacitados pueden esquivar el narrar con la cámara, que diría Douglas Sirk, y muchos más, sólo hay que coger a un pequeño grupo de jóvenes como protagonistas –al menos en eso no se falla, el esquema clásico sigue siendo modelo a seguir−, a ser posible tres hombres, entre los que habrá un guaperas tonto, un guaperas inteligente, y el gordo inteligente. Ellas, todas unas cachondas espectaculares y con menos cerebro que un mosquito.

En la red todo el mundo sabrá todo sobre ti

En lugar de hacerles interactuar, ya sea en una Universidad, en una casa encantada, o en un parque de atracciones, se les pone a todos delante del ordenador, por aquello de ser coherente con las nuevas tecnologías, y su excesivo uso, conéctales vía Skype, abre unas cuantas cuentas de Facebook, mete un vídeo de un suicidio, y hala, premisa servida en bandeja para todo aquel que no quiera hacer trabajar a sus neuronas. De vez en cuando viene bien. No.

Eliminadof3

El mencionado suicidio tendrá muy graves consecuencias para los seis descerebrados, al acoplarse en la conversación lo que parece el fantasma de Laura –dicho así encantaría a Otto Preminger− para recordarles que todos tienen secretos inconfensables, llegando el momento de hacerlos públicos —por supuesto el sexo y quién se ha follado a quién, será crucial—, mientras uno a uno van cayendo como moscas en su propia casa, el hogar que esta vez no supone ninguna clase de protección, porque en los últimos años los fantasmas se saltan a la torera todas las reglas habidas y por haber, no respetan ni la posible intimidad que uno pueda tener. Cabrones.

Por supuesto el director narra la historia imaginada, en un prodigio de inventiva, por Nelson Greaves, a través de ventanas superpuestas de Facebook, Skype, Spotify y mil cosas más, de forma que centrará en una ventana más grande los hechos “importantes”, esto es, todas las muertes, incluida la final y que ya ocurre fuera de campo, el cibernético, claro. Si el espectador ha perdido el tiempo hora y media en su casa navegando por Internet mientras charlaba por cualquiera de los mil chats que hay y se ha entretenido, entonces puede que ‘Eliminado’ no le aburra, porque contiene exactamente el mismo interés, con la peculiaridad de un fantasma, que como tal, tiene acceso absolutamente a todo. El todo vale como excusa para justificar la mediocridad.

Otra crítica en Blogdecine:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos